El Tigre calcula, vence a La Máquina y avanza en el porcentaje

Aunque aún brilló sólo por lapsos y no supo "matar" el duelo provocando mucho nerviosismo al final, Tigres logró una importantísima victoria 1-0 sobre el rival de grupo Cruz Azul con lo que...
 Aunque aún brilló sólo por lapsos y no supo "matar" el duelo provocando mucho nerviosismo al final, Tigres logró una importantísima victoria 1-0 sobre el rival de grupo Cruz Azul con lo que aprovechan que Veracruz no ha sumado y sacan 4 pun

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Universitario, 26 de Enero ante un lleno

  • El "Kikín" dio un buen partido y va retomando nivel
  • Lucas Lobos comienza a pesar
  • Torrado expulsado de forma rigorista

Aunque aún brilló sólo por lapsos y no supo "matar" el duelo provocando mucho nerviosismo al final, Tigres logró una importantísima victoria 1-0 sobre el rival de grupo Cruz Azul con lo que aprovechan que Veracruz no ha sumado y sacan 4 puntos de ventaja en la tabla porcentual.

El gol fue de Guillermo Marino, otra vez tras buen toque del "Kikín" que va retomando nivel. Lucas Lobos va tomando las riendas del equipo y por momentos brilló con su habilidad. En tanto, Cruz Azul se vio chato y sin capacidad de reacción luego de que Tigres los echó atrás desde  el inicio del juego. Al final La Máquina pudo llegar al área rival aún después de la expulsión de Torrado, pero en parte ayudado por el nerviosismo felino.

Con este resultado los Tigres llegaron a 4 puntos en el tercer lugar del G3, debajo de Morelia que ganó y llegó a 6 y de Chivas que empató y tiene 4 pero mejor diferencia. Esperan aún lo que pase entre Necaxa y San Luis que juegan más tarde y tienen un punto. En tanto, Cruz Azul se quedó con un puntito en el fondo del mismo sector.

EL PARTIDO

Los felinos salieron al campo con la firme intención de dominar el juego e imprimirle dinámica. Así, el local rápidamente echó a los celestes a su propio terreno y aunque sin tanta claridad en el área, lograba tener la pelota en los primeros minutos con amplia superioridad.

Antes del minuto 5’, Marino por derecha y "Kikín" por izquierda, habían pisado el área con cierto peligro aunque sin poder terminar sus jugadas con remate a puerta; poco después el "Conejo" se vio obligado a salir barriéndose de su área para evitar que Saavedra controlara la pelota solo. La primera grande del cotejo llegó al 11’ cuando un gran disparo del Lucas Lobos desde fuera del área fue atajado de forma extraordinaria por Óscar Pérez con un manotazo sobre su derecha.

La Máquina no lograba salir, pero curiosamente, al intentar pelear y trabar el medio campo, Tigres le estaba metiendo balones largos buscando la espalda o una descoordinación de la defensa. Sobre todo, esos balones salían de los pies de Mario Ruiz desde la lateral derecha.

Al 13’, Lucas Lobos convertía a Óscar Pérez en el salvador de Cruz Azul al no poder definir un mano a mano con el arquero cementero en una jugada en la que todavía el rebote le cayó al "Kikín", pero muy incómodo, Fonseca ya no pudo más que volar la pelota.

A los 15 minutos, los Tigres bajaron un poco el ritmo sin poder aún capitalizar su dominio. Se pensaron mejor las cosas y aunque permitían que La Máquina tuviera un poco más la pelota, también buscaban más claridad en sus ataques. Así al 19’, con posibilidad de explotar un poco más su habilidad, Lucas Lobos hizo una gran por izquierda llevándose a Torrado para sacar un centro pasado que prendió Marino de volea apenas a un lado del arco.

En tanto, Cruz Azul requirió de un tiro libre par al 23’, tener su primera jugada de peligro, la cual hay que decir que causó cierto morbo pues fue un tiro del extigre Jaime Lozano, que Cirilo Saucedo atajó con un vuelo espectacular.

Al fin, al 28’ a Tigres le dio la ventaja una jugada preparada. Fue el trazo largo que ya había intentando varias ocasiones Mario Ruiz el que permitió que Fonseca ganara con la cabeza fuera del área y le pusiera un gran pase a Marino quien controló solo y de inmediato disparó cayéndose, un tanto flojo, pero muy pegado al poste a la derecha del "Conejo" que no pudo llegar al esférico y aceptó el 1-0.

Tigres dejó de tener jugadas de peligro, pero no de intentar generarlas. Controlaron las acciones negándose a echarse atrás y siguieron buscando explotar las bandas. Así llegó la segunda parte que arrancó bastante bien con un par de llegadas de Tigres y una muy buena de Cruz Azul. Esta jugada la generó Lugo, quien había ingresado por Beltrán en un movimiento que dejó a La Máquina con línea de 4 atrás; el mediocampista recibió y al mismo tiempo se quitó a dos en el área, quedando franco ante el arco, pero su potente disparo se fue por un costado al 49’.

Al 53';, "Kikín" respondió y fuerte por los felinos cuando Lobos le robó la pelota en la salida a Bonet y logró desbordar para centrar al corazón del área, donde Fonseca cabeceó muy bien pero directo al palo en la unión con el travesaño a la izquierda de Pérez.

El partido había cambiado y Tigres valoraba los puntos. Poco a poco dejó de presionar tan arriba, aunque no se replegó totalmente. Esto en gran parte provocado por los movimientos de Markarían que buscaba abrir la cancha con el ya mencionado ingreso de Lugo, luego refrescando la lateral izquierda con el ingreso de Chávez en lugar de Lozano y por último metiendo al "Parejita" para desbordar por derecha en lugar de Andrade.

Al 67’ Cruz Azul estuvo realmente cerca en un tira-tira dramático que salvó en tres ocasiones el portero Cirilo Saucedo; del otro lado, segundos después respondía el "Kikín" quedando con ventaja en el área, pero cuando se había perfilado para fusilar, el "Catita" Domínguez tapó providencialmente con extraordinaria barrida.

Con el paso de los minutos, Tigres encontraba ciertos espacios al frente, en tanto que Cruz Azul no lograba tener una presión constante. Además, al minuto 72’ Gerardo Torrado vio su segunda amarilla en tres minutos en una franca exageración del Árbitro Central y se fue expulsado.

El "Tolo" entonces decidió hacer los tres cambios escalonaditos en 4 minutos. Primero salió el "Kikín" de gran partido para el ingreso de Jesús Roberto Chávez, luego salió Lucas Lobos para el debut con la playera felina de Blas Pérez, refrescando el ataque que quedaría con una sola punta, y apuntalando la zaga central y por último, el autor del gol Guillermo Marino dejó el campo para el ingreso de Carlos Esquivel.

Tigres, con todo y el hombre de más, ponderaba el resultado y se protegía bien para evitar el empate. Sin embargo, el costo era dejarle la pelota a La Máquina algún trecho de los últimos minutos y por ahí Vigneri hizo temblar al Universitario cuando se cayó en el área en una jugada que no era para penal al 83’ y luego con un rebote que le quedaba solo al uruguayo, pero se marcó bien fuera de juego.

Así, los felinos acabaron calculando y sufriendo de más un partido que tal vez estaba para matar con otro gol gracias a la superioridad numérica, pero al final mantuvo la ventaja con la que sacan su primer triunfo del torneo y aprovechan las dos derrotas del Veracruz para avanzar cuatro puntos en la tabla porcentual.

ARBITRAJE

Sólo aceptable de Germán Arredondo. Todo iba bien hasta que se ensañó con Torrado y en tres minutos le sacó dos amarillas, echándolo del campo; la segunda fue francamente exagerada pues no hubo contacto con el rival. En lo demás, bien a secas.

[mt][foto: E.Quintana/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×