Atlante 1 - 0 Chivas

¡CON TOTAL DRAMATISMO, EL POTRO ES FINALISTA!
¡CON TOTAL DRAMATISMO, EL POTRO ES FINALISTA!
 ¡CON TOTAL DRAMATISMO, EL POTRO ES FINALISTA!

¡CON TOTAL DRAMATISMO, EL POTRO ES FINALISTA!

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Andrés Quintana Roo, 1 de Diciembre de 2007 ante un lleno total

  • Chivas presionó casi todo el juego, pero se olvidó de anotar

Tuvieron que pasar 14 años y un vital cambio de domicilio para que los Potros de Hierro del Atlante volvieran a ganarse el derecho de jugar una Final de futbol mexicano.

El cuadro azulgrana, que desde este torneo juega en esta ciudad, consiguió sacar de forma dramática, la victoria 1-0 ante las Chivas del Guadalajara en el juego de vuelta, resultado que le permitió avanzar a la Final aunque el global fue un empate 1-1, gracias su mejor posición en la tabla general.

El técnico José Guadalupe Cruz consiguió llegar a esta instancia en su segunda oportunidad al frente de los Potros con una combinación de jugadores jóvenes y experimentados, como Federico Vilar y Christian Bermúdez, o Javier Muñoz Mustafá y Daniel Guerrero.

Fue en la temporada 92-93 cuando los Potros jugaron su última Final ante los Rayados del Monterrey y justo en esa ocasión, también los azulgranas consiguieron la última estrella que luce en su playera.

El rival de los Potros se definirá este domingo entre Santos Laguna y los Pumas de la UNAM, serie que aventajan los universitarios por tres goles conseguidos en el juego de ida en el Olímpico Universitarios.

EL PARTIDO

La única modificación en los 22 jugadores en la cancha con respecto al juego de ida fue la que hizo el "Profe" Cruz, quien sustituyó al argentino Gabriel Pereyra quien tenía una molestia muscular que le impedía iniciar, por el joven Daniel Guerrero. Y vaya que le resultó el cambio al técnico azulgrana.

El "Chepe" ocupó el cupo de Pereyra, mas no la función, ya que el seleccionado Sub-20 fue ubicado como lateral volante por derecha, dejando más adelantado a Christian "Hobbit" Bermúdez que dio un gran partido.

Una aparente indicación para Guerrero fue encargarse de los desbordes de Ramón Morales, función que hizo de buena forma. Tal vez único pecado de Daniel fue tardarse un poquito con el esférico en ocasiones, como en la que obligó a que el arquero Federico Vilar saliera para auxiliarlo al minuto 44.

Aún con ello, Guerrero inició la jugada del gol atlantista, en la que Christian Bermúdez hizo un jugadón y dio un pase preciso para que el venezolano Giancarlo Maldonado la definiera potente fusilando a Michel, tras un amague ya en el área.

Pese al marcador que le daba el pase a la Final a su rival, las Chivas del Guadalajara nunca estuvieron muertas prácticamente nunca, ni anímica ni futbolísticamente hablando. De hecho, se mostraron tan dinámicas como en el juego de ida en el que le pasaron por encima a los Potros.

Un elemento que llamó la atención en la acústica del Andrés Quintana Roo fueron los abucheos para el atacante de las Chivas, Omar Bravo, quien generó el polémico penal en el duelo de ida por el que se le criticó en demasía.

El hambre de ir nuevamente a la Final la demostraron los tapatíos con jugadas como la del "Gaucho" Ávila al minuto 16 con un disparo de media distancia a centro de Santana.

La más clara para igualar el marcador fue Ramón Morales, al minuto 22, con un disparo con efecto impresionante que, bombeadito, superó a Vilar pero pegó en el poste.

La excesiva cantidad de emociones en la primera mitad generó un desgaste que no se quedó sólo en la cancha, ya que alcanzó a los 20 mil espectadores del Andrés Quintana Roo, independientemente del equipo al que apoyaran.

Fueron más de 87 minutos de tortura y dramatismo, en los que el Rebaño Sagrado hizo todo lo posible para revertir la situación y estuvo a punto de lograrlo. Hubo un gol que le fue bien invalidado a Ramón Morales en un tiro libre donde en un tiro-centro a balón parado, Santana y Reynoso quedaron ligeramente adelantados y fue Sergio el que hizo por la pelota y aunque no la tocó, fintó a Federico Vilar.

No faltó la polémica arbitral, pues ahora que sí Omar Bravo recibió un jalón de playera en el área cuando buscaba disparar ante Vilar, ya nadie le creyó y la jugada se dejó correr.

En el cierre del juego hubo al menos cuatro ocasiones en las que los azulgranas pudieron terminar en el partido. En tres de ellas estuvieron involucrados la explosiva dupla de Giancarlo Maldonado y "Hobbit" Bermúdez.

Pero de ellas, la que más gritos arrebató fue la que erró el camerunés Alain Nkong, quien estrelló el esférico solo frente al portero Luis Michel en la primera jugada que tuvo al ingresar de cambio.

Ninguna de las tres modificaciones ordenadas por Efraín Flores lograron revertir el marcador, pese a que el equipo se seguía viendo sumamente ofensivo.

La celebración en el Andrés Quintana Roo fue prácticamente la de un equipo que consiguió el título. Sin embargo, el excelente torneo que vivió Atlante, con sólo dos derrotas en 17 jornadas, con el segundo mejor goleador del certamen, no se redondeará si no ponen la cereza en el pastel llevándose la victoria en la Final.

ARBITRAJE

Sólo aceptable de Armando Archundia. Tal parece que con la intención de sacudirse el peso del mal arbitraje en el juego de ida, para el de vuelta la Comisión de Arbitraje designó al silbante mexicano Armando Archundia, juez con más encuentros sancionados en un Mundial. El silbante tuvo un desempeño preciso y tuvo buen criterio, invalidó perfectamente una jugada que acabaría en gol de Chivas, pero se le fue un jalón de playera sobre Omar Bravo en el área de Vilar.

[mt][foto: O.Martínez/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×