Vitorean mexicanos a jugadores Sub-20 con piropos atrevidos

La comunión entre la Selección Mexicana Sub-20 y los aficionados volvió a hacerse patente tras el buen segundo tiempo del Tricolor en el triunfo sobre Gambia en el Mundial Canadá 2007 de la...
 La comunión entre la Selección Mexicana Sub-20 y los aficionados volvió a hacerse patente tras el buen segundo tiempo del Tricolor en el triunfo sobre Gambia en el Mundial Canadá 2007 de la categoría.  

MEDIOTIEMPO | AgenciasEstadio Exhibition Palace. 2 de Julio de 2007

  • Hubo quienes pedían a Jesús Ramírez para el Tri Mayor

La comunión entre la Selección Mexicana Sub-20 y los aficionados volvió a hacerse patente tras el buen segundo tiempo del Tricolor en el triunfo sobre Gambia en el Mundial Canadá 2007 de la categoría.  

Y así lo demostraron los pocos seguidores que se dieron cita en el estadio Nacional de Futbol de Toronto, cuando al término del partido, la fiel afición ya esperaba la salida de sus ídolos para vitorearlos por ese resultado obtenido en su debut en la copa.  

"¡México, México!", eran los gritos de los cerca de 200 aficionados que se apostaron a un costado de la zona mixta al aire libre del inmueble para ver pasar a los jugadores, a quienes les gritaron de todo.  

"¡Vela, Vela, Vela!", gritaban cuando el jugador salió hacia el autobús de la Selección, "¡Giovanni estás bien bueno!", se aventuró a gritar una adolescente, quien con cámara en mano no se cansaba de tomarle fotos al jugador, claro: de la cintura para abajo.  

Las chicas, sobre todo, lanzaban cada lindeza a los jugadores, e incluso algunas les declaraban su amor a los seleccionados, "¿Vela, quieres ser mi novio? Te espero en México", gritó otra señorita que a su vez pedía un autógrafo del atacante en su escotada playera.  

Mientras los jóvenes, conscientes del trabajo de Jesús Ramírez primero en el Mundial Sub-17 de Perú 2005, le gritaban "¡Chucho, Chucho, Chucho!", y ya entrados en gastos, lo candidateaban para que se hiciera cargo de la Selección Mayor.  

El estratega y los jugadores, quienes recibieron todo tipo de ofertas de sus fans, solamente lanzaban una sonrisa nerviosa y levantaban el pulgar en señal de triunfo, ignorando las propuestas que les hacían sus seguidores pero pensando en, quizá, poder aceptarlas.

[ntx][foto: J. Reyes/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×