Nueva Zelanda-México... El Tri Sub-20 con paso perfecto en Grupo C

La Selección Mexicana Sub-20 derrotó por 2-1 a su similar de Nueva Zelanda y con ello clasificó a Octavos de Final del Mundial de Canadá como primer lugar del Grupo C, con tres triunfos en tres...
 La Selección Mexicana Sub-20 derrotó por 2-1 a su similar de Nueva Zelanda y con ello clasificó a Octavos de Final del Mundial de Canadá como primer lugar del Grupo C, con tres triunfos en tres partidos para sumar 9 unidades.

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPOEstadio Commonwealth en Edmonton, Canadá, 8 de Julio de 2007

  • Buen debut de Christian Bermúdez quien anotó el primero
  • Nueva Zelanda abusó del juego rudo

La Selección Mexicana Sub-20 derrotó por 2-1 a su similar de Nueva Zelanda y con ello clasificó a Octavos de Final del Mundial de Canadá como primer lugar del Grupo C, con tres triunfos en tres partidos para sumar 9 unidades.

El estratega mexicano, Jesús Ramírez, mandó al campo un cuadro conformado principalmente por jugadores que no habían tenido acción durante los dos primeros partidos del certamen, destacando la participación del atlantista Christian de Jesús Bermúdez quien anotó el primer gol en un rebote del portero al minuto 24.

Aunque el partido era de mero trámite para los mexicanos, no fue tan fácil como se hubiera esperado, ya que los de Oceanía metieron la pierna fuerte y por momentos con rudeza, además de que aprovecharon las ventajas físicas de sus jugadores en las pelotas a balón parado.

El segundo gol fue obra del zaguero Osmar Mares, quien empujó un centro a las redes dentro del área chica que mandó por la banda derecha José Daniel Guerrero.

Descontó por los neocelandeses el defensa Jack Pelter al 89, en una jugada que inició a balón parado, un centro que el portero Cota no pudo contener y el rebote le quedó dentro del área a Pelter quien remató para poner el 2-1 definitivo.

Con este resultado y por haber obtenido el primer lugar del Grupo C, los mexicanos jugarán contra el tercer lugar con menor puntaje de entre los sectores A, B y F.

El rival de México saldrá de entre las Selecciones de Congo, Austria y Uruguay, pero se definirá una vez que concluya la participación de todos los conjuntos esta noche.

Dicho partido se jugará en la sede de Montreal el próximo jueves con horario por confirmar. PRIMER TIEMPO

Como lo anunció en días previos a este partido, Jesús Ramírez, timonel mexicano, cambió en un 70 por ciento su cuadro titular, toda vez que ya antes de este duelo habían asegurado el pase a los Octavos de Final del Mundial Sub-20 de Canadá.

Para este encuentro, Ramírez sólo repitió a tres jugadores de su cuadro base: Julio César Domínguez, Jorge Hernández y Carlos Vela, para darle oportunidad a otros talentos como al atlantista Christian "Hobbit" Bermúdez, quien ha sido una revelación en la Primera División del Futbol Mexicano.

México salió a proponer desde el inicio, donde empezó a tener llegadas al área rival aunque sin dañarla, y los neocelandeses también dieron avisos desde los primeros minutos de que su juego es duro, con poca técnica, pero con mucha fuerza, además que físicamente son más altos que el plantel azteca.

En su debut tan esperado en el Mundial, el "Hobbit" trató de controlar la mediacancha, además de proyectar al frente a sus compañeros con trazos largos, precisos o con desbordes, y precisamente él fue quien puso al frente a México en el marcador.

En un rebote, previo a un tiro por el lado izquierdo del "Chicharito" Hernández que el guardameta desvió al centro del área, el chaparrón atlantista sólo tuvo que empujar el balón a las redes para anotar su primer gol en el Mundial y de paso poner al frente a México al 24’.

Previo a la anotación de Bermúdez hubo algunos avisos, pero con poca peligrosidad, principalmente a través de Carlos Vela, quien tuvo un par de disparos, uno desviado por el arquero y otro muy cruzado que pasó cerca de la cabaña neocelandesa.

Tras el gol de México, Nueva Zelanda trató de aprovechar la estatura de varios de sus hombres, así que predominó en ellos el juego aéreo, pero los mexicanos controlaron bien las acciones.

Los de Oceanía abusaron de la fuerza durante esta primera mitad, jugando con mala intención en los balones disputados como por ejemplo Jack Pelter quien no se tocó el corazón a la hora de ir por el esférico, más de una vez abusó del juego rudo, e incluso le propinó un codazo al "Chicharito" Hernández.

A pesar del dominio en la posesión del balón por parte de los mexicanos, no pudieron reflejarlo en el marcador, y tal parecía que en cualquier momento, en una jugada a balón parado, Nueva Zelanda podría empatar las acciones, ya que su juego aéreo es peligroso.

Y justo en un tiro de esquina, el cuadro de Oceanía tuvo la oportunidad de empatar las acciones, cuando un balón de rebote le quedó a modo a Michael Boxall, quien tuvo a modo la pelota pero la voló en un disparo dentro del área.

SEGUNDO TIEMPO

El segundo tiempo se caracterizó por la posesión del balón de los mexicanos y nuevamente por el juego fuerte de los neocelandeses, quienes metieron la pierna fuerte en todo momento para tratar de quitarle la pelota a los verdes.

Christian Bermúdez demostró su calidad en el medio campo y su toque refinado, e incluso le cambió el ritmo al partido cuando fue necesario.

Esta parte complementaria estuvo trabada y los neocelandeses tuvieron más ocasiones de peligro para empatar el marcador, pero la defensa mexicana y en ocasiones, el portero Cota, contuvieron las ocasiones de gol.

Cota hizo un paradón a Sam Jenkins al 50, quien conectó un centro mandado desde la banda izquierda en relación a su ataque, y de un testarazo puso en aprietos la cabaña mexicana, pero el guardameta alcanzó a mandar el balón a tiro de esquina.

Era un aviso de que Nueva Zelanda en cualquier momento podría empatar el marcador si México no se aplicaba en el campo, por lo que Jesús Ramírez decidió sacar a Vela y meter a Pablo Barrera y tratar de buscar con otro delantero el segundo gol que le diera tranquilidad.

Pero paradójicamente no fue un delantero quien se encargó de incrementar el marcador, sino un zaguero, Osmar Mares, quien en un desborde por derecha y un centro al corazón del área chica por parte de José Daniel Guerrero, sólo tuvo que empujar la pelota al 78.

Mares festejó con el tradicional arrullo que inmortalizara Bebeto en el Mundial de Estados Unidos 94.

Unos minutos después, el "Hobbit" tuvo otra oportunidad clara, cuando de aire prendió un balón cerca del área, pero su disparo salió flojo y a las manos del portero, ésta fue una de las últimas jugadas de Bermúdez, quien saldría de cambio para el ingreso de Aldrete.

El gol de Nueva Zelanda llegó ya muy tarde, al minuto 89 y fue precisamente en una jugada a balón parado, donde se vieron más peligrosos durante el partido.

Jenkins cobró una falta por el sector derecho y mandó un centro largo que el guardameta mexicano no pudo contener, apenas alcanzó a conectar con los puños, pero dejó el balón a modo en el corazón del área, para que Pelter anotara el 2-1 definitivo.

ÁRBITRO

Mohamed Benouza de Argelia, quien tuvo un regular trabajo porque dejó que los jugadores de Nueva Zelanda jugaran en ocasiones con rudeza, que no se vio reflejada en las tarjetas. Aunque amonestó a tres jugadores del equipo de Oceanía, fue timorato en otras acciones que merecían cartón amarillo.

[mt][foto: J. Reyes/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×