Sin complicaciones, el Águila echó al Atlas y va a Semis

Dueñas del partido de principio a fin, las Águilas del América avanzaron a Semifinales en la Liguilla del futbol mexicano al golear al Atlas esta tarde en el Estadio Azteca por marcador de 4-1,...
Dueñas del partido de principio a fin, las Águilas del América avanzaron a Semifinales en la Liguilla del futbol mexicano al golear al Atlas esta tarde en el Estadio Azteca por marcador de 4-1, 7-4 global.
 Dueñas del partido de principio a fin, las Águilas del América avanzaron a Semifinales en la Liguilla del futbol mexicano al golear al Atlas esta tarde en el Estadio Azteca por marcador de 4-1, 7-4 global.

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, 13 de Mayo de 2007 ante casi un lleno

  • Cuauhtémoc hizo dos y puso otro

Dueñas del partido de principio a fin, las Águilas del América avanzaron a Semifinales en la Liguilla del futbol mexicano al golear al Atlas esta tarde en el Estadio Azteca por marcador de 4-1, 7-4 global.

Desplegando un juego práctico, sin complicaciones, con jugadores maduros en todas las líneas y definiendo cuando tenían que hacerlo en las jugadas importantes, el América le pasó encima a un Atlas que desde el minuto 12 se fue abajo en el marcador, un gol que muy temprano sepultó sus aspiraciones.

El primer gol lo anotó Cuauhtémoc Blanco al minuto 13, cuando un rebote dentro del área le cayó a modo y fusiló al portero atlista. Santiago Fernández puso el 2-0, en una jugada de tiro de esquina, cuando Blanco peinó el balón a segundo poste donde el joven americanista estaba solo y anotó con la testa. Al 47’, Navia descontó para los rojinegros, cuando en un desborde, Guardado centró y el chileno alcanzó a rematar para el 2-1. Al 81’, Mosqueda de un potente disparo cruzado a la derecha del arquero, anotó la cuarta anotación de las Águilas.

Si Pachuca logra la victoria ante Santos un poco más tarde, en Semifinales, el América podría medirse ante las Chivas, en lo que sería una edición especial del Clásico de Clásicos que ya se dio en la misma instancia de la Liguilla pasada en la que el Guadalajara resultó vencedor; y si los laguneros logran la sorpresa de echar el Supertuzo, las Águilas irían contra Cruz Azul.

Además, América sigue peleando en la Libertadores con lo que la próxima semana jugará el miércoles ante el Santos de Brasil y el jueves en el torneo local, ambos duelos en el Estadio Azteca.

El Atlas quedó otra vez en la orilla para prolongar así a 56 años su sequía de campeonatos.

PRIMER TIEMPO

El comienzo de la parte inicial tuvo como preámbulo un homenaje a un símbolo del americanismo que falleció la semana pasada, José Antonio Roca. Le entregaron un reconocimiento a su viuda y a algunos familiares que se dieron cita en el Estadio Azteca. Minutos después, el partido dio comienzo, prevaleciendo un juego trabado en la mitad del campo en los primeros instantes, buscando ambos equipos hacerse del balón.

Con el empate global empatado a tres goles, pero con la ventaja para el América por su mejor posición en la tabla general, el Atlas salió con un esquema más ofensivo, apretando a los locales desde la salida. Justo en el arranque, al 3’, el Zorro tuvo una de las oportunidades más claras del primer tiempo, cuando en la media cancha, Guardado recuperó un balón y rápidamente metió un centro de zurda, templado, hacia el "Tripa", quien a pesar de haber quedado solo a la espalda de los centrales, no supo que hacer y remató de cabeza horrible, mandando la pelota a saque de banda.

Dos minutos más tarde, el mismo "Tripa" cobró una falta en el costado izquierdo de la cancha en relación a su ataque, su centro fue a segundo poste y Davino, barriéndose, logró desviar el balón a tiro de esquina.

El juego siguió parejo, con un América un poco más cauteloso que los rojinegros, esperando una genialidad de su "10", Cuauhtémoc, o de Salvador Cabañas y justo este par de hombres fueron los artífices de la primera anotación.

Al minuto 13, Blanco recibió un balón por la izquierda, afuera del área atlista, levantó la vista y cambió de juego hacia Cabañas quien estaba desmarcado del lado derecho, el paraguayo controló el balón, entró al área y mandó un centro raso para Santiago Fernández, quien en lugar de disparar de primera instancia, quiso hacer un recorte y tras rebotarlo en la zaga casi sin querer acabó tocando hacia atrás donde apareció la pierna derecha del "Temo", quien con la técnica que le caracteriza colocó el balón, de manera potente, al ángulo superior a la izquierda del guardameta visitante para el 1-0 (4-3 global).

A partir de este momento, el partido quedó hecho a la medida para el América, quien apostó al cotragolpe y a jugar con la desesperación de los jaliscienses, quienes a pesar de controlar por momentos el balón, no pudieron poner en peligro la meta de Memo Ochoa. La defensa americanista estuvo impenetrable, además de que los atlistas pecaron de imprecisos, incluso Guardado no tuvo el peso que sí logró en el partido de ida.

Al 21’, Cabañas tuvo el 2-0, cuando en un error defensivo, Ayala comprometió el balón cerca de su área al tratar de retrasarlo a su guardameta, Blanco llegó primero a la cita con el esférico y sirvió de taquito a Cabañas, quien dentro del área disparó, pero su tiro salió apenas a la derecha del poste.

Atlas siguió presionando, pero sin llegar con claridad, y América comenzó a hacer un juego práctico, sin complicaciones en espera de poder aniquilar a los Zorros.

Al 38’, Santiago Fernández puso el 2-0 (5-3 global), cuando en un tiro de esquina cobrado por Villa a primer palo, Cuauhtémoc peinó al balón al segundo poste donde Fernández estaba solo en el área chica y únicamente puso su cabeza para marcar la segunda anotación.

SEGUNDO TIEMPO

Atlas salió con todo para la parte complementaria, en la misma sintonía de volcarse al frente en busca del gol que lo acercara al América, que perdió un tanto el ritmo tras el descanso, y justo a dos minutos de comenzada la segunda mitad, Navia acortó la distancia en el marcador para ponerlo 2-1 (5-4 global) al 47’.

La jugada la armó Guardado que desbordó por la izquierda y mandó un centro al área, donde el chileno se adelantó a la zaga americanista y remató para doblegar a Guillermo Ochoa ante el silencio de la afición azulcrema.

A pesar de esta anotación que acortó distancias, el Atlas todavía necesitaba de dos más para darle la voltereta y poder clasificar a Semifinales, una empresa que parecía difícil, sobre todo por la ofensiva americanista que estaba al acecho de cualquier contragolpe.

El partido cayó en la misma tónica del primer lapso, Atlas tratando de abrir la cancha por los costados, con desbordes, o con centros, y América bien plantado en el terreno de juego, apretando un poco más y sabiendo del poder de Cabañas y Cuauhtémoc, más la incorporación al frente en este juego de Santiago Fernández.

En este trío, que ha funcionado muy bien en la Libertadores, recayó la ofensiva azulcrema. Al 64’ Blanco desbordó por izquierda, mandó un centro en diagonal; Fernández, remató de primera intención y aunque voló su disparo fue una bella muestra de futbol de conjunto y dinámico. Atlas comenzó a desdibujarse porque América comenzó a igualar la posesión del balón.

Al 74´, Blanco entró por la derecha al área y fue derribado por Ayala, el nazareno decretó penal. Romano protestó con todo la decisión arbitral por lo que fue expulsado y encaró a Jaime Herrera, el cuarto oficial.

El técnico atlista gritó y manoteó frente a Herrera, y después todavía cruzó el campo de juego por adentro, incluso Cuauhtémoc se acercó para darle caballerosamente la mano e intentar consolarlo un poco.

Era el reflejo de un derrotado Atlas, de un equipo que fue superado en todo momento en este partido y que una vez más se quedó en la orilla en la Fiesta Grande.

Al 76’ Blanco cobró la pena máxima y definió a la derecha del portero Rodríguez, quien se venció al otro lado, así el marcador se puso 3-1 (6-4 global). La gente que casi llenó el Azteca enardeció con esta tercer anotación, le festejó todo a los americanistas, coreó el "olé" y todavía iba a festejar una anotación más.

Al 81’, el "More" Mosqueda, quien había ingresado al campo por Fernández, disparó cruzado dentro del área, para poner el 4-1 definitivo, (7-4 global), decretando así la clara victoria del Águila y manteniendo vivo el doble sueño que los americanistas buscan en este primer semestre del 2007.

EL ARBITRAJE

Sólo aceptable de Paul Delgadillo. Tuvo un trabajo aceptable, en general marcó preciso y apegado al reglamento, estuvo atento, cerca de las acciones y muy tranquilo con los jugadores. El penal sobre Blanco fue un poco rigorista aunque la decisión ya no afectó la definición de la serie. Su Cuarto Árbitro, Jaime Herrera, no tuvo paciencia con Romano que, lógico, enfureció con la marcación del penal que trajo el tercer gol.

[mt][foto: O.Martínez/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×