Marcelo Lippi manifestó su deseo de volver a dirigir después de un año sabático

El técnico Marcello Lippi, que tras llevar a la Selección Italiana a la conquista de la Copa del Mundo de Alemania 2006 decidió tomarse un año sabático, ha manifestado hoy públicamente su deseo de...
 El técnico Marcello Lippi, que tras llevar a la Selección Italiana a la conquista de la Copa del Mundo de Alemania 2006 decidió tomarse un año sabático, ha manifestado hoy públicamente su deseo de volver a entrenar, dejando abierta la puerta de que t

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Octubre 2007

  • No le interesa dirigir a Francia

El técnico Marcello Lippi, que tras llevar a la Selección Italiana a la conquista de la Copa del Mundo de Alemania 2006 decidió tomarse un año sabático, ha manifestado hoy públicamente su deseo de volver a entrenar, dejando abierta la puerta de que también sea en el extranjero.

"Nunca digo no a la vuelta al trabajo. No estoy pensando en un club en particular, sólo que he tomado conciencia de que tengo ganas de volver al trabajo", ha declarado Lippi, en un video-chat del diario deportivo milanés La Gazzetta dello Sport.

Lippi, tras terminar su exitosa aventura mundialista como seleccionador italiano, decidió no aceptar la propuesta de renovación realizada por la Federación Italiana de Futbol (FIGC), ni las que llegaron de otras partes, en el deseo de tomarse un año de tranquilidad.

Además, quería estar cerca de su hijo (representante de jugadores) ante el proceso penal que sufre como integrante de una empresa de intermediación, considerada culpable en el caso de fraude deportivo que asoló al fútbol italiano hace apenas dos veranos.

En los últimos días, en varios medios informativos italianos se había especulado con que Lippi podría volver al cargo de seleccionador nacional en el caso de la no clasificación de Italia para la Eurocopa 2008 o, incluso, relevar la próxima campaña a Carlo Ancelotti al frente del Milán.

"¿El Milán? Es estos momentos no estoy pensando en mi próximo equipo. Tiene un gran entrenador y una persona fantástica, que tiene una relación fantástica con el ambiente milanista. Ahora vive una cierta dificultad, pero el club y él mismo son buenos en volver a la dimensión natural. El Milán es un gran equipo", dijo.

Lippi, además, indicó que en estos momentos piensa en un equipo importante que en febrero-marzo se pudiera poner en contacto con él para iniciar a pensar en el futuro: "No se sabe nunca, podría ser también un extranjero".

"Amo la Premier (Inglaterra) pero no sé hablar inglés y ello es, por mi modo de ver y vivir el fútbol, un gran hándicap, pues un entrenador antes que nada es un gestor de jugadores y mi concepto primario es el grupo. Al menos que hubiese un equipo con muchos italianos", afirmó.

Las palabras de Lippi dejan, pues, abiertas las puertas a una posible experiencia en la Liga española: "Admiro mucho el Barcelona. Si tuviese que elegir un equipo hay dos-tres equipos en España que me interesarían".

Lo que parece tener claro Lippi es que, pese a hablar francés, "nunca" dirigirá a la Selección Nacional Ffrancesa.

"Sus palabras (Raymond Domenech, seleccionador francés) no me molestan, pues saca fuera siempre las mismas cosas y, además, no goza tampoco de mucha simpatía en su país. Basta decir que cuando Zidane le dio el cabezazo a Materazzi (final de Alemania';06) hizo el signo del director de cine que graba un film, como si Marco estuviese simulando. Con Italia siempre le ha ido mal, incluso con la Sub-21, por eso siempre intentar ironizar", comentó.

Del actual seleccionador, Roberto Donadoni, que le sustituyó en el cargo y en la lucha por estar en la Eurocopa 2008, señaló: "No precisa de mis consejos, es una persona de grandísimo nivel desde todos los puntos de vista".

"El grupo azzurro es fantástico. Le digo que continúe así. La Selección es aún un grupo de jugadores muy, muy importantes, de campeones del mundo bastante jóvenes", añadió.

Del técnico interista Roberto Mancini, indicó: "Es un buena persona, capaz, afortunada en la vida, y por fortuna entiendo que ha trabajado rápidamente en ambientes importantes, que ha tenido la confianza de personas importantes. No obstante, se la ha merecido".

También dijo que el "Balón de Oro 2007 se lo merece Andrea Pirlo (Milán): "Ha ganado lo mismo que Kaká y, además, es Campeón del Mundo. Han aprendido a apreciar su juego en todo el mundo, pues es uno de los poquísimos capaces de dar una identidad a su equipo".

"Después viene Messi (Barcelona), mientras que a Ibrahimovic (Inter de Milán) esperaría aún a que logre una afirmación más evidente en el campo internacional", afirmó.

Lippi, asimismo, habló del ex jugador Roberto Baggio, con el que mantuvo ciertas discrepancias cuando ambos coincidieron en un club: "En el arco de una carrera no todo puede ir bien. Hay personas con las que no te entiendes o no aprecias, pero Baggio vive muy bien como está viviendo sin gran consideración mía y yo vivo muy bien sin tener una gran consideración suya".

[EFE][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×