El Campeón hombre por hombre

Es simple, el arquero argentino es el líder del Atlante, el mejor portero extranjero de México y el artífice de la apretada victoria equina en la Final ante Pumas. Es un verdadero espectáculo ver...
Es simple, el arquero argentino es el líder del Atlante, el mejor portero extranjero de México y el artífice de la apretada victoria equina en la Final ante Pumas. Es un verdadero espectáculo ver a Federico, él ama la pelota y la redonda le corresponde, l
 Es simple, el arquero argentino es el líder del Atlante, el mejor portero extranjero de México y el artífice de la apretada victoria equina en la Final ante Pumas. Es un verdadero espectáculo ver a Federico, él ama la pelota y la redonda le corresponde, l

MEDIOTIEMPO | Redacción9 de Diciembre de 2007

Es simple, el arquero argentino es el líder del Atlante, el mejor portero extranjero de México y el artífice de la apretada victoria equina en la Final ante Pumas. Es un verdadero espectáculo ver a Federico, él ama la pelota y la redonda le corresponde, lo busca, lo hace grande. Líder del equipo, maneja los tiempos, tiene tal vez el mejor achique de México, posee grandes reflejos y unas salidas por lo alto inigualables. Además, tiene un toque de balón privilegiado y es el líbero de los Potros cuando tienen la pelota. ¿Algo más? Es realmente increíble que con el nivel que hay de porteros en la Selección de Argentina, no se haya volteado a ver a Vilar, pero bueno, eso no es nuestro problema, por lo pronto en México lo estamos gozando al máximo.

Daniel tiene un equilibrio fuerte en su futbol. Defiende muy bien, tiene buen toque, aunque al ir al frente o apretar el medio campo aún le falta un poquito de intensidad, algo que va mejorando poco a poco; fue lateral derecho de los Potros. Muy disciplinado, fuerte y con buena conducción de pelota, fue intermitente durante el torneo pues empezó de titular, luego se lastimó y no pudo retomar el nivel, sin embargo al final del torneo recuperó la titularidad y fue pieza importante en la Liguilla.

Este central entró al quite ante la lesión de Hernández Lash tras la fecha 9. No había debutado en Primera División pero se consolidó, fue titular en siete partidos y mantuvo la fortaleza en la Final, luciendo como un jugador experimentado. La lesión de Fernando López lo hizo pieza clave en la vuelta de la Semifinal y en la Gran Final. Es un defensa central con buenos recorridos, buen timing y mucha seriedad en su juego. Una buena ayuda para Mustafa y Carevic.

Mustafá es un central líder, de esos que comandan las defensas y son cimiento de los equipos. Firme por lo alto, con un impresionante timing para las barridas y recorridos pulcros. Es un hombre muy completo, que sabe rotar el juego cuando su equipo tiene la pelota y se da tiempo para llegar por sorpresa a tres cuartos de cancha para sacar centros que hacen daño; es famoso por sus impresionantes salvadas sobre la línea. David Muñoz tiene un lugar especial en este Potro, durante todo el torneo fue apuntalando una defensa que por momentos titubeó en la primera mitad del campeonato pero al llegar la Liguilla logró una fortaleza excepcional.

Carevic es un central que cumple la firme función de evitar que al Potro le hagan daño con juego aéreo. Es un hombre de entrega, fuerte pero limpio y que también sabe recorrer perfectamente el juego a ras de pasto, pues aunque no es muy rápido, tiene buena colocación y recorridos muy inteligentes. Titular en 15 partidos del torneo, fue pieza clave en la Liguilla cuando los Potros requirieron de toda su fortaleza defensiva.

Las decisiones del Profe Cruz ante las diversas circunstancias en contra que enfrentó Atlante con la defensa, fueron formidables, pero una de llamar la atención fue la consolidación en plena Liguilla de Clemente Ovalle en la lateral izquierda donde cumplió con labores defensivas realmente acertadas y también demostró que sabe al frente, haciendo dos goles en el torneo, el primero muy bueno, pero el segundo realmente de ensueño, pues fue espectacular, fue en la Final y fue el que significó el título de los Potros. Clemente sólo había sido titular en un duelo del torneo regular, pero al llegar la Liguilla fue necesaria su total incorporación a la zaga. Fue titular en todos los juegos de la Fiesta Grande y cumplió con creces, lidiando con equipos como Chivas y Pumas que tienen una impresionante velocidad por las bandas. Es fuerte, rápido, sabe meter la pierna en el momento justo y ayuda mucho a los centrales.

El "Chícharo" tuvo un torneo de ensueño con los Potros. Colocado como medio mixto con gran incorporación al frente por las variantes que este equipo maneja, supo cumplir en todos los aspectos. González juega prácticamente en todo el campo, quita muchos balones y sabe convertirlos en ataques claros y profundos. Fue titular en 21 de los 22 partidos que Atlante jugó en este torneo, hizo tres goles y logró ser la base para la formidable posesión de pelota que los azulgrana tuvieron en el torneo regular, y pieza clave para mantener la fortaleza en la Liguilla, donde los Potros no pudieron tener tanto el esférico. Desgraciadamente para Atlante, el Monterrey tiene los derechos federativos del "Chícharo" y dejó claro que el préstamo es sin opción a compra, pidiendo su regreso para el próximo torneo.

En su segundo torneo en Primera División, Alan Zamora se convirtió en titular indiscutible en la media de contención equina y en una de las revelaciones del torneo. Este jugador tiene muchas virtudes y poquísimas carencias. Maneja perfectamente los recorridos defensivos de un contención pero con el plus de que la mayoría de los balones que toca son pases acertados. Alan es muy completo, tiene altura y corta bien por arriba, es rápido y sabe entrar a tiempo, toca bien aunque aún le falta un poquito cuando logra acercarse al área. Ojo con este muchacho.

La mayoría sabíamos del talento que posee este joven, pero también era claro que no había podido consolidarse pues por momentos era intermitente. Pumas lo mandó a foguearse a Primera "A" y de ahí lo prestó al Atlante donde dio la campanada, demostró que puede ser un jugador titular confiable y consiguió su segundo título. Toledo tuvo un gran recorrido en el campo en este torneo, sabe defender, meter la pierna pero también brilló con lo que es su principal característica: la calidad de su toque y la creación en el último tercio del campo. Cuando Pereyra faltó, fue el "10" del equipo y cuando fue necesario, apareció como segundo contención o medio mixto. Por cierto, David está a préstamo con los Potros.

El autodenominado "Místico" logró por fin su consolidación en el futbol mexicano luego de un paso en Cruz Azul que no acabó de ponerlo en lo alto. Fue titular en 16 de los 23 partidos que Atlante jugó en el torneo, superando una lesión e mitad del camino e incluso jugando la Liguilla con un importante problema muscular. Hizo 3 goles, pero brilló como creativo azulgrana dándole una chispa importante al equipo. Metido con los colres, comprometido, se ve feliz y a gusto en su nueva plaza.

Es un talento impresionante el de "Hobbit", ese jugador que llama la atención desde un principio por su corta estatura, su obligado look desgarbado pero sobre todo por la manera en que toca la pelota. Bermúdez saca jugadas de peligro de la nada, formidables centros de acciones que parecían perdidas, es un creativo puro con velocidad, buen juego en el área y técnica depurada. El "Hobbit" es excepcional, tiene alegría para jugar y la virtud de ser una excelente persona. A sus 20 años de edad fue titular en 19 de los 23 partidos que jugaron los Potros en este torneo.

Giancarlo llegó a México con total reconocimiento en su natal Venezuela, pero sin hacer ruido y siendo prácticamente desconocido en nuestro país. En su primer torneo en el futbol mexicano literalmente la rompió, quedando segundo lugar del goleo individual con 15 goles pero sin hacer ninguno por la vía penal, a diferencia de Alfredo Moreno que se coronó como romprerredes pero haciendo siete de sus 18 tantos cobrando penas máximas. Es un delantero completísimo, muy fuerte y potente de piernas, con aceptable conducción frontal y un golpeo de pelota tremendo. Cabecea bien, define perfecto en el mano a mano, cobra tiros libres, sabe jugar fuera del área y rompe el fuera de juego con inteligencia.

EL CEREBRO

El primer título del Profe, un hombre de trabajo, de esfuerzo, de paciencia, que sabe hacer buen grupo pero mantiene una disciplina importante en su trabajo. Dirigió al Atlante una primera época pero tuvo que regresar a Primera "A"; apechugó, trabajó, se preparó y regresó por sus fueros para hacer Campeones a los Potros luego de 14 años y en su primer torneo en Cancún. Con muchos conocimientos tácticos, cambios exactos y un manejo total de cada hombre de su plantel.

VARIANTES Y PIEZAS CLAVE QUE SE LESIONARON

Atlante tenía un arma letal que entraba al campo cuando la batalla estaba ya avanzada para definir las cosas. El africano Alain Nkong, un delantero fortísimo, con rapidez y potencia excepcionales y una persistencia a prueba de todo, prácticamente se arregló con los Potros de última hora pero acabó siendo un icono para la afición cancunense. Jugó 8 partidos de titular, pero su labor realmente importante fue entrar de cambio en 13 ocasiones para acelerar el ataque equino tomando la pelota con velocidad en el tres cuartos de campo. Hizo 4 goles.

Este defensor tiene un talento especial. Descendió con el Querétaro en un trago amargo, pero llegó al Atlante, se acopló, rindió y supo darle fortaleza al equipo. Jugó 15 partidos, 12 de ellos de titular, ya fuera como lateral o como tercer central, cumpliendo perfectamente las dos posiciones; es bastante rápido, sabe con la pelota y tiene recorridos muy buenos.

Aunque jugó 14 partidos como titular, en la Liguilla fue desplazado del once inicial. El "Borita" es un lateral derecho o mediocampista que maneja bien la pelota, tiene buen manejo de los tiempos de su equipo y sabe defender con acierto. Su velocidad le da una ventaja importante y su carácter lo pone como pieza necesaria. Al interior del vestidor hace muy buen grupo, acoge a los jóvenes y permite que en el aspecto "equipo" las cosas avancen más allá de su rendimiento o beneficio individual.

Empezó Hernández Lash como pieza importante de la defensa atlantista, jugando todos los minutos de los primeros 9 juegos. Sin embargo, sufrió una lesión importante que lo dejó fuera todo el torneo y aún le hará perderse el arranque del próximo. Su ausencia fue bien cubierta, pero su aporte fue importantísimo pues en los juegos que participó, el Potro no perdió una sola vez.

RECONOCIMIENTO

Al resto de jugadores de los Potros que vieron acción en este torneo:

José María Cárdenas, Arturo Muñoz, Fernando Herrera y Edwin Borboa.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×