En el Maracaná hubo un ambiente 'chido': González

Tiene un castellano ligeramente tropezado, pero los modismos del lenguaje de Mónica González, Capitana de la Selección Femenil Mexicana, sabe utilizarlos en la ocasión y el momento preciso.
Tiene un castellano ligeramente tropezado, pero los modismos del lenguaje de Mónica González, Capitana de la Selección Femenil Mexicana, sabe utilizarlos en la ocasión y el momento preciso.
 Tiene un castellano ligeramente tropezado, pero los modismos del lenguaje de Mónica González, Capitana de la Selección Femenil Mexicana, sabe utilizarlos en la ocasión y el momento preciso.

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Maracaná, Río de Janeiro, 20 de Julio de 2007

  • Quieren tener un estilo emocionante de jugar

Tiene un castellano ligeramente tropezado, pero los modismos del lenguaje de Mónica González, Capitana de la Selección Femenil Mexicana, sabe utilizarlos en la ocasión y el momento preciso. Y es que la también defensa del combinado que representa a México en los Juegos Panamericanos de Río, habló sobre el apoyo que recibieron de la afición brasileña en el juego contra Estados Unidos. "El apoyo de toda la tribuna estuvo increíble, desde un principio cuando salimos escuchamos. Hace dos partidos también creo que había como doscientas personas porque estaba lloviendo, pero estaban echando porras para nosotras y eso estuvo chido". "Es increíble estar en Brasil y no sé si tenía que ver más contra quién estábamos jugando, pero está bien y nos ayuda y más porque creo que nos merece ese tipo de apoyo porque estábamos jugando muy bien y creo que la gente estaba disfrutando cómo jugabamos, eso es algo muy importante para nosotras porque también queremos mostrar un estilo de futbol emocionante", mencionó Mónica en conferencia de prensa. La característica forma de hablar de Mónica se debe a los años que ha vivido en Estados Unidos, en donde no acabó a concluir sus estudios universitarios. González consideró que hoy fue un da especial para el balompié femenino mexicano, por el entorno del juego, el rival y la forma en que se remontó el marcador. "Hoy fue un momento muy especial para México, para el futbol femenil de México. Yo estoy muy orgullosa de mi equipo. Empezamos un poquito lentas, fuera de ritmo y no sé si fueron los nervios o qué fue, pero nunca dejamos de creer en nosotras mismas y nunca dejamos de luchar", dijo. "La segunda mitad del encuentro -comentó Mónica entre risas- prácticamente lo observé sin problemas debido a las pocas jugadas de peligro que generó el rival". "Yo casi no estaba tocando el balón en el segundo tiempo, pero eso está bien, yo he estado disfrutando mucho lo que han estado haciendo mis compañeras arriba y las de media cancha", concluyó.

[mt][foto: V. Straffon/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×