Tablas entre los dos mejores... El Potro perdonó a Santos

El Atlante se quedó muy cerca de vencer al líder general, pero al final tuvo que conformarse con empatar 2-2 con Santos Laguna, en partido correspondiente a la Jornada 6 del Apertura 2007.
 El Atlante se quedó muy cerca de vencer al líder general, pero al final tuvo que conformarse con empatar 2-2 con Santos Laguna, en partido correspondiente a la Jornada 6 del Apertura 2007.

Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPOEstadio Andrés Quintana Roo, sábado 1 de Septiembre de 2007 ante un lleno

  • Atlante regaló 2 goles por errores en la zaga
  • Maldonado y Toledo igualaron para Atlante

El Atlante se quedó muy cerca de vencer al líder general, pero al final tuvo que conformarse con empatar 2-2 con Santos Laguna, en partido correspondiente a la Jornada 6 del Apertura 2007.

Gracias a dos feos errores de la zaga atlantista, el conjunto de Daniel Guzmán se fue al frente en el marcador por 2-0, pero una bravía y espectacular reacción del equipo local permitió que el partido concluyera con un entretenido empate.

Con este resultado, ambos cuadros mantienen el invicto; Atlante llegó a  12 puntos, pero cayó al cuarto lugar general, mientras que Santos se afianzó en el Superliderato con 16 unidades.

EL PARTIDO

Concientes de la peligrosidad del rival que tenían enfrente, los Potros fueron cautelosos en los primeros minutos, pero sin dejar de buscar el arco de Oswaldo. Por su parte, el líder general de la competencia se plantó en terreno ajeno sin miedo alguno e intentó tomar la manija del encuentro.

Pero apoyado por su nueva –y fiel- afición, el Atlante se apoderó del control del esférico a base de mucha presión en el medio campo. Con esto, el conjunto de José Guadalupe Cruz pudo sacar de balance a la zaga guerrera, pero no a Oswaldo Sánchez, quien en dos ocasiones salvó su meta en tiros de Cárdenas y Maldonado. Mientras tanto, Santos sólo encontraba peligro en jugadas aisladas al contragolpe o a balón parado.

Y fue así como, en una jugada de táctica fija, Christian Benítez anotó el primero del juego. En un tiro de esquina cobrado por Ludueña, quien regresó al cuadro titular tras superar una lesión, el ecuatoriano aprovechó una mala salida de Vilar para mandar el balón al fondo de las redes atlantistas.

Para la parte complementaria, el técnico potro tuvo que hacer una modificación, buscado más presencia en el área rival. Cárdenas, quien jugó bien pero al final se apagó, dejó su lugar al camerunés Alain Nkong.

Pero el problema de Atlante no estaba en la delantera, sino en la zaga, en donde un par de errores le dieron la ventaja a Santos. En el primer tiempo fue Vilar quien pifió, y en la parte complementaria fue Hernández Lash quien, demostrando poca técnica individual, perdió el balón con Vuoso, quien escapó para habilitar a Ludueña, anotador del segundo gol guerrero.

Pese a la desventaja, Atlante mostró poder de reacción. Por conducto de Pereyra, los Potros se acercaron al gol del descuento, pero un tiro que se fue desviado por poco y una atajada de Oswaldo con el pie fue lo más que pudo conseguir el argentino.

La furiosa reacción atlantista se volvió insoportable para Oswaldo Sánchez, quien al minuto 67 vio cómo Giancarlo Maldonado marcaba su sexto tanto en el campeonato, alcanzando el liderato de goleo individual.

Ante las circunstancias, Daniel Guzmán tuvo que mandar al terreno de juego a un par de zagueros, tratando de evitar la remontada azulgrana. A 20 minutos del final, la situación era clara: Atlante se iría con todo al frente y Santos, con once guerreros atrás, intentaría llevarse 3 puntos a casa.

Todo iba bien para Santos, peroal minuto 79 la situación se puso difícil. A empujones, Daniel Guerrero se metió al área por la derecha, desde donde cedió para David Toledo, quien con gran técnica la prendió de primera intención y la puso en el ángulo. Para colmo, en esta jugada Oswaldo Sánchez se lesionó y tuvo que salir de cambio.

La euforia tras el gol del empate fue total en las gradas del Andrés Quintana Roo y al final, pese a que sólo fue un punto, la gente se fue feliz gracias al espectacular regreso de su equipo.

ARBITRAJE

Bueno de Fabricio Morales. El silbante se mantuvo siempre cerca de las jugadas y decidió bien cuando parecía que Pereyra era derribado en el área de Santos.

[mt][foto: D.Leah/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×