El Tri se siente como en casa en Houston

Vienen de muchos lugares. Algunos nacieron en es Houston o en el estado de Texas. Casi todos comparten un deseo: ver ganar a México en la Copa de Oro.
 Vienen de muchos lugares. Algunos nacieron en es Houston o en el estado de Texas. Casi todos comparten un deseo: ver ganar a México en la Copa de Oro.

MEDIOTIEMPO | AgenciasReliant Stadium de Houston, Texas. Miércoles 13 de Junio de 2007 ante una buena entrada.

  • Casi todos comparten un deseo: ver ganar a México en la Copa de Oro

Vienen de muchos lugares. Algunos nacieron en es Houston o en el estado de Texas. Casi todos comparten un deseo: ver ganar a México en la Copa de Oro.

"Ojalá hagan la buena, ya nos deben una alegría y que mejor que sea esta noche", dijo Miguel Santos, de 43 años, quien manejó siete horas desde Monterrey para alentar a la Selección el miércoles ante Panamá en el último partido del Grupo C.

Santos fue acompañado por su esposa Alicia y sus dos hijos, Antonio y Miguelito. Todos vestidos de verde y todos con la ilusión de ver ganar a México en la cancha del Reliant Stadium.

"Nosotros creemos que el equipo necesita del apoyo. En Nueva York los paisanos no fueron a apoyar como deberían. Vamos a llenar el Reliant de mexicanos para que aquí si sientan como en casa y le ganen a Panamá", agregó Santos.

México jugó sus dos primeros encuentros en el Giants Stadium, con una victoria ante Cuba y una derrota frente a Honduras.

A diferencia de la familia Santos, Alfonso Cortés llegó solo. También manejó para llegar a esa ciudad. Lo hizo desde San Antonio a unas tres horas de distancia.

Pero es una rareza entre la afición mexicana. Quiere verlos perder.

"No me cae bien Hugo (Sánchez) Una derrota los dejaría fuera...", dijo molesto sobre el técnico de la Selección.

"Soy aficionado de la Selección, los quiero mucho, por eso me duele ver lo que ha hecho Hugo, con (Ricardo) La Volpe estábamos mejor", agregó en referencia al antecesor de Sánchez.

Cortés se vino sin entradas. A sus 55 años, no se fía de la Internet y prefiere comprarlos "a la antigüita", con un revendedor afuera del estadio.

"La Selección viene poco por aquí, así que lo que haya que pagar por entrar vale la pena. No es algo de todos los días", añadió el aficionado, quien viste una gastada camiseta del Mundial de 1994.

La última vez que México estuvo en Houston para jugar un Torneo oficial fue hace dos años. Fue en la misma Copa de Oro, cuando Colombia les eliminó en los Cuartos de Final.

[AP][foto: M.Venegas/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×