Ambiente de Final, sufrimiento de repesca

No importó el cambio de horario ni de día, el Huracán presentó un lleno en sus graderías durante la jornada dominical que cerró la Fase Regular del Torneo Apertura 2007. Filas interminables en las...
 No importó el cambio de horario ni de día, el Huracán presentó un lleno en sus graderías durante la jornada dominical que cerró la Fase Regular del Torneo Apertura 2007. Filas interminables en las afueras del inmueble pachuqueño, porras con gritos ensorde

Andrés Felipe López | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Hidalgo. Domingo 11 de Noviembre del 2007

  • Pachuca no gana desde más de dos meses de local

No importó el cambio de horario ni de día, el Huracán presentó un lleno en sus graderías durante la jornada dominical que cerró la Fase Regular del Torneo Apertura 2007. Filas interminables en las afueras del inmueble pachuqueño, porras con gritos ensordecedores y los "oles" a diestra y siniestra reflejaron que en la Bella Airosa ha comenzado la Liguilla a pesar de que su equipo tenga que pasar por una repesca para arribar definitivamente a esa instancia.

Tampoco afectó el sol que pegó de manera tediosa en los minutos previos al compromiso. Al bajar el Astro Rey, el atardecer pintó una excelente postal con el fin de recordar el mejor espectáculo social registrado en el Estadio Hidalgo durante este campeonato.

La barra más identificada de los Pumas de la UNAM, la Rebel, tenía claro su propósito de venir a conquistar el Estadio Hidalgo mediante la ocupación de un cuarto de la tribuna hidalguense y a la vez, por medio de su clásico grito ¡Goya, Goya!. Rápidamente el público tuzo respondía haciendo pesar su mayoría, intentando imponer su voz.

Pasó la primera parte con el 1-1 en el tanteador, el segundo tiempo se encaminó a hacer sufrir a los asistentes con las constantes llegadas que tenía la escuadra local a través de los desbordes de Chitiva y Álvarez y también las del cuadro visitante teniendo como referencia los contraataques peligrosos de los argentinos Solari y Scocco.

El "Huracán" se convirtió en un comedero de uñas, se jugaba un lugar trascendental en el pase directo a la Liguilla, no se podía concretar el gol del triunfo anfitrión y una vez más, como cada quince días después del primero de Septiembre de este año (4-1 sobre San Luis) la multitud local salió con el seño fruncido.

Aunque se espera una llegada masiva de público para el juego de ida de la repesca frente al Cruz Azul este miércoles en la noche, la gente no desconoce que se ha hecho una misión imposible el hecho de volver a ganar en el Hidalgo.

[mt][foto: O. Martínez/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×