¿Qué tan difícil es hacer sonreír a un niño?

¿Qué tan difícil es hacer sonreír a un niño? ¿Qué tan difícil es hacer sonreír a un niño?
Sin Pie de Foto
 Sin Pie de Foto

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 11 de Enero de 2008

  • Niños del Internado convivieron con luchadores

-Imágenes de la convivencia Los niños del Internado Infantil Guadalupano, ubicado en Cerro de la Estrella en Iztapalapa, tuvieron este viernes varias sorpresas, convivieron con tres luchadores profesionales, Kung Fu Jr., Octagoncito y Mascarita Divina; rompieron piñatas y obtuvieron el regalo que no puede faltar en cada infante: un balón. Medio Tiempo, Bimbo, Adidas y Fox Sports organizaron una convivencia con motivo del Día de Reyes para los niños que viven en esta institución, con el objetivo de arrancarles una sonrisa, y de que sus días seas cada vez más alegres, sobre todo después de las circunstancias que la mayoría vivieron antes de llegar al albergue. Desde las 11 de la mañana, los niños del internado salieron al patio a recoger sus balones, y de paso saludaron a los héroes del pancracio con quienes se tomaron fotos, los saludaron y les pidieron autógrafos, incluso algunos, al ver la baja estatura de Octagoncito y Mascarita Divina, no dudaron en retarlos a unas "luchitas". A pesar del sol en todo su esplendor, no importaron las largas filas, los luchadores firmaron hasta el último balón con tal de lograr el objetivo, ver sonreír a estos niños y de darles un momento de alegría y diversión. El comentarista Raúl Orvañanos, quien también estuvo presente en el acto, les dio un mensaje emotivo donde  dijo que todos tendrían un balón este día porque el deporte es complemento fundamental de la educación, mente sana en cuerpo sano. El Internado Infantil Guadalupano fue fundado en 1954 por el Hermano Miguel Cacho Villa con el objetivo de la reeducación de menores infractores, y en la actualidad es atendido por una Comunidad de Hermanos Lasallistas y gente altruista, quienes mantienen este centro y le dan la oportunidad a los niños que en él viven de tener una digna educación. En este albergue existen distintos talleres de capacitación para estos niños, una manera de brindarles herramientas para la vida laboral futura, como son el de panadería, carpintería, plomería y gas, computación, serigrafía y mecánica automotriz. El origen de las personas que se encuentran en esta institución remite a la orfandad, a la pobreza extrema, al abandono, a la situación de calle, a los problemas de conducta, deserción escolar y de ilícitos, pero una vez llegados al Internado su situación cambia radicalmente, ya que se les brinda casa, alimento, ropa, cuidado de la salud, y educación. El Internador Infantil Guadalupano cuenta con su propia escuela primaria, y para los niños que concluyen esta etapa hay la posibilidad de continuar con sus estudios en secundarias, preparatorias, e incluso universidades de prestigio. En la actualidad tres alumnos de este internado están por concluir con éxito su carrera profesional en una universidad lasallista. Si a algún lector le surge el interés de colaborar con esta causa puede hacer donativos para esta institución, en la cuenta de Banamex 560055-0 Sucursal 508 a nombre del Internado Infantil Guadalupano, A.C., y si requiere más información puede ponerse en contacto con Medio Tiempo al correo contacto@mediotiempo.com -Imágenes de la convivencia [mt][foto: O. Martínez/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×