Chivas ganó con un gol y mucho esfuerzo

Chivas volvió a ganar en casa, cosa que tiene contenta a su afición y la sonrisa que muestran a la salida del estadio lo refleja, pero nuevamente el equipo del "Chepo" ganó con lo justo, otra vez...
 Chivas volvió a ganar en casa, cosa que tiene contenta a su afición y la sonrisa que muestran a la salida del estadio lo refleja, pero nuevamente el equipo del "Chepo" ganó con lo justo, otra vez de forma apretada, o por lo menos el marcador indica que co

José María Anguiano | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Guadalajara, Jalisco. 15 de Septiembre de 2007

  • Borgetti tuvo el empate al final

Chivas volvió a ganar en casa, cosa que tiene contenta a su afición y la sonrisa que muestran a la salida del estadio lo refleja, pero nuevamente el equipo del "Chepo" ganó con lo justo, otra vez de forma apretada, o por lo menos el marcador indica que con la mínima diferencia le basta al Guadalajara para quedarse con las tres unidades en disputa.

Según José Manuel de la Torre, Chivas no juega defensivo, pero lleva ya varios compromisos –y sobre todo en su terruño-, donde apenas se va satisfecho a casa con lograr un gol.

Esta vez, Chivas marcó muy pronto, y Omar Esparza se encargó de darle la definición al encuentro cuando todavía no se alcanzaban 15 minutos en la primera mitad.

El encuentro había generado cierta expectativa que a final de cuentas no se reflejó con una gran entrada en las tribunas. La asistencia no fue mala, es cierto, pero no para el nivel de un Chivas-Cruz Azul.

En esta noche, que por cierto, transcurrió sin lluvia, pero eso no fue factor benéfico para ver un buen encuentro, los colores patrios engalanaron la ocasión, en un duelo donde uno se conformó con un gol y pocas situaciones claras frente al "Conejo", y un Cruz Azul que se cansó de topar con la misma pared y tropezarse en los mismos errores.

La noche también huele a nostalgia, pues Jared Borgetti demostró que está muy lejos de su nivel de hace varios años. En sus botines tuvo el empate en la última oportunidad del encuentro, pero el de Culiacancito desperdició la mejor chance de La Máquina.

A final de cuentas fue un duelo totalmente deslucido, el chiverío volvió a hacer justo lo necesario y lo básico pero a veces, lo más difícil –convertir frente al arco rival- fue lo que necesitó un Cruz Azul chato.

Otra vez Chivas se embolsó tres puntos de la manera en que mejor sabe hacer las cosas, haciendo prevalecer la zona defensiva y sacrificando el espectáculo al frente y la evidencia es clara a los ojos, aunque haya quien se rehúse a reconocerlo.

[mt][foto: V. Straffon/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×