Rodallega le pegó 3 veces a los postes... El Tiburón mató con una

En un partido intenso, con muchos roces y un emotivo cierre, el Veracruz sacó una importantísima victoria 0-1 en casa del Necaxa, dentro de la Jornada 8 del torneo de Clausura 2008.
En un partido intenso, con muchos roces y un emotivo cierre, el Veracruz sacó una importantísima victoria 0-1 en casa del Necaxa, dentro de la Jornada 8 del torneo de Clausura 2008.
 En un partido intenso, con muchos roces y un emotivo cierre, el Veracruz sacó una importantísima victoria 0-1 en casa del Necaxa, dentro de la Jornada 8 del torneo de Clausura 2008.

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Victoria, 1 de Marzo de 2008

  • Rodallega le dio 3 veces a los postes
  • Victorino, expulsado al 60';
  • El Rayo acabó bombardeando, sin tino, el área jarocha

En un partido intenso, con muchos roces y un emotivo cierre, el Veracruz sacó una importantísima victoria 0-1 en casa del Necaxa, dentro de la Jornada 8 del torneo de Clausura 2008.

La cantidad de llegadas de los Rayos fue infinitamente superior, pero la diferencia radicó en que Rodallega tuvo la mala fortuna de pegarle 3 veces a los postes, mientras que por los escualos, Graf metió una de las pocas opciones de gol que generaron, aunque hicieron un extraordinario partido apretando el medio campo y peleando cada balón con fiereza.

Con este resultado, los Tiburones siguen en el fondo de la porcentual pero aprovechan la derrota del Puebla en casa de Atlas para acortar distancias. Los escualos tienen un porcentaje de 1.0645, por un 1.0800 de La Franja que es penúltimo. Al tiempo, Veracruz evita que con su victoria de hoy ante América, los Tigres se les despeguen y los mantienen 6 puntos arriba.

En las posiciones del torneo, el Veracruz llegó a 8 puntos y ya salieron del fondo del Grupo 2, dejando al América ese triste honor. En tanto, el Necaxa, con 10 unidades, es dueño del quinto lugar del durísimo tercer sector.

EL PARTIDO

Desde el inicio el juego fue parejo, con ambos equipos peleando el medio campo, luchando por la pelota y apretando la marca. Necaxa inició ligeramente mejor, pero apenas los Rayos parecían tomar el control, los Tiburones equilibraban las acciones y hacían presencia en área rival.

El Veracruz, sin dejar de cuidarse y valorar el punto por la cuestión del descenso, no fue a encerrarse al Victoria. Buscaban el balón y lo querían para ir al frente.

La primera jugada de peligro fue importante al minuto 15. En un corner, Hugo Rodallega quedó solo ante el arco con un buen movimiento de desmarque para rematar muy potente de cabeza, pero la pelota se estrelló justo en el travesaño a la altura del ángulo.

Unos 5 minutos después, Veracruz dejó ir una buena cuando Victorino quiso prender la pelota solo en la esquina derecha del área, pero le pegó al pasto y el balón salió llorando, machucado y a varios metros de la portería.

Al 25’, en un contragolpe de Gaitán Necaxa volvió a llegar fuerte, pero de nuevo la pelota sólo pasó cerca cuando Reyna culminó la jugada en el área con dos recortes y un disparo cruzado que salió a medio metro del arco.

La lucha por la pelota traía un juego entrecortado, con muchas faltas, roces y cambios de posesión del esférico. Las infracciones y choques eran más producto del ímpetu en la marca que de alguna mala intención, pero al menos dejaron una víctima cuando Walter Gaitán salió lastimado luego de caer mal tras un contacto al buscar el balón por arriba. La pierna del "Chueco" se falseó y al 30’, Alejandro Castillo lo sustituyó en el campo.

Para la segunda mitad el partido mejoró en ritmo. Al 55’, Reyna estuvo cerca de un golazo cuando prendió la pelota con bonita volea y cuando parecía que se incrustaba en el ángulo, el portero Jorge Bernal la sacó con un vuelo espectacular sobre su izquierda.

Sin embargo, en la siguiente jugada el Veracruz no fallaría cuando Graf recibió un buen pase filtrado de Raymonda y definió en la derecha del área con potencia para marcar el 0-1al 57’, que de cierta manera era sorpresivo, pues pese al buen partido de los Tiburones, Necaxa era el que llegaba.

Y entonces, el duelo se prendió. Apenas 3 minutos después al 60’, Victorino hizo una barrida tardía e innecesaria por atrás y aunque no tuvo mala intención, acabó atorando la pierna del rival con su rodilla ganándose la roja por imprudencia; a partir de ahí, Necaxa se volcó al frente.

Miguel Herrera sacó a Raymonda para meter a Cariño, en tanto que Necaxa saca a Marvin de la Cruz para meter a Carlos Hurtado. De inmediato Hurtado hizo de las suyas cuando desbordó por izquierda y centró para Rodallega, que remató bien de cabeza pero la pelota se estrelló en el poste al 64‘; era el segundo remate de "Rodagol" a los palos y faltaba aún otra más...

Para colmo de los Rayos, al 66’, Rodallega de pegó al metal, solo que ahora fue con el pie, con el balón rodado en el área chica; y en el recentro, Castillo, remató de cabeza cerca del arco pero la pelota le quedó un poco alta y la mandó por encima cuando la afición ya cantaba el empate. Poco después, Salvador Reyes mandaría a un delantero más, Héctor Giménez al campo en lugar de Hassan Viades.

Parecía cosa de tiempo para que los Rayos mandaran el balón a las redes pues su frecuencia de llegada era bastante alta y los Tiburones no atinaban a tomar un poco de aire. Al 76’ sacó alaridos un disparo desde fuera del área que Franco Peppino desvió en el camino y pasó dramáticamente a un lado del arco y al 77';, Héctor Giménez desvió en claro fuera de juego un disparo de Hurtado que parecía ir directo al fondo de las redes si el delantero sin pelo no lo tocaba.

Poco a poco el "Piojo" Herrera fue tranquilizando las cosas. Metió a Layún para apretar el medio campo y lograron los escualos tener más calma. Quatrocchi ya estaba sumado al ataque como un delantero más, lo que le permitía a la visita tomar la pelota y esconderla en las esquinas más lejanas a su arco logrando saques de banda y tiros de esquina, ganando así valiosos minutos.

Pero a pesar de esto, nunca cesó el bombardeo aéreo de los Rayos. Ganaron muchísimos balones, remataron casi en todas de cabeza, pero nada más no le atinaban al arco. Por ahí ya con la desesperación del local el Tiburón armó dos contragolpes, en uno Layún en el área disparó cruzado, el "Gato" tapó y aunque dejó la pelota viva en el área chica, Galindo atinó a despejar. Poco después, Ortiz sacó del rincón un disparo de Graf.

La última esperanza de empate de los Rayos llegó al 90’, cuando Giménez falló un cabezazo franco a buen centro de Reyna, poniendo la pelota a un lado del poste.

ARBITRAJE

Aceptable de Jorge Gasso, quien no se salvó de sus acostumbradas imprecisiones, aunque salió bien librado. La expulsión se la ponemos buena por la imprudencia de Victorino.

[mt][foto: M.Venegas/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×