Con categoría, las Águilas maniataron y echaron al Campeón

Las Águilas del América lograron maniatar y eliminar al Campeón Chivas al derrotarlas 0-1 en el Jalisco para repetirles el mismo marcador de la ida para un 0-2 global.
 Las Águilas del América lograron maniatar y eliminar al Campeón Chivas al derrotarlas 0-1 en el Jalisco para repetirles el mismo marcador de la ida para un 0-2 global.

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Jalisco, 20 de Mayo ante un lleno espectacular

  • Ismael Rodríguez anotó tras gran taquito de Cabañas
  • Gran desarrollo táctico de América
  • Pineda se fue expulsado y provocando al público

Las Águilas del América lograron maniatar y eliminar al Campeón Chivas al derrotarlas 0-1 en el Jalisco para repetirles el mismo marcador de la ida para un 0-2 global.

Con gran aplicación, experiencia, seriedad y excelente manejo táctico del duelo, América hizo ver al Rebaño como anestesiado y por momentos les paseó la pelota en su propio terreno. Chivas se quedó muy pronto con un hombre menos por la expulsión de Pineda y nunca pudo sentirse cómodo para desarrollar su estilo de juego. Las americanistas no se volvieron locos al verse con un hombre más y mantuvieron la seriedad y control de la pelota que los llevó a ser muy superiores en la serie y vengar la eliminación a manos del acérrimo en las mismas instancias del torneo anterior.

Gonzalo Pineda, que reapareció en este encuentro, cometió el error de hacerse expulsar en una jugada intrascendente y absurda, algo inesperado para un hombre de su experiencia en Liguillas. Pero lo que si no se entiende es que todavía Pineda, un jugador siempre serio y coherente, saliera del campo haciendo señas como si repartiera billetes, alebrestando a la afición mientras todo el futbol mexicano lucha para erradicar la violencia de los estadios.

Ahora, América enfrentará a Pachuca en la Final del Clausura 2007 seguramente viernes y domingo, pues las Águilas viajarán a Brasil para enfrentar el miércoles al Santos de Brasil en los Cuartos de Final de la Copa Libertadores.

PRIMER TIEMPO

El partido arrancó bajo un tremendo calor de más de 30 grados que, por la hora, necesariamente iba a bajar bastante para el segundo tiempo. América tuvo el mérito de bloquearle a Chivas ese característico arranque vertiginoso que siempre tiene en casa y, al bloquearle los caminos lo obligó a titubear y a veces desordenarse un poco en los primeros 7 u 8 minutos.

Al 3’, Cuauhtémoc sacó un servicio que parecía excelente para Santiago Fernández, sin embargo, aunque el delantero americanista estaba solo en el área, la pelota quedó un poco larga y tuvo que ir a perseguirla hasta la línea de fondo. La jugada se terminó pero perdió su peligrosidad.

La primera grande para Chivas llegó al 10’ cuando un gran cambio de juego dejó a Bravo solo por derecha y Omar centró raso, muy peligroso, poniendo la pelota delante de los centrales, pero cuando el "Bofo" estaba listo ara empujar, Ochoa tapó el envío de forma dramática.

Esa jugada prendió al Rebaño que tuvo minutos de presión sobre el área crema. Al 13’ hubo otra muy peligrosa cuando en un entro desde la derecha Omar Bravo estuvo a punto de ganarle la posición a Davino, pero el defensor americanista alcanzó a meter el cuerpo e incomodar el cabezazo del tapatío.

Sin embargo, las Águilas no dejaron que estos minutos de presión chiva los echaran atrás y volvieron a equilibrar las acciones. Al 16’, Argüello tras una buena triangulación disparó desde 25 metros y la pelota pasó a un metro del poste a la derecha de Michel. Chivas en tanto reaccionó dos minutos después con un tiro libre de Ramón Morales que sacó del ángulo Ochoa.

El juego estaba intenso, la gente muy metida y la presión crecía para el árbitro. Cada jugada traía un gran grito del lleno de estadio Jalisco. Gasso, un juez que no es de lo mejor que hay para manejar este tipo de circunstancias, sufría con un partido de tal intensidad. El duelo se le calentó por una tontería; un saque de banda frente a las bancas en el que su Asistente 1 marcaba balón de Chivas y él decidió que era para América, le reclamó todo mundo y Chivas se desencajó un poco, pero sobre todo, Gasso se desconcentró y las cosas se salieron un poco de control. Vino una amarilla para Reynoso por una patada sobre Blanco e inmediatamente Gonzalo Pineda, en el salto por un balón le puso el codo en la cara a Fernández y Gasso lo mandó a bañarse al minuto 27.

Obviamente, entre el ajuste del Rebaño para cubrir el hueco del hombre menos, la impresión de la gente que luego de gritarle de todo al árbitro cayó en un silencio expectante y el América que intentaba ganar la pelota para enfriar el duelo, el ritmo cayó, vino un periodo de incertidumbre, imprecisión y tensión en el medio campo.

Las jugadas en las áreas regresaron al minuto 37 primero con América con un centro que dramáticamente no encontró rematador y segundos después, con un centro peligroso que Ricardo Rojas sacó a corner con un cruce muy oportuno antes de la definición de Bravo.

Chivas logró mantener el juego bien equilibrado con dinámica, poniendo a Morales en la posición de Pineda aunque con mucho recorrido a la banda, y retrasando al "Venado". El Rebaño perdió fuerza ofensiva pues Bravo quedaba solo en punta con "Bofo" atrás de él, pero intentaba que el cansancio de las Águilas se convirtiera en un factor a su favor. Sin embargo, la jugada más peligrosa del cierre de la primera mitad fue al 42’, cuando Cabañas disparó desde fuera del área, cruzado y raso y la pelota rozó el poste y salió del campo.

SEGUNDO TIEMPO

La complementaria arrancó con una gran esperanza de la afición tapatía cuando al 47’, "Bofo" le pegó desde unos tres metros afuera de le media luna, la pelota rozó la pierna de Davino y fue a estrellarse justo a la base del poste a la izquierda de Ochoa. En la siguiente jugada, al 48’, América respondió con un balón que techó a Reynoso dejando a Cuauhtémoc Blanco solo, ya dentro de la esquina derecha del área. Blanco le pegó como venía poniendo la pelota apenas arriba del travesaño.

Chivas tenía que dejar espacios, apretaba, se extendía en la cancha buscando acosar al América que, con mucho colmillo no dejaba de responder con ataques bien llevados que le impedían al Rebaño volcarse totalmente al frente.

América fue el primero en ajustar; buscando más control de pelota sacó a Santiago Fernández para el ingreso de Juan Carlos Mosqueda con lo que quedaba Cabañas solo en punta pero con un bloque importante atrás de él, manejando el esférico. En tanto, "Chepo" sacó a Diego Martínez que se fue haciendo berrinche y metió a Santana buscando más poderío ofensivo al 60’, y cinco minutos después sacó Ramón Morales por Omar Esparza para intentar retomar la profundidad por la izquierda que desapareció desde la expulsión.

Pese a los intentos rojiblancos, las Águilas fueron tomando fuertemente el control del juego; tocaban la pelota con calma, sin gran profundidad pero con mucha calma y frialdad. Los jugadores de Chivas se iba vaciando, parecían anestesiados. Era un hecho que ellos intentaban cazar un desdoble a velocidad.

La primera grande para el local en estas nuevas circunstancias fue al 71’ cuando el "Venado" llegó por la derecha y centró y un rebote convirtió su envío en un disparo a poste que tenía todo para sorprender a Ochoa que reaccionó y con una excelente atajada rozó la pelota para que esta pegara en el travesaño y regresara al campo; todavía el esférico quedó vivo en el área chica pero Davino, siguiendo muy bien la acción, evitó que Bravo sentenciara ante arco abierto.

América no dejaba de hacer su labor y al 74’ también olfateó el gol. Cabañas entró al área con ventaja tras un pase filtrado pero Michel con un buen achique alcanzó a rechazar. Sin embargo, el rebote le cayó a Cuauhtémoc que disparó suave, con efecto, buscando el segundo palo, pero la pelota pasó a milímetros.

América tenía calma, control de la pelota pero además variantes. Así, al 76’ lograron definir la serie con una jugada de buena planeación táctica. Ismael Rodríguez, un central, arrancó por el centro del campo conduciendo la pelota hasta los linderos del área, ahí tocó para Cabañas que de forma elegante le regresó la pared de taquito dejando solo a Ismael que, pese a estrellar en Michel su primer intento, logró cabecear a las redes la pelota que había quedado flotando luego de saltar al portero. Fue el 0-1 (0-2 global).

El juego estaba sentenciado, pero Chivas, pese a que nunca dejó de parecer anestesiado, dejó el título luchando. Tuvo un par de oportunidades para al menos no perder este duelo, pero no pudo concretar.

La primera fue al 83’ con un gran cabezazo de Bravo que Ochoa sacó por encima del travesaño tras un corner del "Venado". La segunda al 86’ con un potente disparo del "Bofo" que pasó a nada del ángulo a la derecha de Ochoa.

El final llegó casi sin sentirse, mientras en la cabecera detrás del arco de Ochoa, los aficionados aventaban a la cancha las playeras que les habían regalado al entrar al estadio. Sin embargo, la afición tapatía despidió a sus jugadores con vítores, cantando, agradeciéndoles el campeonato que hoy entregaron para que América y Pachuca se lo disputen la próxima semana.

ARBITRAJE

Regular de Jorge Eduardo Gasso. En ocasiones la presión del duelo parecía comérselo, pero casi de milagro y aferrándose a lo que más o menos le han dejado sus años de experiencia, logró salir sólo un poco raspado del Jalisco. Acabó sin afectar el resultado final, aunque no tuvo argumentos definidos para las tarjetas. La roja a Pineda parece bien aplicada aunque creo confusión en el estadio pues no ejemplificó con el cuerpo la razón por la que lo expulsó.

[mt][foto: R.Ruiz/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×