Toluca ¿la decisión correcta para albergar al Tri?

Si la Federación Mexicana de Futbol pensó en llevar los juegos de la Selección Nacional Sub-23 a sedes en las que acogieran al Tri, muy probablemente se equivocaron en la decisión de venir a Toluca.
Si la Federación Mexicana de Futbol pensó en llevar los juegos de la Selección Nacional Sub-23 a sedes en las que acogieran al Tri, muy probablemente se equivocaron en la decisión de venir a Toluca.
 Si la Federación Mexicana de Futbol pensó en llevar los juegos de la Selección Nacional Sub-23 a sedes en las que acogieran al Tri, muy probablemente se equivocaron en la decisión de venir a Toluca.

Sergio Álvarez Reiset | MEDIOTIEMPOEstadio Nemesio Díez, 19 de Febrero de 2008

  • Justino Compeán negó haber escuchado los abucheos para Hugo

Si la Federación Mexicana de Futbol pensó en llevar los juegos de la Selección Nacional Sub-23 a sedes en las que acogieran al Tri, muy probablemente se equivocaron en la decisión de venir a Toluca.

En primera instancia, el Nemesio no tuvo el lleno que se hubiera estimado para una sede que en escasas ocasiones recibe a la Selección Nacional. La entrada sí fue buena, registró poco más de la mitad de su capacidad y se alcanzó hasta después del medio tiempo.

Pero los incidentes que más llamaron la atención fueron los abucheos para el técnico nacional, Hugo Sánchez, quien sin que hubiera iniciado el juego ya había sido reprobado por un sector claro del público.

El sonido local enumeró uno a uno los nombres de la oncena mexicana. Los únicos que se llevaron estruendos significativos fueron Santiago Fernández, jugador de los Diablos del Toluca y que estaba en casa, así como el cruzazulino César Villaluz.

"... y nuestro Director Técnico, el Pentapichichi, Hugo Sánchez". Entonces se escucharon fuertes abucheos de un sector de la afición que en su mayoría se ubicaba en atrás de la banca del estratega.

La peor parte fue cuando sin que hubiera una jugada que lo ameritara, comenzaron a corear "La Volpe, La Volpe", refiriéndose al ex estratega del Tri, el argentino Ricardo Antonio y quien por cierto, dirigió en su momento al Toluca.

Otro de los desplantes de los anfitriones fue el haber abucheado al arquero Jonathan Orozco, cuando éste controló un balón con el pecho. Entonces comenzaron a corear el nombre del arquero Guillermo Ochoa, quien no participó en el juego por un esguince en el tobillo derecho.

Minutos después, cuando Orozco tuvo un atajadón que pudo significar el empate, la afición reorientó sus preferencia y le pagaron con un "portero, portero".

Justificado o no, Hugo Sánchez optó por salir de su banca y mirando al graderío, fingió escarmenarse el cabello con la sutil seña de una mentada hacia ese grupo.

Al final del juego, Justino Compeán, Presidente de la Federación Mexicana de Futbol, negó haber escuchado los abucheos para el estratega nacional.

¿Será que sólo los escucharon los medios de comunicación?

[mt][foto: J.Reyes/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×