'Ultras' del Atalanta obligan a suspender y aplazar partido contra el Milán

Los "ultras" del Atalanta, con lanzamientos de bengalas y roturas de una zona de las vallas de protección que separa las gradas del terreno de juego, han obligado a parar y, después, suspender de...
 Los "ultras" del Atalanta, con lanzamientos de bengalas y roturas de una zona de las vallas de protección que separa las gradas del terreno de juego, han obligado a parar y, después, suspender de forma definitiva el partido liguero que su equipo estaba di

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Noviembre de 2007

  • Los jugadores intentaron calmarlos

Los "ultras" del Atalanta, con lanzamientos de bengalas y roturas de una zona de las vallas de protección que separa las gradas del terreno de juego, han obligado a parar y, después, suspender de forma definitiva el partido liguero que su equipo estaba disputando en casa ante el Milán.El partido, iniciado bajo una fuerte tensión por la muerte, este mediodía de un aficionado del Lazio, ha durado apenas siete minutos. El tiempo en que el colegiado ha decidido la suspensión del mismo.Todo ello propiciado por la violenta reacción de los "ultras" del Atalanta, ubicados detrás de la portería que ocupaba el meta de su equipo, y quienes ya desde minutos antes del comienzo del partido pidieron que el partido no empezara.Luego, al ponerse el balón en juego, los "ultras" del Atalanta obligaron en dos ocasiones a interrumpir el mismo con lanzamientos de bengalas al terreno de juego, la primera de ellas apenas disputados cuarenta segundos de juego.Al ver como el partido seguía, pese a seguir siendo solicitado desde la curva la suspensión (el resto del estadio se mostraba espectante), los "ultras" iniciaron a intentar subirse a las vallas, en una de las cuales abrieron una amplia brecha a golpes.Ante ello, el colegiado decidió parar momentáneamente el partido, lo que aprovecharon los jugadores del Atalanta para ir a dialogar con sus "ultras", en el intento de calmarles.Pero tras ver como los aficionados no estaban dispuesto a dar marcha atrás a su deseo de que el partido se suspendiese, los jugadores del Atalanta fueron a hablar con el árbitro, quien tras consultar con ambos equipos y los representantes de las fuerzas del orden, ha decidido enviar a los jugadores de uno y otro equipo a los vestuarios.Los "ultras" del Atalanta ya, al enterarse de la muerte del seguidor lacial en un área de servicio de Arezzo (Toscana, centro del país) probablemente por un disparo accidental de un policía, habían protagonizado incidentes contra las fuerzas del orden fuera del estadio.El partido, tras más de media hora de espera, a instancias de los responsables de la seguridad ha quedado definitivamente suspendido, teniendo que ser recuperado en una fecha por determinar. [EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×