La prensa argentina destaca a Messi… De México, nada

Luego del triunfo de su Selección sobre México, el diario Olé, el periódico deportivo más importante de Argentina, se deshace en elogios a Lionel Messi, autor de la obra maestra que significó el...
Luego del triunfo de su Selección sobre México, el diario Olé, el periódico deportivo más importante de Argentina, se deshace en elogios a Lionel Messi, autor de la obra maestra que significó el segundo gol de la Albiceleste y prácticamente definió e
 Luego del triunfo de su Selección sobre México, el diario Olé, el periódico deportivo más importante de Argentina, se deshace en elogios a Lionel Messi, autor de la obra maestra que significó el segundo gol de la Albiceleste y prácticamente definió e

MEDIOTIEMPO | Redacción11 de Julio de 2007

  • "El Maradona del SXXI", llaman a Lionel

Luego del triunfo de su Selección sobre México, el diario Olé, el periódico deportivo más importante de Argentina, se deshace en elogios a Lionel Messi, autor de la obra maestra que significó el segundo gol de la Albiceleste y prácticamente definió el partido.

La portada del diario titula "Messico 86", haciendo una clara alusión al Mundial en nuestro país cuando Maradona era el mejor jugador del Mundo y logró el título del orbe, comparándolo ahora con Lionel, el jugador del Barcelona. Y acota, "El Maradona del siglo XXI metió un gol de antología: el genio de Messi, la clase de Riquelme (penal a lo Zidane), ¡hasta Heinze hizo un golazo! Goleamos 3-0 a México y la final de la Copa es con Brasil".

Poco (tres palabras) se habla de México, en nada mencionan las complicaciones que encontró su equipo en el primer tiempo y los dos balones al poste que puso el Tri y menos, se especula sobre el penal que Tevez inventó y que Chandía regaló para el 3-0 ya con todo definido.

Ellos hablan de sus cosas, de su sueño de ganarle a Brasil en la Final, todo lo demás es un escalón… y nosotros, México, lo fuimos.

"No es un teatro, pero hay sueños. El pasto quema y, así y todo, la pelota sigue mansita, por abajo, hasta que Messi le pone el botín zurdo bien profundo y logra lo imposible: que un estadio nuevo, flamante, se venga abajo. Hasta los mexicanos, dignos, aplauden la obra. Es el gol de la Final. Es el grito sagrado que lleva a la Selección hacia donde necesitaba ir: la reconciliación. Brasil, con samba y todo, como nunca asoma con timidez. El brillo de esta Copa luce más sobre un pecho celeste y blanco...".

Y más. "Brasil es el último eslabón. Robinho, su camiseta, la rivalidad de siempre, el partido soñado, la revancha... Ni Don King lo hubiera armado mejor. Hoy las estrellas están de este lado. Riquelme es el argentino más brasileño pero cada vez es más argentino. Mascherano es el Maradona de los volantes centrales. Verón, otro de los símbolos del Coco, viene de menor a mayor. Tevez asusta porque alguna vez fue Deus en Corinthians. Y Messi, para los que le piden que se parezca a Diego hasta para masticar, se empecina en hacer lo mismo en la cancha que en la Play Station".

Así lo vieron algunos en Argentina… Siempre que conocemos un otro lado tan distante en concepto, no nos queda más que recurrir al refrán, "nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira".

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×