¡Te deseamos una Feliz Navidad!

Hay muchos niños en el mundo que esta Noche Buena sueñan con encontrar debajo de su árbol un balón, y pidiendo como deseo el llegar a ser futbolista profesional. Ellos son los que mueven al...
 Hay muchos niños en el mundo que esta Noche Buena sueñan con encontrar debajo de su árbol un balón, y pidiendo como deseo el llegar a ser futbolista profesional. Ellos son los que mueven al deporte más bello del mundo, esos sueños que tuvimos todos los qu

Walter González | MEDIOTIEMPO24 de Diciembre de 2007

  • Un balón bajo el árbol

Hay muchos niños en el mundo que esta Noche Buena sueñan con encontrar debajo de su árbol un balón, y pidiendo como deseo el llegar a ser futbolista profesional. Ellos son los que mueven al deporte más bello del mundo, esos sueños que tuvimos todos los que hoy jugamos futbol, trabajamos en él o simplemente lo disfrutamos, son los que permiten que este deporte-espectáculo-negocio-placer, sea una de las industrias más importantes del planeta.

Así, de niños las cosas son claras, no importa tu condición social. Algunos encontrarán un balón, otros una pelota salver, los más privilegiados una consola de videojuegos con la última versión del FIFA, y los que menos tienen tal vez sólo encontrarán la ilusión de que el año siguiente llegue, pero el sueño de todos ellos es el mismo.

De repente crecemos y con ello, creemos que se acabó cualquier posibilidad de soñar. Empezamos a envidiar la posición de los futbolistas profesionales, ya no nos emocionamos con ningún partido y se acaban los ídolos. Comenzamos a caer en la absurda negación de criticar todo lo que un jugador hace o deshace, ninguno nos convence y si lo hizo, se nos cae del pedestal al primer penal fallado.

Hoy les pedimos a todos que recuerden sus sueños de niños, que se metan a su cuarto, salgan al garage de su casa o si se puede, al jardín, tomen una pelota, un balón, un frutsi o un suéter hecho bolita y comiencen a jugar soñando que están en la Final del Mundial, el Clásico de Clásicos o el partido que más les atraiga. Tengan en la cabeza a ese narrador que todos los niños traemos incluido y que iba diciendo "falta un minuto de juego", justo antes de que tú tomaras la pelota y consiguieras, de chilena, el gol de la victoria.

Sueñen, esperen ver un balón debajo de su árbol, y si es el caso, pongan uno para su hijo. Son días de fiesta y más allá de religiones, posición económica y edades, lo que significa para todos es la posibilidad de desear que podemos hacer lo que más nos gusta.

Muchas felicidades, les deseamos que todos sus sueños se hagan realidad y que en estas fiestas estén cerca de aquellos que más quieren.

Igualmente, muchas gracias a todos por hacernos grandes, y por hacer que a diario hagamos realidad un nuevo sueño.

Un fuerte abrazo de parte de todo el equipo de Medio Tiempo

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×