Oswaldo, de ídolo a advenedizo

Se hizo famoso, casi inmortal con una sudadera azul. La de este día era de la misma tonalidad, un azul marino, casi caribeño el que portaba Oswaldo Sánchez.
 Se hizo famoso, casi inmortal con una sudadera azul. La de este día era de la misma tonalidad, un azul marino, casi caribeño el que portaba Oswaldo Sánchez.

Juan Téllez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Jalisco. 13 de Febrero de 2008

  • Oswaldo fue insultado en todo momento

Se hizo famoso, casi inmortal con una sudadera azul. La de este día era de la misma tonalidad, un azul marino, casi caribeño el que portaba Oswaldo Sánchez.

La pleitesía, el cariño y el reconocimiento que se merece por lo que trabajó a lo largo de ocho años, se olvidaron. Y esta noche, Sánchez Ibarra fue tratado de la misma manera que el portero del Puebla, Atlas o el América.

Desde que el sonido local lo presentó llegaron los silbidos. Después hubo menudos aplausos, pero cada que el balón pasaba por los pies o las manos del arquero, todo era negativo, pero eso no era le peor.

Pese a su gran calidad bajo los tres postes, no pudo hacer nada en los goles de Bravo y Ramón Morales. Por tres tantos en contra, no se pierde una carrera de más de diez años.Con los despejes también se metieron con él y bueno, la gente de Chivas demostró que no hay memoria, ni agradecimiento. Todo es ofensa.

Algunos llegaron con la sudadera azul que compraron cuando la Oswaldomanía estaba a tope, pero es de suponer que cuando empezaron las ofensas de seguro se las quitaron y más de alguno no la querrá ver nunca más.

"Oswaldo eres cagón. Oswaldo eres cagón. Eres hijo de puta, la puta madre que te parió", era el cántico de la porra de Chivas, pero de inmediato la música del estadio opacó las voces de la barra, pero en cuanto le bajaron a la música de ambiente, regresaron las ofensas al portero que todos amaban. Al que puso una moda en Jalisco, al que tantas tardes los salvó de derrotas, al que por ocho años se murió por la rojiblanca, a ese lo trataron con la punta. Al grado que cualquiero balón que tocaba Michel, la afición coreaba el ¡portero! ¡portero!

Esta noche en el Jalisco desconocieron a Oswaldo Sánchez. Eso siempre suele pasar, por poner un ejemplo, en Argentina no hay ni una calle, ni una estatua en recuerdo de Ernesto "Che" Guevara de la Serna. Ayer, el más odiado fue el portero del Santos, muy en el fondo, siguen anhelando a San Oswaldo.

[mt][foto:R. Ruiz/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×