Parte Julio César Cáceres a Boca Juniors

Hace dos semanas, River Plate le hizo la jugada a Tigres, y se llevó al bastión ofensivo Sebastián Abreu, quien tenía varios días inquieto por el interés de los Millonarios.
Hace dos semanas, River Plate le hizo la jugada a Tigres, y se llevó al bastión ofensivo Sebastián Abreu, quien tenía varios días inquieto por el interés de los Millonarios.
 Hace dos semanas, River Plate le hizo la jugada a Tigres, y se llevó al bastión ofensivo Sebastián Abreu, quien tenía varios días inquieto por el interés de los Millonarios.

Óscar Adrián Velázquez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)San Nicolás de los Garza, N.L., a 12 de Enero del 2008

  • Directiva cede a la insistencia del jugador

Hace dos semanas, River Plate le hizo la jugada a Tigres, y se llevó al bastión ofensivo Sebastián Abreu, quien tenía varios días inquieto por el interés de los Millonarios.

Este viernes, Boca Juniors concretó la seducción al paraguayo Julio César Cáceres, y la Directiva felina no tuvo más que dejarlo partir, considerando que en esas condiciones ya era lo más sano para el proyecto deportivo del equipo.

Tigres no pudo competir con la jerarquía de los dos clubes más importantes de Argentina, y reforzó a "Gallinas" y Xeneizes para el Clausura 2008, no sin desprenderse de dos elementos que hasta el inicio de la Pretemporada eran pilares de su cuadro titular.

El Presidente Enrique Borja fue quien dio a conocer la partida de Cáceres, y explicó que todo se debió a que el elemento insistió en partir, tras caerse el primer intento de negociarlo.

"Estamos aquí para platicar de Julio César Cáceres, porque después del día que yo salí a decir públicamente que habíamos platicado con él, y con el equipo Boca Juniors de que se quedaba, él ha seguido manifestando ése deseo de irse", indicó Borja la noche de este viernes al salir de las oficinas del club.

"Cuando en un momento dado un jugador no está con ése compromiso que estamos buscando todos, lógicamente tenemos que tratar de arreglarlo".

El dirigente había dicho el lunes que el caso estaba cerrado, pero aclaró que no mintió, sino que los planes cambiaron al ver la actitud del jugador, que se mostró alejado los últimos días del plantel.

Además, aseguró que se intentó convencer a Cáceres de quedarse en el club, pero la petición no hizo eco.

"La primera de las partes fue hablar con él, tratar de convencer que en un momento dado queríamos que se quedara, y él definitivamente quiere irse a Boca, tiene la oportunidad, y la institución decidió por mi conducto estar negociando".

-¿Molesta su postura?- "Es una situación difícil, que no está creada por nosotros, por nuestras institución, ni por el equipo, está creada simplemente por un jugador, y cuando un jugador no está con ese compromiso nosotros tenemos que reaccionar en beneficio de la institución, nadie está por encima de la institución".

Ahora, y pese a que han cerrado los registros para el Clausura, Tigres tiene 30 días para traer un extranjero que llene la plaza de Cáceres, dado que la venta se dio fuera de México, tal y como apunta el reglamento de competencia.

El equipo analizará los próximos días al reemplazo, pero es probable que venga a cubrir el eje del ataque, y no la zaga central, donde se desempeñaba el ex Capitán felino.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×