Pocos pero ruidosos en el Olímpico esperan el inicio del encuentro

El ambiente es diferente al de otras ocasiones. Los puestos ambulantes son pocos en Ciudad Universitaria, de igual la cantidad de personas que caminan por las calles de la Universidad Bolivariana...
 El ambiente es diferente al de otras ocasiones. Los puestos ambulantes son pocos en Ciudad Universitaria, de igual la cantidad de personas que caminan por las calles de la Universidad Bolivariana de Venezuela.

Alexander Jiménez | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Olímpico de Caracas, 14 de Julio de 2007

  • La atención es completamente para la Final

El ambiente es diferente al de otras ocasiones. Los puestos ambulantes son pocos en Ciudad Universitaria, de igual la cantidad de personas que caminan por las calles de la Universidad Bolivariana de Venezuela.

El partido entre México y Uruguay no ha llamado mucho la atención de la afición al futbol y eso se refleja en las butacas del Olímpico, donde el sol pega de lleno y el color verde fluorescente cala los ojos; no hay casi aficionados en este momento pero se espera que por menos la mitad del aforo sea ocupado.

Prensa tampoco hay mucha como en los partidos pasados, el interés de los medios por este encuentro no es mucho pero también hay que recalcar que los periódicos y televisión, le han dado poca difusión al cotejo.

Eso sí, las playas que están a 40 minutos del Olímpico lucen repletas de gente, es un río de automóviles el que se dirige a ver el atardecer sobre la arena y con el sol de frente; es un día asoleado, raro en estas fechas e invita a ser aprovechado.

Toda la tención se centra en el cotejo de la Gran Final entre Argentina y Brasil, mismo que ocupa las principales páginas de los rotativos como, últimas noticias, El Universal entre otros.

Los pocos aficionados que asistieron a este encuentro, en su mayoría invitados por parte del Gobierno, esperan un platillo de futbol, con exceso de goles y muchas emociones. Es cierto que son pocos los aficionados que están en el Olímpico, pero eso sí, muy ruidosos y non dan tregua en su intento por contagiar al graderío. Ahora le toca a México y Uruguay hacer lo suyo.

[mt][foto: O. Martínez/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×