México ya no es el gigante

Si algo necesitaba México para comprender que ya no es el gigante de la CONCACAF, su derrota del domingo por 2-1 ante Estados Unidos en la Final de la Copa de Oro debería de arrancarle la venda de...
 Si algo necesitaba México para comprender que ya no es el gigante de la CONCACAF, su derrota del domingo por 2-1 ante Estados Unidos en la Final de la Copa de Oro debería de arrancarle la venda de los ojos.

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Junio de 2007

  • Hay mucho más que el resultado de un partido para marcar la tendencia

Si algo necesitaba México para comprender que ya no es el gigante de la CONCACAF, su derrota del domingo por 2-1 ante Estados Unidos en la Final de la Copa de Oro debería de arrancarle la venda de los ojos.

Pero hay más, mucho más que el resultado de un partido, aunque sea una Final, para marcar la tendencia.

En lo que va de la década, Estados Unidos tiene marca de ocho triunfos, con un empate, en sus pasados nueve enfrentamientos como local ante México. El marcador combinado en esos duelos ha sido de 15-1.

Lo que es más, el gol de Andrés Guardado a los 43 minutos del primer tiempo fue el primero para los mexicanos en los pasados 796 minutos.

La marca en general para los duelos entre ambos países desde 1990, es de 11-7-7 en favor de Estados Unidos, que en terreno neutral dejó fuera a México en el Mundial de Corea Japón 2002.

Todo eso ante un rival que durante una época no pudo superar a los tricolores ni una sola vez en un lapso de 24 juegos a lo largo de 46 años.

En esta Copa de Oro, México también sufrió ante equipos de mucha menor jerarquía. En su primer duelo, Cuba lo tuvo abajo en el marcador y de no ser por un error de su portero Jaime Penedo, se habrían llevado una desagradable sorpresa.

En su segundo juego, Honduras superó claramente a los mexicanos y los venció por pizarra de 2-1.

Con su pase a Cuartos de Final en la línea, México requirió de un gol en tiro de esquina de Carlos Salcido para conseguir el triunfo ante unos panameños que jugaban con nueve hombres.

En Cuartos de Final la historia fue parecida y un gran pase de Adolfo Bautista a Jared Borgetti acabó 1-0 a un Costa Rica que terminó con ocho jugadores.

Ya en Semifinales vino una genialidad de Pável Pardo, quien con potente disparo de 25 metros de distancia acabó al débil equipo de Guadalupe y mandó a México a la Final, donde aunque jugaron mejor, no supieron vencer a Estados Unidos, que aunque no les gusté, ya se convirtió en el gigante de la zona.

[AP][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×