Quiere Felipe Baloy quitarse fama de chico malo

La lección de quedarse dos partidos fuera por un error de concentración fue muy significativa para Felipe Baloy.
 La lección de quedarse dos partidos fuera por un error de concentración fue muy significativa para Felipe Baloy.

Jaime Luna | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Monterrey, Nuevo León. 6 de Febrero del 2008

  • Promete defensa rayado frenar su temperamento

La lección de quedarse dos partidos fuera por un error de concentración fue muy significativa para Felipe Baloy.

Ya no quiere ser el chico malo del futbol mexicano y se dedicará, de ahora en adelante a controlar su temperamento para no ser sancionado por los árbitros.

El defensa rayado fue expulsado en el juego frente al Necaxa por doble amonestación, primero por una falta sobre Walter Gaitán y después por manotear el rostro de Hassam Viades.

Baloy fue castigado con dos partidos y se perdió los últimos dos desafíos contra Puebla y Jaguares.

El técnico Ricardo La Volpe respetó su jerarquía y es muy probable que arranque de titular en el próximo duelo ante Pumas. El zaguero sacrificado sería Diego Ordaz.

"Sé que es difícil por el temperamento que tengo, pero trataré de estar más tranquilo, de calmarme a la hora de que se presenten jugadas de ese tipo (provocaciones), y tratar de evitarlas, que es mucho mejor aun", dijo Baloy.

-¿Cuál es la fórmula para evitarlo?- "Creo que tranquilizarme más, y a la hora en que el árbitro pite una jugada, tratar de olvidarme, que ya la pitó y regresarme a mi posición nuevamente.

"Si alguien quiere agredir a un compañero, a mí, o buscarme para que yo me enoje, tratar de quedarme tranquilo… pero sí me quedó la experiencia, nunca me habían expulsado comenzando un torneo y esos dos partidos fueron una eternidad para mí".

-¿A qué atribuyes tantas tarjetas amarillas?- "Creo que de repente las ganas que uno muestra, las ganas de hacer las cosas bien, de ganar todas las pelotas, de ganar todas las divididas, y de repente uno se pasa y eso puede costarte.

"Pero igual, hay momentos en que los árbitros también se exceden y esto no es echarle la culpa a los árbitros, la cosa es buscar que eso no suceda, y la mejor manera es tranquilizarse, concentrarse".

El jugador centroamericano confesó que en México ha sufrido más expulsiones que en otros países donde también ha jugado profesionalmente.

"Jugué casi dos años en Colombia y nunca recibí tantas amarillas ni tarjetas rojas; en Brasil de repente si fue un poco más, pero aquí en México en donde más tarjetas he recibido.

"Pero voy a tratar de que eso pueda cambiar, y no seguir perjudicando a mi equipo, que es lo que más pasa cuando uno recibe la tarjeta roja o una amarilla", señaló.

-¿Te preocupa generar una imagen de jugador mal intencionado?- "Sí, claro que me preocupa, a ningún jugador le gusta que lo mal interpreten, que lo cataloguen como un jugador mal intencionado".

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×