Argentina 4-0 Perú…Con la victoria de Argentina ante Perú, se armó la revancha

Y ocurrió lo que parecía evidente. Tal y como se esperaba, la Selección de Argentina venció sin problemas a su similar de Perú 4-0 avanzando así a las Semifinales de la Copa América y...
 Y ocurrió lo que parecía evidente. Tal y como se esperaba, la Selección de Argentina venció sin problemas a su similar de Perú 4-0 avanzando así a las Semifinales de la Copa América y convirtiéndose con ello en el rival de México en la antesala de la Fina

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOEstadio Metropolitano, Barquisimeto, 8 de Julio de 2007

  • Perú sólo aguantó el primer tiempo sin goles

Y ocurrió lo que parecía evidente. Tal y como se esperaba, la Selección de Argentina venció sin problemas a su similar de Perú 4-0 avanzando así a las Semifinales de la Copa América y convirtiéndose con ello en el rival de México en la antesala de la Final.

Dicen que para considerarse revancha, un juego debe darse ante el mismo rival y en la misma instancia, y aunque el México-Argentina no cumplirá con la segunda condición, tendrá el toque de morbo que le da la eliminación en el pasado Mundial de los aztecas a manos de los pamperos.

Si bien ahora es fácil relatar que Argentina cumplió con el guión que se esperaba ante Perú, no debe dejarse de lado que al menos en la primera parte del juego, los incas pusieron más resistencia de la esperada, ya que la ofensiva vistosa de Argentina se esperaba, mas no la decente forma con la que se defendió Perú en los primeros 45.

De hecho, si en algún momento el estratega Julio César Uribe estimó una oportunidad de gol para su equipo, tal vez no la esperó tan temprano, ya que apenas al minuto 3, un descuido del defensa del Valencia, Roberto Ayala permitió que el peruano Paolo Guerrero le robara el balón y disparara por encima del arco de Abbondanzieri.

Pero ésa fue la única para Perú, ya que a partir de ahí comenzaron los acosos de Argentina, con su movilidad excesiva y el impresionante entendimiento entre sus jugadores.

Los primeros indicios de lo que estaba por venir se presentaron por conducto de Juan Román Riquelme al 14, con un disparo desde el sector izquierdo a las manos del arquero Butrón.

Una más, tres minutos más tarde, corrió a cargo de Lionel Messi, cuando ingresó también por el sector izquierdo y entre tres zagueros disparó de zurda para que el esférico, luego de rozar en la pierna de un defensor, se estrellara en el poste derecho.

Mareados y probablemente con la cintura cansada, los peruanos lograron terminar los primeros 45 minutos sin gol en su portería, aunque sin generar jugadas de peligro. La clave hasta el momento para los incas fue dejar jugar a Argentina en el medio campo y cortar en la línea defensiva.

Pero la historia fue totalmente distinta en el complemento. Ahí sí se cumplió al pie de la letra el scrip que se esperaba del juego y casi desde el inicio del segundo tiempo, ya que Juan Román Riquelme, apenas al 46, tomó el balón cuando toda la zaga peruana había recorrido a la izquierda, por lo que el delantero de Boca Juniors, cambió de dirección y velocidad para sacar un zurdazo que dejó dentro del arco, junto a la base del poste izquierdo.

El acoso ya nunca se detuvo, ya que cinco minutos más tarde, Zanetti metió un centro largo desde la banda derecha que remató de cabeza Tévez estrellando el balón en el travesaño.

Once minutos más tarde, llegó el segundo gol gracias a que Messi recibió un pase filtrado de Riquelme y definió frente al portero, pasándole el esférico por en medio de las piernas dentro del área chica. Fue entonces donde pareció que la ráfaga argentina podía detenerse, ya que el juego tuvo entonces indicios de morir prematuramente, a falta de 20 minutos del final, debido a una baja en el ritmo de juego.

Pero sólo fue una engañosa visión, ya que al minuto 75, Javier Mascherano aprovechó un rebote y contraremató una combinación de Tevez y Messi que había rechazado el arquero Butrón.

Aún estaba por venir el último del encuentro, al 85 nuevamente por conducto de Riquelme a pase de Tevez.

Perú se va de la justa habiendo sumado únicamente una victoria en su debut ante Uruguay, pero después mostrando su real nivel con tres juegos consecutivos sin victoria.

En tanto, Argentina tendrá una edición más ante la Selección de México, a la que se enfrentó por última vez en el Mundial de Alemania 2006 y a la que dejó en la ronda de Octavos de Final.

[mt][foto: V. Straffon/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×