Chivas está preparado para todo: Morales

En el futbol moderno, una expulsión representa una gran desventaja para el equipo que la sufre, pero en el caso de Chivas sienten estar preparados para adversidades así, y para más.
En el futbol moderno, una expulsión representa una gran desventaja para el equipo que la sufre, pero en el caso de Chivas sienten estar preparados para adversidades así, y para más.
 En el futbol moderno, una expulsión representa una gran desventaja para el equipo que la sufre, pero en el caso de Chivas sienten estar preparados para adversidades así, y para más.

Adrián Velázquez | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Universitario, 16 de Febrero de 2008

  • Considera que mejoría de Tigres no sorprendió
  • Dejar al equipo con 10 me duele: Araujo

En el futbol moderno, una expulsión representa una gran desventaja para el equipo que la sufre, pero en el caso de Chivas sienten estar preparados para adversidades así, y para más.

El plantel tapatío supo sortear casi todo el segundo tiempo con un hombre menos, y al final el Capitán Ramón Morales dijo que es parte de la mentalidad del plantel de no dar por perdido ningún encuentro, más allá de las condiciones que presente.

"No pensamos que perderíamos el invicto, creo que el equipo está preparado para todo, por supuesto siempre respetamos al rival, pero ahora con la situación de un hombre más teníamos que defender y lo hicimos bien", indicó.

"No sorprendió Tigres, sabíamos que contra Chivas, Tigres iba a salir con todo, tenían un hombre de más, por eso fue así y nos vamos tranquilos con el empate", agregó.

El artillero Omar Bravo admitió que Chivas hubiese querido tener más la pelota, pero entiende que fue el precio de la inferioridad numérica.

"Están en casa, ellos intentaron aprovechar su localía, nosotros no dimos un partido con el nivel que hubiésemos querido, pero también fue por cómo se dieron las cosas", detalló.

"Entonces, tener un hombre menos es desventaja, pero Chivas es un equipo que se adapta a las circunstancias y no sé ganó pero tampoco se perdió".

Quien cargó con la culpa de la complicación fue el volante Patricio Araujo, pero confesó que al final que respiró un poco al saber que el equipo no perdió pese a su expulsión.

"Dejar al equipo con 10 me duele, porque el partido estaba para ganar. Me voy tranquilo por no haber perdido, que es lo que más me preocupaba", mencionó.

[mt][foto: E.Quintana/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×