Guadalajara apagó el 'Volcán'

Aún no eran las seis de la tarde, cuando en las afueras del Estadio Tecnológico había un tráfico increíble, ya que la afición felina tenía la tarea de llegar temprano al inmueble para apoyar a los...
Aún no eran las seis de la tarde, cuando en las afueras del Estadio Tecnológico había un tráfico increíble, ya que la afición felina tenía la tarea de llegar temprano al inmueble para apoyar a los Tigres.
 Aún no eran las seis de la tarde, cuando en las afueras del Estadio Tecnológico había un tráfico increíble, ya que la afición felina tenía la tarea de llegar temprano al inmueble para apoyar a los Tigres.

Dulce Moncada | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Universitario, 9 de Mayo de 2007

  • Ambientazo en el Uni

Aún no eran las seis de la tarde, cuando en las afueras del Estadio Tecnológico había un tráfico increíble, ya que la afición felina tenía la tarea de llegar temprano al inmueble para apoyar a los Tigres.

Aunque los felinos juegan como locales, los seguidores de las Chivas también intentaron cumplir con su cometido, ya que son Cuartos de Final y, a pesar de ser minoría, hay que hacerse sentir.

Los puesteros no se inclinaron por poner a la venta solamente artículos de Tigres, sino del Rebaño Sagrado, ya que ambos son sinónimo de venta segura.

Los niños les piden a gritos a sus papás que les compren la playera del "Kikín", del "Chueco" Walter Gaitán, del Campeón de goleo Omar Bravo, del "Bofo" Bautista… Y a ellos no les queda de otra más que acceder a comprarla a cualquier precio, no es quincena, pero hay fiesta de futbol y hay que apoyar como se pueda al equipo, eso es un hecho.

Alrededor de todo el estadio, fotógrafos y camarógrafos caminaron por más de 30 minutos para captar la imagen del aficionado atrevido, de los chicos de las barras, de las damas guapas, del político o de la estrella de la televisión. Esta tarde, la espera se debía a Jacqueline Bracamontes, actriz y ex reina de belleza de México, de quien se dice es novia del delantero de los Tigres, Francisco Fonseca. Sigue el rondín y los patrocinadores buscan acaparar la atención de los fanáticos que aún están afuera, pero también la reventa está a todo su esplendor.

Boletos que en taquilla cuestan 125 pesos ahora están por encima de los 300 y nadie hace nada para detener a los revendedores. Seguridad solamente hay para prevenir trifulcas, como la ocurrida hace dos semanas en este mismo escenario ante los Pumas.

Saltó el equipo a la cancha y comenzó la fiesta en el "Volcán" con papeles auriazules por todos lados y los tradicionales cohetones cuando los de casa pisaron el terreno de juego. Gran sorpresa se llevaron los aficionados cuando, al ver la alineación felina, no se encontraba el famoso "Chueco", el 10 de Tigres, Walter Gaitán; el DT Mario Carrillo optó, por alguna razón que después dará a conocer, por mandar a la banca al argentino para brindarle su confianza a Juan Pablo García.

Conforme fue avanzando el partido, el ánimo se fue a menos con la anotación al minuto 20 del zaguero del equipo tapatío, Diego Martínez. Mientras más de 30 mil seguidores de Tigres lamentaban la anotación rojiblanca, afuera del estadio muchos aficionados corrían de un lado hacia otro buscando la puerta por la que debían  ingresar, otros buscaban revendedores mientras alguno localizaba por teléfono a algún amigo o familiar para recibir su boleto de entrada, todo esto con los nervios de punta por desconocer lo que estaba ocurriendo en la cancha.

Los suspiros y las lamentaciones se dieron constantemente durante los primeros 45 minutos con las aproximaciones del "Loquito" García y del "Kikín" Fonseca.

Pasaron 15 minutos de relajación en el medio tiempo y nuevamente 22 jugadores se posesionaron de la cancha.

Seis elementos de equipo local calentaban a lado de la banca, uno de ellos era el ídolo, Walter Gaitán.

Siguen las llegadas al arco de Luis Michel, Fonseca y García no tienen comodidad para tirar a la portería rojiblanca y en las gradas eso provoca que la cerveza no se trague con el mismo gusto; para la gran mayoría, voltear a ver la pizarra hace que las mariposas revoloteen en el estómago, pues el cronómetro sigue corriendo.

De repente todos gritaron, miraban hacía la banca felina. Gaitán terminaba de calentar y ya estaba poniéndose la 10 ante el unísono grito de la hinchada auriazul. Carrillo le daba instrucciones y el árbitro central ordenaba el cambio. Mario Ruiz salió de la cancha entre aplausos, pero más grande fue la ovación al jugador de Tigres.

La esperanza de que en el marcador pronto apareciera el mismo número creció, pero el visitante seguía con el uno y Tigres con una rosquilla.

A los pocos minutos del ingreso de Walter, un balón fue estrellado en el larguero de Chivas. "¿Quién le pegó, quién le pegó?", preguntaban en lo alto del estadio. Era el "Divino", el que había entrado minutos antes, fue el que estremeció ahora a los seguidores del Guadalajara y el que provocó que miles de Tigres se mecieran los cabellos.

Pero José Manuel de la Torre tenía que ajustar a su cuadro. Llamó al 100, a Adolfo Bautista, quien no tardó en crear una jugada que se convirtió el segundo gol de los tapatíos gracias a la buena ubicación del "Venado" Medina. Justo durante la semana los delanteros de Tigres llamaron lenta a la zaga de Chivas, pero esta tarde quedó demostrado que la de casa también tiene lo suyo.

Un minuto después del gol, al ';72, Francisco Fonseca respondió por Tigres para el 2-1 que hizo que el Universitario enloqueciera.

Pero el gusto no le duró mucho a los regios, pues el jovencito Omar Esparza terminó con los sueños al fusilar a Cirilo Saucedo con un disparo por el costado izquierdo para el 1-3.

El estadio enmudeció, solo los "Libres y Lokos" cantaban ante la rechifla de los seguidores auriazules. 

Los rostros de preocupación comenzaron a asomarse en la tribuna. Pasaban los minutos y no se veía por dónde Tigres pudiera acercarse. Faltaban diez minutos para el final cuando en los túneles de acceso al estadio se podía ver que la gente salía molesta por el resultado.

Se acabó el encuentro con un marcador a favor del Guadalajara y Tigres tendrá que dar un partido perfecto para poder acceder a la siguiente ronda, lo cual se ve en el papel muy complicado pero la historia dice que hace poco mas de año y medio, los felinos sefueron en Cuartos de Final con un 3-1 en contra ante el América y en el Azteca lo revirtieron. ¿Podrán repetirlo?

Por lo pronto esta tarde no se escuchó "El Rey" de José Alfredo Jiménez en la voz de Vicente Fernández, pero si un abucheo general para Tigres y un mensaje de los "Libres y Lokos" a los jugadores: "Salgan campeones la puta que los parió".

[mt][foto: A.Acosta/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×