La polémica celebración del 'Chaco'

El partido de ida por los Octavos de Final de la Copa Sudamericana 2007 entre Tuzos y Águilas, tuvo como sucesos sobresalientes al Águila representada despectivamente en la celebración del gol de...
 El partido de ida por los Octavos de Final de la Copa Sudamericana 2007 entre Tuzos y Águilas, tuvo como sucesos sobresalientes al Águila representada despectivamente en la celebración del gol de Christián Giménez y al emotivo encuentro entre Miguel Caler

Andrés Felipe López | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Hidalgo. Martes 25 de Septiembre de 2007

  • Calero fue ovacionado en el medio tiempo

El partido de ida por los Octavos de Final de la Copa Sudamericana 2007 entre Tuzos y Águilas, tuvo como sucesos sobresalientes al Águila representada despectivamente en la celebración del gol de Christián Giménez y al emotivo encuentro entre Miguel Calero con la hinchada local.

Las familias hidalguenses superaron el frío que se colaba en las graderías del Estadio Hidalgo y junto a algunos americanistas lograron poner un aceptable marco de público en la casa del Pachuca. En el momento de llegar al inmueble tuzo, los insultos bajaron al terreno de juego, en donde se encontraba el equipo titular del América realizando trabajos de calentamiento.

El único jugador que pudo escaparse de la resistencia puesta por la tribuna, fue el portero titular de la Selección Nacional, Guillermo Ochoa, quien finalmente también se llevó en contra a los hinchas cuando tuvo que perder algunos segundos en los saques de puerta.

Por su parte, el defensor del título sudamericano se reservó una sorpresa en el previo del juego, ya que decidió prepararse en el camerino y no en el rectángulo de competencia, contemplando salir segundos antes del pitazo inicial para estrenar con creces su nuevo uniforme.

Ya con el balón en juego y arribando a la culminación de la primera parte, Pachuca perdía 1-0 y a través de Christian Giménez, ex América, logró llegar a la igualdad. Por la posterior goleada que se llevó el tuzo, lo recordable del gol no fue la anotación en sí, sino el festejo curioso del "Chaco" cuya representación fue el vuelo de un águila, interpretada por muchos como un gesto de revancha ante la salida que no deseaba el argentino del equipo de Coapa.

Sin embargo, el momento más emotivo se produjo en el medio tiempo, cuando Miguel Calero, portero lesionado y Capitán de los albiazules, se levantó de su asiento en el palco del Presidente de la institución pachuqueña, Jesús Martínez, para agradecer la ovación recibida y escuchada de los cánticos salientes de las gargantas de los fanáticos: "¡Viva Calero, viva Calero!".

Este aliciente podrá mantenerlo con esperanzas de recuperarse más temprano, cuando en algunos días pueda volver a algunas de sus actividades cotidianas como él manejar su carro o comenzar a trotar en los inicios del mes de Noviembre.

[mt][foto: C.Palma/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×