Chivas 1 - 0 Tigres

BAJO UN DILUVIO, CHIVAS VENCIÓ A LOS TRISTES TIGRES
 BAJO UN DILUVIO, CHIVAS VENCIÓ A LOS TRISTES TIGRES

BAJO UN DILUVIO, CHIVAS VENCIÓ A LOS TRISTES TIGRES

Diego Pineda | MEDIOTIEMPOEstadio Jalisco, 1 de Septiembre ante una baja entrada

  • Los 90 minutos, diluvió sobre el Jalisco
  • Santana hizo el gol del triunfo
  • Al final, hasta la luz se fue

En un duelo totalmente afectado por una inclemente lluvia, Chivas derrotó 1-0 a Tigres en el Estadio Jalisco dentro de la sexta jornada del Apertura 2007.

El gol de la victoria lo hizo Sergio Santana al minuto 41 y luego el duelo realmente tuvo muchos problemas para lograr precisión, pues la cancha en el segundo tiempo se vio realmente afectada por el tormentón.

Hubo tres disparos a los postes, dos del visitante y uno del local, y hay que decir que los dos equipos se entregaron a tope luchando por dar espectáculo y al final, los pocos asistentes que aguantaron las cubetadas de agua en el Jalisco, se divirtieron un rato.

Con esto, Chivas llegó a 8 puntos en el cuarto sitio del durísimo G3 en donde lo superan San Luis (10), Morelia (11) y Cruz Azul (12 puntos). En tanto, Tigres sigue sin ganar en el torneo y suma apenas 1 un punto en el último sitio del mismo tercer sector y penúltimo general.

EL PARTIDO

Desde el inicio del duelo Chivas intentó meterle dinámica al juego y consiguió ser mejor que el rival, sin embargo, Tigres mantuvo siempre cierta oposición y estuvo bien metido en las acciones, sobre todo con mucha atención en zona baja.

El tener la pelota era difícil por la intensa lluvia, en cambio, antes de la cancha se encharcara, favorecía la velocidad de los rojiblancos. Al 23’ vimos la primera gran jugada de Chivas cuando Arellano hizo una gran pared con Bravo para culminar con un disparo cruzado desde la media luna, pero Cirilo atajó perfecto.

Los Tigres respondieron al 24’, en un contragolpe que Marino mandó a la tribuna con una volea desde el borde del área. El juego mantenía cierta paridad, más frecuencia de llegadas de Chivas, pero muy equilibrados en cuanto a opciones.

El gol que definió el partido llegó al minuto 41 cuando Ramón Morales desbordó por izquierda y al llegar a la altura del área sacó un centro raso delante de los centrales que Santana remató barriéndose para poner el 1-0.

Para la segunda parte, las condiciones del campo ya eran muy problemáticas, sin embargo, los dos equipos mantuvieron el entusiasmo y la intensidad. Tigres se entregó a tope, pero no encuentra la forma ni el estilo.

Pese a esto, Cerda estrelló un tiro en el poste en un remate barriéndose, luego fue Bravo quien cimbró el arco pegándole al palo y al 78’, Marino sacó balazo desde la derecha del área directo al travesaño a la altura del ángulo del primer poste.

El juego por momentos se volvía muy impreciso, pero los charcos, los abruptos enfrenones de la pelota que ya no botaba casi en ningún lado y el esfuerzo de los jugadores, mantenían a la gente entretenida. Incluso, al 79’ se apagó una parte del alumbrado, pero en una buena decisión, el árbitro decidió la inmediata reanudación, evitando así que los jugadores se enfriaran y pudiera surgir alguna lesión.

Al 81’, Padilla se encontró un balón rebotado en el área, disparó pero Saucedo alcanzó a tapar cuando ya se cantaba el segundo y al 87’, Omar Bravo intentó definir bombeado en un bonito disparo y aunque superó a Saucedo, la pelota no alcanzó a bajar y se fue por encima del travesaño.

ARBITRAJE

Bueno de Roberto García a quien pese a las condiciones del campo, los jugadores no le dieron problemas. Tomó buenas decisiones y supo distinguir los accidentes del campo de la intención de los jugadores.

[mt][foto: R.Ruiz/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×