Y todo para qué…Empate con sabor a derrota

Otra vez la misma historia…
 Otra vez la misma historia…

José María Anguiano | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Jalisco. 8 de Septiembre de 2007

  • Parecía que llegaba, casi lo tocaron, pero...

Otra vez la misma historia…

Otra vez el grito ahogado, el sentimiento a flor de piel y la rabia por quedarse a un paso de la victoria.

Tan lejos y tan cerca…

De poco sirvió el empuje de Marioni, ese último empujón para ganar la pelota que terminaría por servir a Barrios, quien con el esfuerzo que nunca tuvo, gambeteó al zaguero en el área y disparar de derecha para vencer a Martínez.

De poco sirvió esa gran atajada de Antonio Pérez, estupenda salvada en el disparo con la parte externa del pie derecho de Carlos Ochoa.

De poco o nada sirvió también que, por primera vez en el certamen, Atlas se fue al descanso con la ventaja sobre en el marcador a su favor. Otra vez se quedaron en el intento.

Los Rojinegros estuvieron a un minuto y medio de quedarse con los primeros tres puntos, esos que se saborearon, se disfrutaron y fueron tangibles cuando Lucas lo gritó y toda la banca local se vació para correr hacia el abrazo que significaba la victoria, el sabor a tres puntos.

Pero ese dulce sabor los empalagó y al final Arévalo convirtió en la compensación ante otro error defensivo.

La tribuna de la Barra 51 que al inicio protestaba con carteles, terminaba alentando a sus jugadores, a su equipo, a la camiseta rojinegra que portan con orgullo y a pesar de todo no dejan de querer.

Igual, la afición no tardó ni cinco minutos en desalojar el Jalisco y hace mucho tiempo que "El Murguero" de los Auténticos Decadentes no suena, ese tema emblemático desde los años lavolpistas que significaban el inicio de la celebración de la victoria atlista, tan añorada hoy como el mismo Ricardo Antonio.

[mt][foto: R.Ruiz/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×