El América llegó como el humo a Guadalajara

Desde el exterior del hotel en que se hospedó el América, tres jóvenes que no rebasaban los 17 años, y otra joven de una edad más o menos similar a la de los dos anteriores, estaban pegados al...
 Desde el exterior del hotel en que se hospedó el América, tres jóvenes que no rebasaban los 17 años, y otra joven de una edad más o menos similar a la de los dos anteriores, estaban pegados al vidrio, con las manos tapando el reflejo del exterior, esperan

José Anguiano | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Guadalajara, Jalisco. 19 de Mayo de 2007

  • Alvin Mendoza sí atendió a los reproteros

Desde el exterior del hotel en que se hospedó el América, tres jóvenes que no rebasaban los 17 años, y otra joven de una edad más o menos similar a la de los dos anteriores, estaban pegados al vidrio, con las manos tapando el reflejo del exterior, esperando que alguna de las figuras de su equipo apareciera para algún saludo, alguna firma.

Claro, los americanistas nunca aparecieron. Estos llegaron sigilosamente, casi sin hacer ruido y de la misma manera pasaron desde el sótano del hotel de cinco estrellas que se encuentra justo frente a la Expo Guadalajara, hasta el quinto o el sexto piso de dicho hotel.

Desde el arribo del camión que traía a la delegación azulcrema desde el Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo de esta ciudad, se veía ese dejo que siempre tienen de desprecio hacia los medios.

Al autobús le faltaba una cuadra para llegar al hotel y los fotógrafos y los camarógrafos ya buscaban su mejor imagen.

Los reporteros que no pudieron ingresar al hotel buscaron la reacción de los futbolistas, como era de esperarse, todos se quedaron con la grabadora en la mano.

Ya en el interior, sólo Alvin Mendoza atendió a otro grupo de reporteros que aguardaban en el interior del hotel, por cierto, casi todos los reporteros que esperaron en el interior eran de la Capital.

"¿Puedes esperar al equipo allá afuera?", decían los agentes de seguridad del hotel que tiene nombre de diva en problemas legales.

En el lobby solo se paseaban Armando Navarrete y Daniel Bilos, aunque pocos se percataron de su presencia.

Y mientras tanto, pasaban los minutos, y aquellos tres jóvenes enfundados en sus camisetas amarillas, esperaban pegados con la frente en el cristal.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×