Sin Flair Play, Tigres venció a Rayados

Sin futbol y sin respetar la jornada mundial del Flair Play, pero los Tigres de la UANL ganaron el partido más importante de cada temporada para su afición: el Clásico Norteño, al vencer esta...
Sin futbol y sin respetar la jornada mundial del Flair Play, pero los Tigres de la UANL ganaron el partido más importante de cada temporada para su afición: el Clásico Norteño, al vencer esta noche por la mínima diferencia a Rayados de Monterrey.
 Sin futbol y sin respetar la jornada mundial del Flair Play, pero los Tigres de la UANL ganaron el partido más importante de cada temporada para su afición: el Clásico Norteño, al vencer esta noche por la mínima diferencia a Rayados de Monterrey.

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPOEstadio Universitario, sábado 22 de Septiembre de 2007 ante un lleno.

  • Abreu el anotador de la solitaria anotación
  • Los jugadores locales pasaron más tiempo en el césped que jugando

Sin futbol y sin respetar la jornada mundial del Flair Play, pero los Tigres de la UANL ganaron el partido más importante de cada temporada para su afición: el Clásico Norteño, al vencer esta noche por la mínima diferencia a Rayados de Monterrey.

El único tanto del encuentro fue obra de Sebastián Abreu, al minuto 16, al hacer efectivo un tiro de esquina cobrado por Javier Saavedra

Con esta victoria, Tigres alcanzó 8 puntos en el Grupo 3, y de paso tomó un poco de oxígeno en la Tabla porcentual, mientras que Monterrey se quedó con 9 unidades en el segundo sector, lo que confirma una pésima campaña para los equipos neoleoneses.

En la Jornada 10, los felinos visitarán al Puebla en el Cuauhtémoc, mientras que Rayados recibirán al San Luis en el Tecnológico.

EL PARTIDO

Fue un encuentro trabado, con pocas llegadas de peligro en las áreas, por momentos jugado a ritmo semilento, tanto que la solitaria anotación del "Loco" tuvo que llegar a pelota quieta.

Y el equipo visitante estuvo igual, sin propuesta, sin profundidad, e incluso una de las dos únicas jugadas peligrosas que tuvieron, fue un tiro libre cobrado por el "Tripa" Pérez y que Cirilo Saucedo sacó del ángulo superior derecho, al minuto 31.

La constante del encuentro fue el juego cortado, esto por iniciativa de Tigres y por supuesto al más puro estilo argentino de su estratega Américo Gallego, quien aprendió la lección del duelo anterior ante América en el Azteca, el cual iban ganando 0-1 pero a cuatro minutos de final les empató Cabañas.

En la conferencia de prensa, posterior al partido ante las Águilas, Gallego en tono enérgico dijo que si él hubiera estado en la cancha, habría hecho que esos últimos minutos se acabaran a como dé lugar, incluso cortando el juego, haciendo tiempo o cometiendo faltas.

Y tal parece que ahora se dedicaron a entrenar en ello durante la semana, ya que en cualquier oportunidad que tuvieron cuando el partido se cortó, ya sea por una falta, un cobro de tiro de esquina, un saque de banda, los jugadores felinos hicieron el tiempo que quisieron, se quedaron en el pasto tirados, hasta que entraron las asistencias o el árbitro les pidió que reanudaran.

Y así transcurrió la mayor parte del encuentro, con un Monterrey sin idea a la ofensiva, jugando con pelotazos que la zaga felina cortó con facilidad, y con un Tigres apostando al contragolpe, pero impreciso e ineficaz en los tres cuartos de cancha.

Salvo el gol y el tiro libre del "Tripa", hubo acaso otro cabezazo que pasó por arriba del propio Abreu al 54’, y un gran testarazo del “Cabrito” al minuto 63, a un pase en diagonal al área de Erviti, que para completar la gran jugada, Cirilo sacó en una gran estirada.

Fuera de ahí, el Clásico Norteño quedó a deber, con dos equipos con una campaña que se perfila para ser para el olvido y con contrataciones millonarias que nada más no acaban por adaptarse, como el caso de Suazo, o algunas tan sobradas, que están en la banca, como Gaitán.

Para rematar con una paradoja, en la Jornada Mundial, que FIFA designó como la del Flair Play, los dos técnicos, "Tolo" Gallego, de Tigres, y "Piojo" Herrera, de Monterrey, salieron expulsados al 85’ y 84’, respectivamente, asimismo, se presentó un connato de bronca entre Molina y Arellano al 74’.

EL ARBITRAJE

Apenas aceptable el trabajo de Germán Arredondo, quien permitió que los jugadores de Tigres tomaran el tiempo que quisieran cada vez que se cortaba una acción, a pesar de que amonestó a cinco hombres y expulsó a los dos timoneles, el partido se prestó a tanta marrullería que bien pudo haber sacado más amonestaciones, a Saucedo, a Molina o a Arellano, por ejemplo. [mt][foto: C.Palma/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×