Llega Pekerman... y un 'Tolo' descansado

Así como hay gente que se cansa pronto, hay otra que "descansa" de volada. Es el caso del "Tolo" Gallego, quien se fue del Diablo Rojo porque dijo necesitar un sabático de entre seis meses y un...
 Así como hay gente que se cansa pronto, hay otra que "descansa" de volada. Es el caso del "Tolo" Gallego, quien se fue del Diablo Rojo porque dijo necesitar un sabático de entre seis meses y un año, afirmando -de todas formas- que en México la prioridad s

Alfredo Naime Padua | MEDIOTIEMPO1 de Mayo de 2007

  • Pekerman llega a ser Campeón y fortalecer la cantera
  • "Tolo" llega a un club con poca paciencia

Así como hay gente que se cansa pronto, hay otra que "descansa" de volada. Es el caso del "Tolo" Gallego, quien se fue del Diablo Rojo porque dijo necesitar un sabático de entre seis meses y un año, afirmando -de todas formas- que en México la prioridad sería siempre el Toluca.

Ni lo uno ni lo otro: al mes de su partida, uno de esos "cañonazos" que acostumbra Tigres hicieron que Gallego milagrosamente recuperara las fuerzas y ya es el nuevo mandamás en San Nicolás de los Garza. El deseo, por supuesto, es que le vaya bien; pero no será sencillo en un club donde, más allá de la planeación, escasea la paciencia y por ende cualquier esbozo de continuidad.

Llega a Toluca, como relevo del "Tolo", el también pampero José Pekerman, sin experiencia de Primera División pero con trayectoria mundialista al mando de la Selección Argentina, siempre aspirante y frecuentemente protagonista. Además, allá fue comandante de los representativos juveniles, alcanzando éxitos tan sobresalientes y reiterados que, de hecho, son esos los que hoy sustentan el grueso de su prestigio.

El Diablo lo trae tanto para que lo haga Campeón -obligación de toda institución grande y Toluca lo es- como para generar un impulso mucho más definitivo, de verdadera influencia, en su cantera. Claro, entre nosotros será menos sencillo para Pekerman generar figuras, sin tanta materia prima del tipo de los Aimar, Saviola, Messi, Agüero, etcétera, tan abundante para José en su país. (Aclaro: en México hay talento joven; mucho más del que supone Ricardo La Volpe, pero también algo menos del que con mejor trabajo se podría. Prueba de ello es que históricamente -¿mero malinchismo directivo?- Argentina vende jugadores y nosotros los compramos.

Pero no hay duda, en la teoría, el Toluca ha acertado en su contratación, según el perfil que como club busca: seguir como protagonista, pero cada vez más a partir de sus propios talento y sangre, y cada vez menos abriendo la cartera. Eso sí, entiende su cúpula directiva que reencontrar los títulos requiere apuntalar a la escuadra -y a los jóvenes que surgen- con jugadores de jerarquía y experiencia; son siempre la columna vertebral que sustenta en el campo al resto de la plantilla.

Hoy por hoy, como en el último par de torneos, esa columna son básicamente Cristante, Da Silva, Rosada, Sinha y Vicente Sánchez. Urge un "9" -en realidad dos, no necesariamente para aparecer juntos- y tal vez otro enganche, porque Sinha es un genio pero a veces no aparece. Lo demás (que no es lo de menos) lo definirá José Pekerman, de cara a los mismos dos torneos en que sin duda Tigres va a comprarle al "Tolo" cuatro o cinco de esos jugadores que cobran al mes lo mismo que cuesta formar a toda una generación de canteranos. Suerte para ambos.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×