El festejo de Nery Castillo caló en los paraguayos

El pecado de Nery Castilo, a quien  apoda la prensa Internacional el "Diablo", fue hacerle el tercer gol a los Paraguayos, ya que tras la celebración del tanto, realizó un festejo frente a la...
El pecado de Nery Castilo, a quien  apoda la prensa Internacional el "Diablo", fue hacerle el tercer gol a los Paraguayos, ya que tras la celebración del tanto, realizó un festejo frente a la banca enemiga con dos cortes de manga, los cuales se toman
 El pecado de Nery Castilo, a quien  apoda la prensa Internacional el "Diablo", fue hacerle el tercer gol a los Paraguayos, ya que tras la celebración del tanto, realizó un festejo frente a la banca enemiga con dos cortes de manga, los cuales se toman

Alexander Jiménez | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Monumental de Maturín, Venezuela. 8 de Julio de 2007

  • Cuauhtémoc Blanco protegió a Nery al medio tiempo

El pecado de Nery Castilo, a quien  apoda la prensa Internacional el "Diablo", fue hacerle el tercer gol a los Paraguayos, ya que tras la celebración del tanto, realizó un festejo frente a la banca enemiga con dos cortes de manga, los cuales se toman en el futbol como un sinónimo de poder, fuerza o bien, un logró consumado pero, la banca Paraguaya los tomó como un insulto.

Pero el festejo no fue para insultar a la banca de Paraguay, tampoco para burlarse de haberles anotado, fue para su familia que se encontraba en la parte alta del estadio Monumental de Maturín.

Ese festejo dolió tanto que de la banca los jugadores, Cuerpo Técnico y demás, se levantaron como impulsados por un cohete y a Nery le aventaron un envase de bebida rehidratante reprobando sus señas.

El técnico Gerardo Martino le decía al "Diablo" a la distancia que se acordará que el futbol tenía "ida y vuelta", que no se extralimitará en sus festejos; al terminar el primer tiempo Castillo fue a hablar con Dario Verón para explicarle que el festejo fue para su familia que se encontraba en esa parte del estadio, arriba en los palcos de invitados especiales.

El jugador paraguayo lo escuchó, pero nada más. En el camino al vestidor Cuauhtémoc Blanco encuentra a Castillo, lo abraza para protegerlo y se dirige a un integrante de la banca con palabras obscenas, demostrando que no bromeaba en proteger a su gran amigo.

Se hicieron de palabras jugadores de México y Paraguay camino a los vestidores, los militares estuvieron atentos a cualquier situación. No pasó a mayores. Nery salió por una molestia muscular al minuto 53, de tiempo corrido, con lo cual se abrió la oportunidad para Adolfo Bautista.

Todos esos reclamos quedaron en eso nada más, en simples reclamos porqué en los dos equipos se dedicaron a jugar; Paraguay a tratar de descontar y México a tratar de aumentar la ventaja para definir de una vez por todas.

Castillo será valorado mañana en Puerto La Cruz, pero hay confianza en el Cuerpo Técnico de que logre estar al cien por ciento para enfrentar a Argentina el próximo miércoles en Puerto Ordaz, en las Semifinales de Copa América.

[mt][foto: D. Leah/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×