Otro viernes de calvario para Tecos

La Semana Santa está muy lejos, pero para los Tecos, los viernes son de calvario. Cuando juegan en casa parece que lo hacen en una cancha desconocida, ante rivales de los que nunca nadie les dio...
La Semana Santa está muy lejos, pero para los Tecos, los viernes son de calvario. Cuando juegan en casa parece que lo hacen en una cancha desconocida, ante rivales de los que nunca nadie les dio alguna referencia y que en la cancha apenas les alcanzan a v
 La Semana Santa está muy lejos, pero para los Tecos, los viernes son de calvario. Cuando juegan en casa parece que lo hacen en una cancha desconocida, ante rivales de los que nunca nadie les dio alguna referencia y que en la cancha apenas les alcanzan a v

José María Anguiano | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Tres de Marzo, viernes 17 de Agosto de 2007 ante una pobre entrada.

  • La cancha de la Avenida Patria parece un hospital

La Semana Santa está muy lejos, pero para los Tecos, los viernes son de calvario. Cuando juegan en casa parece que lo hacen en una cancha desconocida, ante rivales de los que nunca nadie les dio alguna referencia y que en la cancha apenas les alcanzan a ver el número.

Triste, gris, lúgubre. Como la tarde zapopana, los Tecos no supieron como poner resistencia al Atlante que, con más parcialidad en la tribuna –en parte porque su misma gente se les volteó en el trayecto del encuentro-, aplastó a los Tecos la tarde de este viernes en la cancha del Tres de Marzo.

La cancha de la Avenida Patria parece un hospital, pues todo equipo que sale, lo hace con tres puntos. Es triste la forma en que se derrumba el equipo que fue de los mejores jugando de local la campaña anterior.

Atlante en su papel, un buen equipo, equilibrado, solvente y oportuno que, sin hacer un gran esfuerzo le recordó a Tecos el baile de hace 15 días en este mismo inmueble.

La afición del Atlante, escasa y dispersada en las tribunas del Tres de Marzo, pero suficiente para hacerle el apoyo a su equipo, disfrutó de una primera mitad que en su totalidad fue para los azulgranas, y con lo cual le bastó para embolsarse las tres unidades en disputa.

No cabe duda que los locales tienen al santo de espaldas, ya que en lo que aparentaba un encuentro más equilibrado, resultó ser otro calvario para el equipo de Franco, quien por cierto, está tan lejos de encontrar su equipo idóneo como de convertirse en Asistente de Bielsa en Chile, cosa que algunos ya dan por hecho.

Un grupo de policías ubicados cerca del corner, observan el partido y el reloj de reojo, esperando el momento de la culminación, el mismo reloj que Franco ya estrelló contra el piso y que el "Profe" Cruz ignora ante la apabullante, pero a la vez discreta actuación de su equipo.

La barra del Atlante festejó, junto con algunos pocos, la primera victoria de los Potros, quienes cabalgaron cancinos y despacito hacia sus primeros tres puntos del certamen.

Como si fuera poco y como despedida para Darío Franco, un sector poblado de la tribuna le gritaba mientras se alejaba hacia el vestidor: "Darío, eres un pendejo", a todo pulmón, en una muestra de la inconformidad de los aficionados.

[mt][foto: V.Straffon/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×