América 2-3 Arsenal... Sorprende Arsenal al Águila y va con ventaja a casa

Más que desaprovechar un escenario perfecto que hacía mucho no venían, con casi cien mil personas apoyándolos, las Águilas del América desperdiciaron esta noche el que Arsenal de Sarandí estuvo...
Más que desaprovechar un escenario perfecto que hacía mucho no venían, con casi cien mil personas apoyándolos, las Águilas del América desperdiciaron esta noche el que Arsenal de Sarandí estuvo dormido al menos durante 31 minutos y al despertar, los derro
 Más que desaprovechar un escenario perfecto que hacía mucho no venían, con casi cien mil personas apoyándolos, las Águilas del América desperdiciaron esta noche el que Arsenal de Sarandí estuvo dormido al menos durante 31 minutos y al despertar, los derro

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca, 30 de Noviembre de 2007

  • Sendos errores defensivos mataron a las Águilas
  • Arsenal remontó en dos ocasiones y acabó ganando

Más que desaprovechar un escenario perfecto que hacía mucho no venían, con casi cien mil personas apoyándolos, las Águilas del América desperdiciaron esta noche el que Arsenal de Sarandí estuvo dormido al menos durante 31 minutos y al despertar, los derrotó en casa 2-3 en la Final de ida de la Copa Sudamericana.

Además de las oportunidades no concretadas, en gran medida la derrota de los azulcrema se debió a dos graves errores defensivos, extrañando que en ellos participara José Antonio Castro, quien se olvidó de la seguridad que lo caracteriza y hundió a su equipo.

El club argentino propiedad de Julio Grondona, Presidente de la AFA y Vicepresidente de la FIFA, no necesitó de la ayuda de su dueño, ya que aunque el arbitraje del silbante paraguayo Ricardo Grance fue muy malo, nunca intervino en el marcador y afectó a los dos equipos por igual.

Los emplumados deberán pagar la visita a Arsenal de Sarandí el próximo 5 de Diciembre, donde tienen que ganar por dos goles o por uno, pero anotando tres o más para igualar los tantos como visitante que hizo hoy el equipo argentino. Así, los escenerios son:

-Si Arsenal gana, es Campeón-Si hay empate, Arsenal es Campeón-Si América gana 0-1 o 1-2, Arsenal es Campeón-Si América gana 2-3, habrá penales-Si América gana por uno, antonado tres o más (3-4, 4-5...), es Campeón-Si América gana por dos o más, es Campeón

El que la Copa Sudamericana se quede en México por segundo año consecutivo -tras el título de los Tuzos del Pachuca en 2006- parece ahora más complejo debido a que Arsenal cerrará en su país, más no en su estadio, debido a que el Julio Grondona no cumple con la capacidad que exige CONMEBOL para una Final, por lo que cerrarán la fase en el inmueble de Racing, con un apoyo total.

EL PARTIDO

El comienzo no pudo ser mejor para las Águilas del América, ya que al cuadro dirigido por Daniel Brailovsky no se le notaron los más de 10 días de inactividad tras quedar eliminados del torneo local.

Por el contrario, todos sus elementos se mostraron con potencia física y sintonía que concretaron apenas al minuto cinco, con un gol de cabeza de Salvador Cabañas tras un servicio de Federico Insúa.

Arsenal, que nunca detuvo su labor debido a que aún disputa el torneo argentino y llegaba de vencer a Boca Juniors, por el contrario se mostró sin la calidad que lo caracterizó a lo largo de la Sudamericana, en la que dejó fuera a clubes como San Lorenzo, las Chivas del Guadalajara y River Plate.

Hasta antes de que Arsenal marcara su primer gol al minuto 31, América tuvo al menos tres oportunidades claras de gol, una de ellas en la que Salvador Cabañas hizo un jugadón al darle un pase de tacón a Federico Insúa, quien se le acabó la cancha para alcanzar a definir la jugada.

América tomó mayor ofensiva al dejar a Alejandro Argüello como volante por derecha impidiendo con ello que el "Gringo" Castro desbordara teniendo con ello mejores y más precisos centros.

Arsenal, al menos en los primeros 30 minutos pareció que no se había traído nada de Argentina y el peligro que pudo representar la estrella José Luis Calderón, lo compartieron para cuartarlo Rojas y Davino sin problemas.

Hubo hasta entonces una circulación de balón por parte del cuadro mexicano que parecía excesiva, hasta la media hora de juego.

El estratega Gustavo Alfaro desde su área técnica sólo intentando despertar a sus jugadores que lucieron casi dormidos, hasta hasta que llegó Matellán para cabecear un tiro libre en el que Ochoa nada pudo hacer para el 1-1 al 31';.

América no aprovechó entonces el pasmo que sufrió Arsenal por 31 minutos.

Así como en la primera mitad, en el complemento América comenzó con un mucho mejor ritmo que su rival, pero sólo eso, ya que aunque Argüello metió un golazo al 53, dos minutos más tarde Alejandro Gómez hizo la igualada cuando un balón que dejó botar la zaga le llegó a Calderón quien cedió a Gómez para que sacara un disparo al rincón a la derecha de Ochoa. Parecía que el impresionante disparo de Argüello justo al ángulo, traería el mejor momento de las Águilas en el partido, pero Arsenal enfrió todo con un tanto quirúrgico.

Pero el potencial de Alejandro Gómez aún no se había terminado de demostrar, ya que al marcar el segundo del partido para el 2-3, acumuló su tercer gol en sus dos últimos encuentros disputados, toda vez que hizo uno ante Boca el fin de semana pasado en la Liga argentina. Este tanto fue un regalo cuando el "Gringo" no atacó un balón de rutina en su área esperando que saliera Ochoa, pero Gómez le pasó por la espalda rapidísimo y le ganó la pelota con un certero cabezazo bombeando a Ochoa.

En el segundo y tercer tanto argentino, José Antonio Castro tuvo sendos errores de marca, con los que permitió que Gómez definiera sin problemas. De hecho, en ambas jugadas el "Gringo" permitió que el esférico botara en lugar de rechazar de inmediato.

Ni los cinco minutos que agregó el silbante paraguayo fueron suficientes para que América alcanzara por lo menos el empate. De hecho, Rodrigo López tuvo dos en el cierre, la segunda clarísima cuando Esqueda centró y el cabezazo de López se fue desviado a pesar de que había quedado solo ante el arco.

De no ganar la Sudamericana, el año terminará como un fracaso rotundo para las Águilas que apostaron por el torneo internacional y terminarían quedando fuera de ambas justas.

ARBITRAJE

Malo del paraguayo Ricardo Grance, quien siempre sancionó las jugadas estando lejos de ellas. Incluso, al minuto 63';, debido a su escasa movilidad, el silbante marcó una falta casi 10 segundos después sobre Alejandro Gómez, debido a que su Asistente 1 optó por auxiliarlo tardía pero acertadamente.

Perdonó la roja a Jossimar Mosquera del Arsenal y a Germán Villa de América. Por si fuera poco, marcó un fuera de lugar al minuto 73, pese a que el esférico lo había recibido el jugador del América en un saque de manos. Afortunadamente sus imprecisiones no se involucraron en el marcador.

[mt][foto: A.Acosta/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×