Chivas goleó en noche de reencuentros

El estadio registró una gran entrada y ya lo dicen los cánones: La gente huele los grandes partidos.
 El estadio registró una gran entrada y ya lo dicen los cánones: La gente huele los grandes partidos.

Juan Téllez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Jalisco. 2 de Febrero de 2008

  • Todo le salió a Chivas

El estadio registró una gran entrada y ya lo dicen los cánones: La gente huele los grandes partidos.

Los cerca de 35 mil personas que asistieron al Jalisco salieron ufanos y eufóricos y con severos problemas en la garganta, por haber gritado tantos goles de los rojiblancos.

El partido que se antojaba un gran banquete, se definió muy pronto. Los Monarcas perdieron el invicto en el Jalisco en una velada que será memorable para algunos jugadores de Chivas.

No lo puede creer. Marco Fabián corre y besa el escudo de su camisa, el juvenil rojiblanco anotó su primer gol en la Primera División. A Chivas le sale todo, juega con equipo alterno y golea. A los minutos sale Fabián y entra otro joven, el "Chicharito" Hernández. La instrucción es simple. Desde la banca se da a entender que hay que ir por más goles, vapulear al tambaleante Morelia.

Este partido también sirvió para que Omar Bravo se reencontrara con su compadre el gol. El de Mochis hizo uno y estuvo atento. Ahora sí se sacude un poco de presión, pues como delantero siempre tiene que estar en contacto con el gol.

Como fueron tantas las anotaciones, hasta Héctor Reynoso hizo la suya. El zaguero no marcaba desde el 13 de octubre del año pasado. Además, ya jugó Alberto Medina, y ahora tendrá que ganarse el puesto.

La noche fue redonda en el Jalisco. Algún despistado desde la parte alta del estadio pedía que el segundo penalti a favor de las Chivas lo tirara Don Chava Reyes, pero era cierto que Monarcas era un flan, sin embargo Reyes Monteón no fue concentrado para este partido.

Lo mejor fue que Chivas con tres ausencias logró triturar a un Monarcas debilitado; todo fue para el Rebaño. Todo le salía a los locales. Con escándalo vencieron a los morelianos y la porra brava no le tenía piedad a la monarquía.

"!Siete! ¡Siete! ¡Siete! ¡Siete!" era la voz tronante de un Jalisco orgulloso, hinchado de goles.

[mt][foto: R.Ruiz/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×