México 0-3 Argentina… Hay que lograr que esto cambie

La Selección Mexicana de Futbol no pudo conseguir su pase a la Final de la Copa América al caer 0-3 con su similar de Argentina en un partido intenso, curioso por la manera en que se definió y en...
La Selección Mexicana de Futbol no pudo conseguir su pase a la Final de la Copa América al caer 0-3 con su similar de Argentina en un partido intenso, curioso por la manera en que se definió y en el que la diferencia fue la experiencia y calidad individua
 La Selección Mexicana de Futbol no pudo conseguir su pase a la Final de la Copa América al caer 0-3 con su similar de Argentina en un partido intenso, curioso por la manera en que se definió y en el que la diferencia fue la experiencia y calidad individua

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Polideportivo Cachamay, Puerto Ordaz. 11 de Julio ante un lleno total

  • La diferencia, los jugadores que militan en Europa
  • México incluso fue mejor hasta el minuto 60

La Selección Mexicana de Futbol no pudo conseguir su pase a la Final de la Copa América al caer 0-3 con su similar de Argentina en un partido intenso, curioso por la manera en que se definió y en el que la diferencia fue la experiencia y calidad individual de los jugadores que militan en Europa por parte de la Albiceleste.

México mantuvo el juego muy parejo hasta el minuto 60’, de hecho por lapsos fue el dominador y logró anular a las estrellas Messi, Riquelme, Verón, Tevez… por lo menos en el 95 por ciento de los casos. El problema es que si ellos convierten goles imposibles, sacan penales de la manga y aprovechan los errores del rival. Nosotros, la ponemos en los postes o afuera del arco.

Fue curioso cómo cayeron los goles; el primero fue gracias a que Oswaldo se vino a equivocar en el momento menos indicado, cuando mejor jugaba México. El segundo es una cosa de locos por parte de Messi y que ya nos hace pensar que México es imán para que los rivales hagan los mejores goles del los torneos, (Maxi Rodríguez, Feilhaber y hoy la "Pulga"). El tercero que fue la puntilla fue gracias a un penal que para nosotros a todas luces no existió, pero bueno, dejémoslo en "muy discutible".

Al final una cosa queda clara, México planteó bien el juego, generó, trabó y hasta dominó. Pudo jugarle de tú a tú a Argentina, todo eso, hasta que la experiencia y el nivel que logran los jugadores que militan lejos de Argentina, en las mejores ligas del mundo, se impuso sobre un joven equipo mexicano. Que los equipos de México lo entiendan bien, si quieren que la Selección y nuestro futbol avance, deben no sólo dejar que sus futbolistas jueguen en el extranjero, sino incitarlos y ayudarlos a que lo hagan. Sino, esta historia se repetirá una, y otra y otra vez.

Sí, México jugó bien, pero ya no se debe hablar de "derrotas dignas", ahora hay que trabajar para que en este ciclo, la Selección Mexicana aprenda a ganar, a cambiar la historia, a poder festejar y no repetir siempre lo mismo a pesar de jugar bien.

Así, Argentina enfrentará a Brasil en la Final el próximo domingo en Maracaibo a las 16:05 hora de México, mientras que el equipo Tricolor enfrentará el duelo por el tercer lugar ante Uruguay a la misma hora pero el sábado.

PRIMER TIEMPO

Como se esperaba, el duelo arrancó con un pressing muy intenso de ambos lados estableciendo una tremenda lucha por el control de la pelota en el medio campo. Tanto México como Argentina querían tocar a ras de pasto y aunque la Albiceleste se acercó al área mexicana en los primeros minutos, poco a poco el Tri fue ganando terreno, recuperando más pelotas, cerrando espacios y adelantando líneas.

Al 8’, Guardado robó la pelota y armó una jugada que culminó con un buen disparo de Cacho que pasó apenas arribita del arco de Abbondanzieri, era el primer aviso importante del partido pese a que el primer tiro lo había hecho Argentina a las manos de Oswaldo.

La Albiceleste respondió al 12’ con una gran jugada de Zanetti por la derecha pero que culminó con un disparo a las manos de Oswaldo. Después del minuto 15, México ya lograba alejar prácticamente la pelota de su área y comenzaba a fraguar un ligero dominio que llevaba a que el balón estuviera más tiempo en territorio argentino.

Tevez avisó al 20’ en un balón perdido en la salida mexicana pero el disparo final fue muy desviado. En tanto, el Tricolor acarició la anotación al 34’, con una jugada impresionante de Guardado que recibió en a izquierda del área, recortó tremendo dejando tirados a dos defensas para disparar justo al poste a la altura del ángulo superior a la izquierda de Abbondanzieri. Iba a ser un golazazo, pero sólo se quedó cerca.

Al 41’, otra vez Tevez entró al área con gran pared pero disparó mal y la pelota quedó en el excelente achique de Oswaldo. Ahí México tenía controlado el juego, jugaba mejor y los argentinos comenzaban a buscar cómo sacudirse la tremenda marca verde; la solución que encontraban era buscar faltas y les dio resultado.

Cuando se acercaba el final de la primera parte, Riquelme sacó una falta en tres cuartos de campo, él mismo cobró con un pase bombeadito que parecía no traer mucho, pero Oswaldo salió mal y Heinze aprovechó para saltar y con el pie mandar la pelota al arco abierto anotando el 1-0 al 44’.

SEGUNDO TIEMPO

Para la parte complementaria, Hugo decidió dos cambios. Sacó a Torrado que había sido amonestado de forma rigorista para meter a Alberto Medina, con lo que Arce quedaba como segundo contención acompañando a Correa que tomaba la responsabilidad de Torrado. El otro cambio fue Omar Bravo por Juan Carlos Cacho.

México arrancó bien la segunda mitad, tomó la pelota, trabajó el partido mantenía el orden pero proponía. En tanto, Messi preparaba el terreno para la andanada argentian al tirarse un clavado en el área que Chandía no compró y Lionel sólo consiguió una justa amonestación.

El buen trabajo mexicano casi trajo el empate, pronto pues al 53’, Márquez tocó un gran pase a Nery Castillo que controló en el área y ¡de derecha! disparó pero justo al travesaño. Ahí, el Tri jugaba mejor, había logrado anular los contragolpes rivales y tuvo el empate a 10 centímetros de distancia… pero la historia pesa y a nosotros siempre se nos repite en contra.

Al minuto 63’, Argentina demostró que la diferencia en estas instancias y en partidos tan parejos, son los jugadores que han tenido la oportunidad de salir de su país a un mejor futbol. Cuando los dos equipos proponen, cuando se toca la pelota, cuando el rival aprieta, esos hombres son los que sacan las victorias importantes. Así, Messi tomó pelota en la derecha del área y ante el buen achique de Oswaldo y la buena barrida del defensa, disparó bombeado, perfecto para superar al portero mexicano y que la pelota cayera al arco. Un gol imposible, de esos que parece que México se ha vuelto imán, para el 0-2 en el marcador.

El golpe del gol de Messi, por el momento en que cayó y su calidad, había sido duro, pero lo que nos mató fue que al 66’, Tevez entró al área y como en sus demás oportunidades no pudo superar a la defensa mexicana, sólo que ahora cuando Rafa Márquez le había ganado la posición perfectamente, se tiró al suelo para el árbitro Chandía marcara penal. Riquelme concretó el obsequio a la Panenka para el 0-3.

El partido estaba muerto, sobretodo porque Alberto Medina y Omar Bravo que habían entrado en el segundo tiempo, se comportaban como si llevaran 3 partidos jugando sin parar, pues el golpe anímico los destruyó; ellos que debían dar la reacción, eran los que más bajaban los brazos. México no podría superar el golpe y ya sin la necesidad de buscar nada, Argentina se dedicó a pasear la pelota. El Tri fue recuperándose y logró al final algunas llegadas para terminar como se debe, peleando por anotar.

Los contragolpes argentinos dejaron al 78’ a Palacio solo en la media luna, pero Oswaldo atajó la pelota con acierto aprovechando que el remate del delantero argentino le quedó cerca.

Al 80’, una volea de Guardado que pasó cerca del arco fue la más cercana para que el Tri lograra el gol de la honra, que además de mercerlo, había que hacerlo, algo que no hemos logrado comprender aún.

ARBITRAJE

Regular de Carlos Chandía. Tomó buenas decisiones pero respetó en exceso a Riquelme a quien le regalaba faltas cada vez ponía la rodilla en el césped. Bien cuando a Messi lo amonestó por tirarse un clavado artero en el área, pero muy mal al regalarle a Tevez un penal cuando Rafa Márquez le había ganado totalmente la posición. Luego Tevez se tiró otro clavado en el área y aunque no marcó penal tampoco lo amonestó. Cambió criterios, a Torrado lo amonestó en su segunda falta mientras a los de la otra playera se les daba manga ancha. Y ojo, de ninguna manera es culpable en ningún sentido de la derrota mexicana.

[mt][foto: A.Acosta/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×