Cuauhtémoc, el Tri y su gente

Con pocos minutos en la cancha, Blanco logró reiterar todo lo que se habla de él. Para muchos, es el mejor futbolista mexicano en la actualidad y este domingo lo reiteró.
Con pocos minutos en la cancha, Blanco logró reiterar todo lo que se habla de él. Para muchos, es el mejor futbolista mexicano en la actualidad y este domingo lo reiteró.
 Con pocos minutos en la cancha, Blanco logró reiterar todo lo que se habla de él. Para muchos, es el mejor futbolista mexicano en la actualidad y este domingo lo reiteró.

José Anguiano | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Monumental de Maturín, 1 de Julio de 2007

  • Los mexicanos pusieron un buen ambiente

Con pocos minutos en la cancha, Blanco logró reiterar todo lo que se habla de él. Para muchos, es el mejor futbolista mexicano en la actualidad y este domingo lo reiteró.

La gente también reiteró que no hizo falta nadie. Están los que deben, dentro y fuera de la cancha, porque nunca desmerecieron al equipo, porque México supo aparecer en los momentos clave y el público nacional también supo hacerse sentir en momentos fundamentales.

Por eso, México se quedó con la clasificación y otros tres puntos para clasificarse a la segunda ronda de la Copa América.

Una sensación distinta, un sentimiento incomparable es el que sintieron los miles de mexicanos en esta aventura por Venezuela, cuando, por fin, pudieron entonar el himno nacional.

Cabe recordar que en el duelo ante Brasil, ni el himno de los sudamericanos ni el mexicano sonaron por cuestiones de logística, sin embargo, esta vez sonó con fuerza y enérgico, "al sonoro rugir del cañón".

Al mismo tiempo, una bandera gigante con los colores nacionales daba la vuelta al estadio, acompañada del grito "México, México".

No son sensaciones fáciles para algunos, a la distancia, en el palco de prensa, se vislumbra a un periodista con los ojos crispados, y eso que apenas tiene una semana fuera del país, quizá por la emoción, quizá por la nostalgia, eso sólo él lo sabe y los demás nunca lo vamos a descifrar.

Tampoco faltó el saludo al rival cuando éste despejaba el balón: "eeeeeeeeh….putooo", retumbaba cuando el cancerbero mandaba lejos la pelota.

La gente mexicana traía ganas de cantar y no se contuvieron, ya que durante un buen rato entonaron "El Rey", el cual estuvo sonando un buen rato en las tribunas del Monumental de Maturín.

Al equipo de Hugo le costaba trabajo llegar al arco contrario con claridad, sin embargo, en la tribuna recibían el aliento, haciendo sonar en todo el estadio el "México, México" que hace que la piel se erice y se exhalte el nacionalismo.

Otro producto cien por ciento nacional apareció en el Monumental cuando "la ola" empezó a generar estragos en los aficionados, sin embargo, cuando ésta daba la tercera vuelta, otra vez al minuto 21 y otra vez Nery Castillo, tal y como pasó en el Cachamay, generaron el grito ahora en Maturín.

Pero más grande fue el tumulto que se generó, y que seguramente contagió de la misma emoción que muchos mexicanos viven ahora, el grito de apoyo y agradecimiento a Venezuela, al cual se sumaron brasileños, chilenos y brasileños, claro, los "panas" también alentaron a su nación.

Cuando volvió "la ola", ésta parecía huracán cuando pasaba por zona mexicana, ya que los paisanos aventaban al aire vasos, botellas de plástico, cartones de publicidad y todo lo que se encontraran en el camino.

Los ecuatorianos, que también estaban en cantidad importante en la cancha, también pudieron gritar algo que nunca fue, en el momento en que Benitez remató a bocajarro de arco de Oswaldo, mientras los mexicanos se veían los rostros de preocupación.

En la recta final del primer tiempo, justo detrás de la banca de Hugo las cosas se pusieron tensas y empezaron a darse de golpes ante la mirada de los guardianes del orden y los militares, quienes reaccionaron tarde a los hechos.

Sin embargo, en el complemento, tras una situación de peligro de Ecuador, en el inmueble se generó un inexplicable silencio, tal es así que hasta la parte alta del estadio se escuchaban los aplausos de Hugo Sánchez a sus jugadores.

México seguía emocionando al público, que esperaba ansioso, una situación más para ponerse al frente, pero Ecuador fue un equipo recio que aguantaba y seguía buscando oportunidades al frente.

Pero la gente se motivó al ver a Hugo Sánchez llamar a Cuauhtémoc Blanco, quien ingresaba a la cancha. Una parte importante del público se emocionó al ver al ídolo de Tepito ingresar al campo, con la intención de ponerle "colmillo" al encuentro, y así saber esconder la pelota y poner calma en los momentos importantes. a su salida, Nery Castillo también fue ampliamente ovacionado.

Blanco entró e hizo lo que mejor sabe. Catalogado como el mejor futbolista de México en la actualidad, puso un pase para que Bravo convirtiera el segundo y así amarre el pase a la siguiente ronda.

Ya cerca del final, Ecuador pudo capitalizar una de las tantas situaciones que generó, sin embargo, no fueron capaces de emparejar los cartones, y ahora Ecuador quedó eliminado de la competencia, justo con el sonido de fondo de los mexicanos entonando sus canciones.

[mt][foto: D. Leah/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×