Luis Gabriel Rey... un 'Canguro' que ha vuelto a saltar

Le habíamos visto un sobresaliente partido en la derrota de los Tuzos 2-1 frente al Santos Laguna el domingo anterior. Aunque Luis Gabriel Rey fue incapaz de anotar cuando el Profesor Meza lo...
 Le habíamos visto un sobresaliente partido en la derrota de los Tuzos 2-1 frente al Santos Laguna el domingo anterior. Aunque Luis Gabriel Rey fue incapaz de anotar cuando el Profesor Meza lo mandó al terreno de juego en el segundo tiempo de ese partido,

Andrés Felipe López | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Hidalgo, 13 de Febrero de 2008

  • El colombiano consiguió su primer hatrick con Pachuca
  • Venía de cuatro meses sin inflar redes contrarias

Le habíamos visto un sobresaliente partido en la derrota de los Tuzos 2-1 frente al Santos Laguna el domingo anterior. Aunque Luis Gabriel Rey fue incapaz de anotar cuando el Profesor Meza lo mandó al terreno de juego en el segundo tiempo de ese partido, sí le entregó profundidad al equipo y le brindó una asistencia de lujo a un Juan Carlos Cacho que desperdició una ocasión increíble.

Ese pudo ser el primer capitulo de una historia que pudiera llamarse "El regreso de un Canguro". El jugador colombiano se identifica con ese animal por la forma en la cual celebra sus anotaciones, es decir, haciendo saltos consecutivos con las manos a medio levantar hacia el centro.

La segunda parte de este episodio nace en el previo del compromiso de este miércoles entre los Tuzos y los Tigres de la UANL en el Estadio Hidalgo. En la planilla de los jugadores que iban a salir en el inicio de este cotejo, sobresalía de manera sorpresiva el nombre de Rey como único centro delantero en vez de Cacho, enviando al ariete de la Selección Mexicana a la banca.

Tras media hora después de haber comenzado el juego, Pachuca ya ganaba 3-0 y Luis Gabriel hacia lo que podía para no irse sin gol de un duelo el cual parecía albergar muchos goles en la portería de la escuadra regiomontana. Así que fue al minuto 37, cuando comenzaba a cerrarse la primera parte y los saltos del "Canguro" se hacían sentir desde el momento en que tomó la pelota con su pierna izquierda, se sacó a Cubero con un espectacular ocho y a la entrada del área soltó un zapatazo para cerrar el periodo inicial con una ventaja de cuatro goles.

Sin embargo, eso no lo era todo. Quince minutos luego de regresar de las regaderas el argentino Cubero volvió a sufrir con sus arremetidas y le cometió falta en el área. El Capitán de Tigres se fue expulsado por doble amarilla y el "Canguro" volvió a saltar bajo una ejecución certera a un lado del portero Saucedo.

Pero el broche de oro llegó a falta de cuatro minutos del final, en el momento en el cual la defensa visitante le dio la oportunidad otra vez de quedar frente a frente con Saucedo y sin ningún problema le puso el balón al cancerbero felino bajo su cuerpo para cantar el sexto. Pachuca ya parecía ganando un partido de tenis, era 6-1 en el Huracán.

Su celebración como animal australiano demostró que la confianza ha vuelto en él. Todos con su zurda brillante en su paso por Atlante y Morelia en el futbol mexicano. Ha pasado por momentos difíciles como el vivido en este mismo estadio cuando se fue abucheado por la gente en el encuentro del 0-0 contra Puebla por la Jornada 16 del Torneo Apertura 2007. Ahora es distinto, amenaza a Cacho con arrebatarle la titularidad en calidad de centrodelantero del equipo. Un "Canguro" ha vuelto a saltar en México y no pudo hacerlo en el semestre anterior (sólo un gol en la Jornada 12 contra Atlante), pero sí lo ha hecho en Pachuca, su nuevo hogar para regresar a la senda goleadora que lo caracterizó en mucho tiempo.

EL "CHACO" GIMÉNEZ REGRESÓ A LA TITULARIDAD CON GOL

Fue la primera vez que el argentino Cristian Giménez fue el once inicial en el equipo de Meza durante este campeonato y lo hizo con creces. Al minuto 4 sacó provecho de la falta penal que le hicieron a Paul Aguilar y aunque su disparo desde el punto blanco por poco es detenido por el arquero Saucedo, supo inflar las redes y abrir un partido con goleada memorable.

El otro que regresó fue la mascota tuza. El "Pachus" salió en camilla en la victoria contra el Atlas 1-0 de la Jornada 3 por sufrir un esguince de tobillo en plena realización del partido. Esta vez lo hizo luciendo la playera 16, la de Carlos Gerardo Rodríguez y no el 1 de Miguel Calero. La amplia ventaja pachuqueña le permitió hacer reír a la tribuna en el medio tiempo y en el final del partido platicando de manera graciosa con los jugadores.

Sin embargo, una de las cosas más significativas fue la diversión de la gente en las graderías. No se vencía a un rival de manera tan amplia desde la goleada a San Luis en Agosto del año pasado y los "olé, olé" como música para los toques de los Tuzos armaban el espectáculo. Tanta era la confianza para los albiazules, que la gente en los últimos minutos pedía el gol de la buena suerte con el coro de "¡Siete, siete, siete!".

[mt][foto: C. Palma/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×