Tigres 0 - 3 Veracruz

¡EL TIBURÓN VIVE! EL "PIOJO" VENCIÓ AL "TOLO" EN EL UNI
¡EL TIBURÓN VIVE! EL "PIOJO" VENCIÓ AL "TOLO" EN EL UNI
 ¡EL TIBURÓN VIVE! EL "PIOJO" VENCIÓ AL "TOLO" EN EL UNI

¡EL TIBURÓN VIVE! EL "PIOJO" VENCIÓ AL "TOLO" EN EL UNI

Diego Pineda | MEDIOTIEMPOEstadio Universitario, 9 de Febrero de 2008 ante un lleno

  • Polémico arbitraje; dos expulsados de Tigres y uno de Veracruz
  • En el porcentaje, Veracruz se pone a sólo 5 puntos de Tigres

En un partido extraño, Veracruz sacó una vital victoria de visitante 0-3 sobre Tigres en el Estadio Universitario.

El desarrollo del enfrentamiento recordó aquella Final que perdió Miguel Herrera con los Rayados en el Tec a manos del Toluca del "Tolo", sólo que ahora las polémicas decisiones arbitrales acabaron influyendo a favor del equipo del "Piojo" y dejando en la lona al local del "Tolo".

El juez principal Peñaloza sufrió y fue duramente recriminado por la afición felina. Tomó decisiones exageradas, pero lo que realmente influyó fue que en general los Tigres se desesperaron y acabaron entregándose a un gol a balón parado en el cierre del primer tiempo y dos expulsados muy temprano en el segundo.

Esta victoria es fundamental para los Tiburones, ya que Puebla ganó un poco más temprano en territorio Jaguar, con lo que los dos principales involucrados en la lucha por no descender, lograron sonoros triunfos como visitantes. Además, Veracruz involucra de nuevo a Tigres poniéndose a 5 puntos de diferencia.

Con la victoria, Veracruz llegó a 4 puntos en el tercer lugar del G2 esperando los resultados de Atlas, Santos y Monterrey que los pueden superar, los 4 puntos escualos han sido logrados en los dos partidos dirigidos por Miguel Herrera. Por su parte, Tigres se queda con 4 unidades en el quinto lugar del G3 a merced del Necaxa que es último con 3 y juega mañana.

Por cierto, el "Pony" entró de cambio en el minuto 72 para cumplir su histórico partido 500 en México. Rodrigo Ruiz creó la jugada del tercer gol escualo.

EL PARTIDO

Antes del minuto de juego, Guillermo Marino ya había disparado potente pero desviado del arco de Bernal, este aviso hizo pensar a la afición del Universitario que sería un partido cargadito para los Tigres, pero la historia sería muy, pero muy distinta.

Después de esa jugada el Veracruz se plantó bien en el campo y con gran trabajo en el medio campo revolvió e hizo confuso el juego de Tigres. Los felinos tenían la pelota, pero no podían hacer demasiado con ella pues la marca dinámica, la entrega total y la necesidad de los Tiburones que ya sabían del sorpresivo triunfo de Puebla en Chiapas, les complicaban el buen futbol.

El juego no tenía mucho en las áreas. Esfuerzo, roce físico sin llegar a ser un partido sucio y poco espacio para el talento. Lucas Lobos no se acomodó en el campo y lo lograba explotar su habilidad. Los espacios se le cerraron y el Tiburón lo convirtió en un jugador más.

Las cosas no estaban fáciles para los Tigres, pero al menos parecían tener el control del juego. Pero todo esto cambió al minuto 45 cuando en un corner Candía se adelantó a la marca y con potencia remató de cabeza para el 0-1 a favor de los Tiburones, que con eso adquirían la ventaja de poder controlar el marcador y jugar con la desesperación del local.

Lo malo fue que al terminar el primer tiempo, el "Tolo" Gallego y el "Piojo" Herrera, los técnicos que deberían poner el ejemplo, armaron un desorden tremendo y un conato de bronca. Algo se reclamaron, se encararon y aunque Miguel Herrera primero sólo abría los brazos ante las palabras de Gallego, cuando llegaron todos los jugadores se puso como loco y correteó al argentino que caminó a su vestidor sin voltear a ver el desastre relajo que a sus espaldas se movía.

El segundo tiempo arrancó difícil tanto para el local que perdía, como para el árbitro que con juventud, sufrió la trascendencia del juego.

Los felinos luchaban por el empate sin lograr demasiado, pero las cosas se pusieron feas cuando una alocada barrida a ras de pasto de Sancho fue juzgada con exageración por el silbante que sacó la roja directa dejando bocas abiertas a diestra y siniestra al 52’. La acción fue desmedida, pero siempre a ras de pasto y el contacto no existió, a todas luces a lo mucho merecía amarilla por la imprudencia.

Para colmo felino, al minuto 60 la desesperación los invadió y Jesús Roberto Chávez también vio la roja al levantar demasiado la pierna ante Salinas. La acción fue tal vez estricta, pero en esta ocasión reglamentaria, pues el jugador que buscaba la pelota, no bajó la pierna y rozó al rival con los tachones en el hombro.

La presión subía para la tripleta arbitral, pues además había jugadas en el filo de la navaja que el Asistente 2 le marcaba como fuera de juego al cuadro local; todas ellas apretadas y al final tal vez acertadas, pero sin duda calentaban a la afición. Sin embargo, hay que aclarar que las imprudencias de los Tigres nada tienen que ver con el silbante y a final de cuentas, la culpa de esto fue principalmente de los jugadores; el resto, ya corresponde a la Comisión Disciplinaria para poner mucho mayor atención a las designaciones arbitrales en los duelos del descenso.

El segundo gol de Veracruz cayó gracias a un penal bien marcado tras una mano en una barrida de Mario Ruiz. aunque si fue considerada intencional como para marcar penal, debió amonestar. Aldo de Nigris anotó el 2-0 debiendo cobrar dos veces el penal pues en la primera ocasión, el silbante se dio el lujo de repetirlo.

Al 77’, Peñaloza expulsó de forma rigorista a Victorino por dos amarillas en 2 minutos, al menos la segunda bastante exigente.

El partido estaba definido. Parecía en cierto modo que el "Piojo" disfrutaba esta victoria como una venganza a aquella ocasión que perdió la Final cuando dirigía al Monterrey en casa, ante el Toluca del "Tolo" y con polémicas decisiones arbitrales.

Sin que los Tigres pudieran hacer algo para evitar la derrota, aún cayó el tercer gol. El "Pony", que entró al minuto 72’ para cumplir su partido 500 en México centró y en una jugada confusa, Mario Ruiz acabó rozando la pelota para entrara lenta y dramáticamente al arco de Cirilo al 92’.

ARBITRAJE

Polémico y con demasiada inexperiencia por parte de José Alfredo Peñaloza. Sin duda erró en la primera expulsión y aunque la segunda es estricta, es reglamentaria. Luego expulsó a Victorino de forma muy exigente y no mantuvo criterios, pues de ser así, los equipos hubieran terminado sin jugadores. Bien en el penal.

[mt][foto: E.Quintana/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×