Pachuca 1 - 1 Necaxa

EMPATE CON SABOR A GLORIA PARA EL TUZO
 EMPATE CON SABOR A GLORIA PARA EL TUZO

EMPATE CON SABOR A GLORIA PARA EL TUZO

Luis Alberto Rivera | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Hidalgo. Sábado 29 de Septiembre de 2007 ante una buena entrada

  • Damián Álvarez logró emparejar de último minuto
  • El resultado fue justo para lo que se vio en la cancha

Todo parecía indicar que la cuarta derrota en hilo para el Tuzo estaba finiquitada, no obstante de último minuto llegó Damián Álvarez para lograr un empate con sabor a victoria; sin embargo más allá del resultado, el momento anímico que vivió Pachuca en los instantes finales del partido resultan oxígeno puro para Enrique Meza, pues de haber perdido este duelo, se hubiera comenzado a poner en duda su puesto en el timón airoso.

En realidad el marcador refleja lo que sucedió en la cancha, si bien ambos mostraron hambre de triunfo, en ningún momento una oncena se vio con clara superioridad sobre su oponente, además de que la creatividad para concretar más goles no llegó.

Con esto, Pachuca llega a 16 puntos dentro del Grupo 1 y se mantiene con una diferencia de +4, mientras que los Hidrorayos se quedan con 3 unidades menos en el tercer sector, y una discrepancia de goles viceversa de la de los Tuzos, -4 dianas.  

EL PARTIDO

El duelo arrancó con buen ritmo, se notaba el hambre de un resultado favorable para ambas escuadras. Por tal situación la partida resultaba pareja, ninguno de los dos había mostrado total control sobre la pelota.

Continuaba la paridad de peligrosidad entre ambas oncenas, Pachuca insistía por conducto de Chitiva, Giménez y Cacho, mientras que los Rayos generaban peligro a través de balones filtrados hacia Hugo Rodallega, mismo que se mostró veloz en toda la primera mitad.

El colombiano acertó un par de veces en la recepción, encaró a la zaga rival y logró definir dos disparos que el juvenil Cota supo tapar de buena forma.  

Por su parte, los Tuzos, convencidos de su mala racha, no dejaron de buscar a Juan Carlos Cacho en punta, sin embargo la falta de control al momento de la recepción, o la buena marca de la defensa de Necaxa impedía que se concretara el primero para los de casa.

Pitaba Roberto García la hora del descanso, y la pizarra del "Huracán" se quedaba con roscas momentáneas en sus números.

Para la segunda mitad y ante la sequía de goles en el primer lapso, Enrique Meza mandó a la cancha a Damián Álvarez, quien fiel a su costumbre comenzó a tirarse diagonales hacía el centro y para las bandas, terminando estas últimas en centros de peligro sobre la meta de Iván Vázquez.

Comenzaba a mostrarse cierta autoridad de Pachuca, el "Chaco" Giménez entraba por el centro del área rival y metía un potente disparo que además de pasar muy cerca, originaba la más clara del cuadro airoso en el arranque del complemento; esto aunado a que minutos más tarde, ahora Marvin Cabrera recortaba hacia el centro y sacaba disparo que se iba a un lado.

No obstante, la defensa central de los Tuzos no mostraba la misma cadencia en su trabajo, de nuevo caían en desatención, y dos jugadas continuas de peligro generaba la ofensiva necaxista sobre el pórtico de Rodolfo Cota, en la primera de ellas lograban sacarla de la raya, pero segundos después Fabiano Pereira no perdonó, entró por el sector derecho del área, y fusiló con tiro cruzado al meta Tuzo, con lo que adelantaba a Necaxa 0-1 en el marcador.

Nuevamente el cotejo comenzó a tomar tintes de la primera mitad, obstinación de Pachuca por empatar los cartones, y unos Rayos que ya con más mesura y cuidado en el fondo no dejaban de lado el querer ampliar la ventaja.

El contexto auguraba una nueva derrota para los de casa, pues los cambios de Rey y Márquez no habían fructificado de la manera que esperaba el timonel Enrique Meza. Pero para la buena fortuna de los blanquiazules apareció Damián Álvarez, quien tras un centro peinado de Luis Gabriel Rey llegó para, con un testarazo, devolverle la vida al Campeón del futbol mexicano, y de paso sacarle de la bolsa tres puntos a Necaxa que tenía prácticamente amarrados. Se decretaba la finalización del cotejo por parte del central con lo que se iba cada escuadra con un punto.

ARBITRAJE

Bueno de Roberto García, dejó que el juego fluyera de buena forma, y lo más importante, no influyó en el marcador, cuestión que derivó en que la tribuna, la prensa y los dos equipos coincidieran en que todo fue conforme a lo que se observó en el césped del Hidalgo.

[mt][foto: R. Ascencio/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×