Conoce a fondo los argumentos de TAS para la suspensión de Carmona

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), con sede en Lausana, Suiza y que es un organismo independiente al que recurre la FIFA, resolvió con fecha 16 de Mayo de 2007, declarar inelegible con...
 El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), con sede en Lausana, Suiza y que es un organismo independiente al que recurre la FIFA, resolvió con fecha 16 de Mayo de 2007, declarar inelegible con efecto inmediato y de por vida al  jugador de Cruz Azul, S

MEDIOTIEMPO | Redacción18 de Mayo de 2007

  • Detalles del documento del TAS

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), con sede en Lausana, Suiza y que es un organismo independiente al que recurre la FIFA, resolvió con fecha 16 de Mayo de 2007, declarar inelegible con efecto inmediato y de por vida al  jugador de Cruz Azul, Salvador Carmona.

Cabe mencionar que el TAS emite una resolución de un hecho que le presenta la WADA (Agencia Mundial Antidopaje por sus siglas en inglés) quien le informa que hay un caso de dopaje que sancionar.

El caso ha ocupado a todo el entorno deportivo mexicano, siendo el primer futbolista e incluso deportista mexicano con una sanción de por vida por un caso de reincidencia en dopaje. Además, es inminente que la suspensión traerá como consecuencia la descalificación de Cruz Azul de la Liguilla, pues Salvador Carmona y La Máquina fueron informados de la suspensión el miércoles y, en lugar de acatarla decidieron tramitar un amparo legal (improcedente en el ámbito de FIFA) y alinear indebidamente al jugador.

Pero no es fácil entender toda la maraña de acontecimientos pues la información cambia en cada momento, por ello, hemos decidido ofrecerte este resumen de los aspectos más importantes que señala el documento publicado por el TAS y en el que se exponen las causas, argumentos y todo lo referente a la suspensión de por vida a Salvador Carmona.

Lo que te vamos a ofrecer a continuación son extractos textuales del documento del Tribunal de Arbitraje Deportivo con algunos comentarios señalados claramente.

RESOLUCIÓN:

"WADA afirma que el Sr. José Salvador Carmona Álvarez ("el Jugador ") es culpable del reiterado uso de drogas y por lo tanto deberá ser declarado inelegible de por vida bajo el Código Disciplinario de FIFA, y que esta prohibición deberá ser impuesta por el Tribunal de Arbitraje para el Deporte (TAS) debido al fracaso por parte de las autoridades deportivas mexicanas para imponer sanciones apropiadas".

Tras esta resolución, el TAS hace un recuento y explicación de todos los hechos sucedidos luego de que, a medio año de la sanción que por un año le fue impuesta por la FMF a Salvador Carmona, por dar positivo de doping durante la Copa Confederaciones,  fue requerido para un análisis de rutina el 31 de Enero de 2006, el cual, hoy sabemos, resultó también positivo.

Una prueba realizada el 31 de Enero de 2006, en las instalaciones del club del Jugador en la Ciudad de México, reveló la presencia en su orina de Stanozolol, un esteroide anabolizante exógeno que aparece desde 2006 en la lista de sustancias prohibidas de WADA. El análisis fue realizado por el Laboratorio de Análisis Olímpico de la UCLA, que es acreditado por WADA.

Las muestras fueron recibidas por el Laboratorio de UCLA el 1 de Febrero de 2006. El Laboratorio envió su resultado positivo a la FMF el 21 de Febrero de 2006. Al día siguiente la FMF comunicó este resultado al equipo del Jugador, el Club Cruz Azul, y le informó que de conformidad con el Artículo 8 del Control de Dopaje de FIFA, el Jugador tenía 48 horas para solicitar un análisis de la muestra "B", decretando que él había aceptado el análisis de la muestra "A".

Como más tarde declaró ante la Comisión Disciplinaria de la FMF, el Presidente del Club Cruz Azul consideró que no requirieron notificar al Jugador del resultado del análisis de esta muestra "A" del Laboratorio UCLA, aunque la FMF le pidió hacerlo. En cualquier caso, según la declaración escrita por el Secretario General de la FMF del 15 de febrero de 2007, el Club Cruz Azul nunca contestó la comunicación de la FMF del 22 de febrero.

El Jugador había sido suspendido durante un año por la FMF a partir del 4 de Julio de 2005, después de una prueba que resultó positiva por la misma sustancia prohibida. El 31 de Agosto de 2005 y de conformidad con el caso 2006/A/1149 y 2007/A/1211 WADA contra FMF y Carmona, el Comité Disciplinario de FIFA amplió esta prohibición a nivel internacional.

En virtud de la nueva prueba positiva, la FMF aplicó medidas disciplinarias contra el Jugador. Pero por una decisión fechada el 20 de Julio de 2006, la propia Comisión Disciplinaria de la FMF dio por finalizada la acusación. Esto basado en que una falla de notificación había privado al Jugador de la posibilidad de solicitar un análisis de la muestra  "B" dentro de 48 horas; la Comisión dijo, "esto anula el procedimiento de análisis entero de la muestra".

El 27 de Julio de 2006, FIFA comunicó a WADA, refiriéndose al caso del Jugador y concluyendo así: según el archivo en nuestra posesión, creemos que el jugador debería haber recibido una inhabilitación (de por vida) por la segunda falta. Por consiguiente, amablemente le pedimos presentar una apelación contra la decisión pronunciada por la Federación Mexicana de Futbol contra el Tribunal de Arbitraje Deportivo en Lausana, como es previsto en el artículo 60, inciso 5 de los Estatutos FIFA.

Casi simultáneamente, el Presidente de la FMF se comunicó con el Presidente de su Comisión Disciplinaria el 18 de Agosto de 2006 para solicitar que reconsidere la decisión del 20 de Julio de 2006 alegando que la notificación al club del Jugador era suficiente conforme a reglas aplicables.

El Presidente de la Comisión Disciplinaria contestó rápidamente, el 21 de Agosto de 2006 declarándose "muy desconcertada y molesta" por la carta de la FMF, y rechazó la demanda de reconsideración sobre las bases expresadas por la Comisión en su decisión anterior.

La FMF rápidamente informó a FIFA, que hizo pasar la información a WADA por la carta del 23 de Agosto de 2006, en la que la FMF apelaba el 20 de julio de 2006 la decisión antes de la Comisión de Apelación y el Arbitraje del Deporte (en lo sucesivo "CAAD"), un órgano de la Secretaría de Educación Pública mexicana, creada conforme a la Ley General de Cultura Física y el Deporte.

El 6 de Septiembre de 2006, el Presidente de la División de Arbitraje y Apelaciones del CAS, a petición de la WADA y con el asentimiento tanto del Jugador como de la FMF, ordenó una suspensión de las medidas de CAS "hasta que el CAAD emita una decisión final sobre las medidas de petición internas".

El 4 de Diciembre de 2006, CAAD desechó la petición de la FMF, en efecto confirmando el 20 de Julio de 2006 la decisión. Es confuso por qué CAAD no reaccionó a la información dada a ello, como es claro de el 4 de Diciembre de 2006 la decisión, por la FMF en el sentido de que el Laboratorio UCLA todavía tenía la prueba "B" y estaba en una posición para analizarlo; la FMF de verdad solicitó tal que análisis, según una carta a CAS caducara el 15 de febrero de 2007 del General de Secretario del FMF.

Como resultado, esos procedimientos consisten en dos casos que envuelven a idénticas partes. La diferencia es el caso CAS 2006/A/1149 que buscaba dejar de lado la decisión de la de la Comisión Disciplinaria de la FMF del 20 de julio de 2006, mientras se buscaba la declaración de irrelevancia de la decisión del CAAD del 4 de Diciembre de 2006 propuesta por las reglas de FIFA. En cada caso, WADA pide imponer la ineligibilidad de por vida al Jugador, conforme al Código Disciplinario de FIFA.

LA JURISDICCIÓN

WADA procede contra los dos Acusados sobre la base del Artículo 60 de la versión aplicable de los Estatutos de FIFA. Este Artículo contempla que WADA puede apelar a CAS en los ciertos casos de decisiones de dopaje. El Artículo 60 contiene un número de provisiones que, si su expresión o uso eran un asunto de debate, podrían requerir la interpretación.

El tema dominante del caso del Jugador, como presentado en los oídos, era que la decisión CAAD debería ser considerada una resolución obligatoria arbitral porque los partidos relevantes habían consentido en ello, y que WADA, en particular, implícitamente había aceptado que el resultado antes CAAD sería autoritario y definitivo cuando esto buscó, y obtuvo, una permanencia de las medidas de CAS pendiente la decisión CAAD.

INDICA QUE LAS LEYES MEXICANAS NO ANULARÍAN LA RESOLUCIÓN

...En la alternativa, el consejo del Jugador procuró argumentar que en cualquier caso la jurisdicción de CAAD era obligatoria por la ley mexicana, y por lo tanto lo haría imposible para CAS de ejercer la autoridad en este caso. Bastante verdadero, el derecho mexicano sobre la Cultura Física y el Deporte contempla que CAAD puede decidir discusiones en relación con los casos de presunto dopaje. Pero la coexistencia de autoridad nacional e internacional para tratar con casos de dopaje es un rasgo familiar, y bien es establecido que el régimen nacional no neutraliza el régimen internacional.

Asociaciones nacionales han concedido la autoridad disciplinaria en federaciones internacionales con precisión para eliminar la competencia desleal, y en particular quitar la tentación para asistir a competidores nacionales por la indulgencia excesiva. El objetivo es sujetar a todos los atletas a un régimen de tratamiento igual, el que significa(piensa) que federaciones nacionales deben ser invalidadas si ellos buscan otro camino cuando sus atletas violan reglas internacionales.

El Jugador insiste que conforme a la ley mexicana está prohibido privar a alguien de su sustento sin la notificación formal personal en su residencia. Pero ninguna prueba de tal provisión de ley mexicana fueron presentadas, ni cualquier manifestación de su aplicabilidad al caso presente.

De conformidad con el Artículo 46 de Reglamento de Sanciones del FMF, las notificaciones a jugadores son hechas a través de su Club como el Presidente del FMF comunicó a su Comisión Disciplinaria el 18 de agosto de 2006, pidiéndolo reconsiderar su decisión del 20 de julio de 2006. Notó que el Artículo 46 era compatible con el Código FIFA Disciplinario, y afirmó que pensó que una notificación personal al Jugador no era necesaria. El representante del FMF explícitamente confirmó la posición de su Federación que consideró que el Jugador correctamente había sido notificado.

WADA observa que por lo menos el Jugador intentó una defensa ante la Comisión Disciplinaria del FMF, así claramente demostrando esto él en realidad había recibido el aviso de la resolución y no fue privado de ningún derecho como consecuencia de ninguna tardanza de la notificación.

El jugador argumentó que WADA no había pedido un análisis de su muestra de "B", y que el asunto estuvo cerrado...

La única cuestión en cuanto a esto es si el Jugador había sido impedido hacer así...

Un argumento poco sólido levantado en las declaraciones del Jugador está basado sobre el Artículo 8.5 de las Regulaciones de Control de Dopaje FIFA y Artículo 5.2.4.3.2.1 del Estándar Internacional para Laboratorios. Arte. 8.5 es en los términos(las condiciones) siguientes:

Si no se demanda una segunda prueba, el laboratorio eliminará la muestra "B" como con tal de que para en las Normas Internacionales De laboratorio.

El Jugador argumentó que como él no había solicitado las pruebas de la muestra de "B", debería haber sido destruido después de 30 días y ahora debe ser desatendido para todos los objetivos. La implicación de esta sumisión parece ser que si un atleta puede posponer, por cualquier medio, la fecha sobre la cual él recibe el aviso del encuentro adverso analítico de la muestra de "A", él puede decir que él no fue puesto en una posición para solicitar el análisis de la muestra "B" y por lo tanto fue privado de la oportunidad de tener la muestra de "B" analizada.

Esta sumisión fundamentalmente malentiende la estructura y la intención de las Regulaciones de Control de Dopaje FIFA y el Estándar Internacional para Laboratorios.

La provisión aplicable, cuando el análisis de la muestra de "A" resulta positivo y el análisis de la muestra de "B" aún no ha sido solicitado, es el Artículo 5.2.2.6, que preve la retención de las muestras un mínimo de 3 (tres) meses después de que la Autoridad de Pruebas recibe el resultado. Como la exigencia de retención del tres mes es "un mínimo", ninguna regla es violada si una muestra es guardada más tiempo, mientras sea conservada congelada en condiciones apropiadas".

La política es evidente: debería ser posible probar muestras polémicas en una etapa posterior. El argumento curioso del Jugador de un derecho a la destrucción de pruebas no tiene ninguna base en las reglas aplicables.

Finalmente, el Panel se refiere al Artículo 8.2 de las Regulaciones de Control de Dopaje FIFA. Aquel Artículo indica, entre otras cosas, que si el Jugador no solicita el análisis de la muestra "B", él acepta la muestra que fue probada. El Jugador no solicitó el análisis de la muestra de "B".

LA PRUEBA DE CONADE

Un elemento central de la defensa del Jugador es el hecho que las muestras de orina tomadas de él, el 31 de enero de 2006, fueron enviadas no sólo al Laboratorio UCLA, sino también a un laboratorio mexicano que funciona bajo la autorización de la Comisión Nacional del Deporte ("CONADE"). Aquel laboratorio no cuenta con reconocimiento de WADA. La muestra "A" analizada allí cedió un resultado negativo.

Esto también muestra que la química de Stanzolol es compleja y lleva el procedimiento GC/MS a sus límites, con el riesgo de la variabilidad en resultados finales.

El Jugador insiste que, dado los dos resultados discrepantes, sea considerado que hay una duda y que ésta debería ser resuelta en su favor por una absolución. Pero no hay ninguna cosa como el derecho al laboratorio que más le favorece.

La situación no sería diferente si el Jugador fuera capaz de demostrar que otro laboratorio acreditado por la WADA habría producido un resultado negativo, por lo tanto, favorable para Carmona, porque su equipo fue menos capaz de descubrir una sustancia particular que el laboratorio descubrió como positivo.

LA MUESTRA "B"

En el momento de las audiencias en este caso, la muestra "B" entregada al Laboratorio UCLA fue conservada y estuvo disponible para el análisis, como se confirmó por escrito en el caso.

El tribunal expresó su preferencia porque este análisis fuera conducido en el interés del Jugador, si de verdad él no había cometido una infracción. Por su parte, la FMF explícitamente solicitó que tal análisis fuera realizado "para clarificar la situación".

Tal análisis habría sido realizado en la presencia del Jugador o de alguien que él designara, para verificar la integridad de la muestra, el cumplimiento del laboratorio con el protocolo y los métodos usados y las lecturas registradas por el mismo.

De esta manera, cualquier preocupación legítima procesal podría haber sido tratada de tal modo para asegurar el cumplimiento perfecto por sus derechos.

El Jugador enérgicamente se opuso al análisis de la muestra de "B". Esto es un rasgo notable en este caso, considerando el hecho de que la muestra "B" es conservada para su protección. Aunque en principio el tiempo del Jugador para solicitar el análisis de la muestra  "B" ya había transcurrido.

La FMF, que había proporcionado las muestras para el Laboratorio UCLA y estaba en una posición para instruir al Laboratorio de conducir un análisis de la muestra "B", informó al Jugador por escrito, en la carta fechada el 8 de abril de 2007, que esto daba aquellas instrucciones, y lo pidió, uno, indicar su fecha preferida y, dos, el número de expertos que él quisiera enviar para observar el análisis.

El Jugador inmediatamente respondió el 9 de Abril de 2007 en el sentido de que él se oponía a la apertura y al análisis de la muestra "B" ("me opongo a la apertura y análisis de la muestra la B", dijo) y por lo tanto se rehusó a dar la información solicitada por la FMF.

Al día siguiente, la FMF preguntó al Laboratorio de UCLA para "suspender" el análisis de la muestra "B".

CARMONA

El Jugador subrayó "la objeción absoluta al análisis de la muestra ‘B’".

Los asesores del Jugador no sólo confirmaron la objeción, declararon que era importante para él explicar los motivos detrás de esta postura. Primero, él afirmó que el laboratorio de UCLA debería haber destruido su muestra  "B" como CONADE hizo; sería "injusto" analizar la muestra de "B" en posesión del laboratorio que arrojó un resultado adverso en el análisis y no del otro.

Esto puede ser un caso único de un atleta, en cuyo interés la muestra "B" es conservada, insistiendo en su destrucción. Este argumento falla  porque está basado en una equivocación de las regulaciones relevantes y en virtud de la irrelevancia de la prueba de CONADE para el objetivo de cumplimiento con las reglas de FIFA.

En segundo lugar, él afirmó que un análisis de la muestra "B" conservada podría contradecir la decisión final del CAAD.

LAS VENTAJAS

A diferencia de la situación de otros casos de dopaje, el Jugador aquí no impugna la exactitud científica del análisis realizado por el Laboratorio de UCLA; su queja más bien está enfocada en sus alegatos de que la notificación que no fue entragada a a él personalmente; esto creó un conflicto con el resultado de CONADE, que debería autorizarlo en beneficio de la duda; y que respaldaría la decisión del CAAD.

La discusión de la buena fe del análisis de la muestra "A", por lo tanto, puede ser breve. El Jugador firmó su registro de muestra urinaria sin objeción el 31 de Enero de 2006. Él no refirió ningún medicamento que le haya sido prescrito. Queda documentado en el archivo proporcionado por el Laboratorio de UCLA, que la muestra fue conservada, transportada, recibida y analizada conforme a los procedimientos detallados que no han sido cuestionados por el Jugador.

Tampoco el Jugador custiona la conclusión científica en cuanto a la identificación de stanozolol en la muestra, excepto su argumento de que de algún modo este resultado debería ser neutralizado en virtud del hecho por el laboratorio no autorizado, que en este caso es el de la CONADE y que arrojó un resultado negativo.

El Jugador discute que las muestras tomadas el 31 de Enero de 2006 "no fueron realizadas durante una competición o un acontecimiento organizado por FIFA y por lo tanto, el resultado no es pertinente porque la organización no reconoce a la CONADE como Laboratorio”. Él añade que el 31 de Enero de 2006, la prueba no fue ordenada por FIFA para "para verificar mi rehabilitación" y por lo tanto no se realizó conforme al Art. 63 del Código Disciplinario de FIFA.

Pero WADA observó correctamente que el Art. 66 del Código Disciplinario de FIFA permite "que a cualquier jugador sancionado por dopaje sea sometido a posteriores pruebas durante la suspensión". Es así que la prueba que reveló la reiteración de dopaje del Jugador ocurrió mientras él se encontraba todavía en el periodo de inhabilitación como consecuencia de su primer resultado positivo. El Jugador no ha intentado ofrecer el argumento, fisiológicamente inverosímil, de que los esteroides descubiertos habían permanecido en su cuerpo desde la prueba inicial.

SOBRE ESTAS RAZONES EL TRIBUNAL DE ARBITRAJE DEPORTIVO DICE:

1) Las apelaciones de la Agencia Mundial Antidopaje contra la decisión del 20 de julio de 2006 de la Comisión Disciplinaria de la FMF y contra la decisión de la Comisión de Apelación y el Arbitraje del Deporte de la CONADE del 4 de diciembre de 2006, son mantenidas.2) La decisión del 20 de julio de 2006 de la Comisión Disciplinaria del FMF es desechada.3) La decisión de la Comisión de Apelación y el Arbitraje del Deporte de la CONADE del 4 de diciembre de 2006, no tiene ningún efecto sobre el sistema de sanciones establecidas conforme a los Estatutos y Regulaciones de FIFA.4) El Jugador, Sr. José Salvador Carmona Álvarez, es declarado inelegible con el efecto inmediato y de por vida.

Lausana, 16 de mayo de 2007

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×