Cierra Tigres preparación en el misterio

Los Clásicos tienen ingredientes que los hacen partidos especiales, pero este viernes Tigres le agregó su sazón con un poco de misterio, ocultando qué rostro presentará en la cancha del Volcán.
 Los Clásicos tienen ingredientes que los hacen partidos especiales, pero este viernes Tigres le agregó su sazón con un poco de misterio, ocultando qué rostro presentará en la cancha del Volcán.

Óscar Adrián Velázquez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)San Nicolás de los Garza. 21 de Septiembre de 2007

  • Guillermo Marino tiene gripe
  • Cerda hará última prueba mañana

Los Clásicos tienen ingredientes que los hacen partidos especiales, pero este viernes Tigres le agregó su sazón con un poco de misterio, ocultando qué rostro presentará en la cancha del Volcán.

El equipo felino entrenó a puerta cerrada por espacio de dos horas, tiempo en el cual realizó un poco de futbol, y ensayó jugadas a balón parado, tanto al ataque como a la defensiva.

Las puertas del estadio se cerraron para aficionados y prensa, con mantas en los accesos para bloquear la visibilidad, y no fue hasta el final que se abrieron, ya cuando el equipo iba camino al vestidor.

Los pupilos de Américo Gallego vivieron una semana de buen ambiente, pese al mal momento que atraviesan en el torneo, y se despidieron de la práctica sonrientes, confiando en sacar los tres puntos en el duelo del orgullo de la Sultana.

De lo que trascendió, es que el equipo que duró más tiempo en los ensayos fue el que terminó el partido ante el América, donde destaca las ausencias de Gaitán y Sancho, y la presencia del joven Jesús Molina como defensor, tal y como se dio en el interescuadras del miércoles.

Sin embargo, este viernes el técnico Gallego tuvo que improvisar, ya que no tuvo en el ensayo a Guillermo Marino, que había sido habilitado como su mariscal, pero que reportó a la práctica con un fuerte cuadro gripal.

Otro que sigue presentando molestias en el muslo derecho es el delantero Emmanuel Cerda, que está en duda incluso para salir a la banca, y que hoy hará una prueba para ver si es considerado.

El equipo que arrancaría el Clásico 85 sería con Cirilo Saucedo en la puerta; Mario Ruiz, Jesús Chávez, Julio César Cáceres y Jesús Molina en la defensa; en la media cancha estarían como escudos Lucas Ayala, luego de cumplir su suspensión, y Fabián Cubero, con Jaime Lozano y Javier Saavedra a los costados, Marino como enganche, y Sebastián Abreu en el ataque.

Tigres llega al duelo con sólo un triunfo en el torneo, con cinco puntos hundido en el sótano del Grupo 3, en tanto que Rayados tiene nueve unidades, pero con un partido pendiente ante los Tecos.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×