Monterrey 2 - 3 Tigres

POLÉMICA, LA TARDE DE LA "PALMERA" Y TIGRES GANÓ A RAYADOS
 POLÉMICA, LA TARDE DE LA "PALMERA" Y TIGRES GANÓ A RAYADOS

POLÉMICA, LA TARDE DE LA "PALMERA" Y TIGRES GANÓ A RAYADOS

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Tecnológico, 8 de Marzo de 2008 ante un lleno total

  • Delgadillo anuló a Rayados, dos jugadas que acabaron en las redes sobre la hora
  • La "Palmera" Rivas hizo dos goles de cabeza
  • Cuatro de los tantos salieron de acciones a balón parado

En un partido agradable, con buenos planteamientos tácticos, Lapuente le acabó ganando por una nariz la carrera a La Volpe y Tigres derrotó a domicilio 2-3 a Rayados en medio de polémica arbitral.

Tigres supo adelantarse al 11’ con gol de Lobos; Pérez empató al final del primer tiempo, pero con jugadas a balón parado en la complementaria, Rivas hizo dos de cabeza para poner a los felinos 1-3 arriba. Los Rayados cerraron fuerte el partido, Borgetti hizo el 2-3 y luego los locales y mandaron en dos ocasiones la pelota a las redes ya en el cierre del juego, pero las dos jugadas fueron anuladas de forma polémica.

De esta forma, Monterrey se quedó con 10 puntos momentáneamente en el tercer lugar del G3, pero a la espera de lo que hagan Atlante y Veracruz. En tanto, Tigres ya llegó a 12 unidades en el cuarto sitio del duro G3, ocho de ellas conseguidas con La puente en el banquillo quien no ha perdido en su nueva era felina.

PRIMER TIEMPO

El duelo arrancó con los Tigres presionando, sin exagerar, pero buscando anotar pronto como en el partido ante América de la semana pasada que le abrió la puerta para la victoria 3-0... y lo conseguiría.

El primer susto del encuentro se lo llevó Cirilo Saucedo con un balazote Robert de Pinho desde la izquierda del área que le salió a las manos, pero pocos minutos después Tigres lograría abrir el marcador. Fue un corner que alcanzó a rechazar apenas la zaga rayada, pero la pelota le quedó a Lucas Lobos en la media luna para prenderla y aunque disparó machucado, su remate pasó entre un mundo de gente en el área, fuera del alcance a la derecha de Martínez que se acabó estorbando con un compañero. Fue el 0-1 al 11’.

A los felinos de Lapuente les estaba saliendo su estrategia y sin echarse totalmente atrás, se plantaron bien en propio campo, apretaron el medio terreno y buscaron estorbar el futbol rayado. En tanto, los dirigidos por La Volpe tuvieron que hacer el desgaste, tomaron la pelota y comenzaron a machetear para abrir a los felinos.

Hay que recordar que La Volpe dejó atrás su tradicional línea de 5 y dejó a cuatro hombres en el fondo, con Severo Meza y William Paredes como laterales y adelantando al "Chícharo" González y Erviti. Así, con ese esquema los regios fueron trabajando el primer tiempo.

Pero Tigres no estaba dispuesto a renunciar al frente; lo hacían con pocos hombres y buscando espacios, pero al 16’ un balazo de Gastón Fernández desde unos 25 metros, pasó silbando el ángulo a la izquierda de Martínez que la siguió el viaje de la pelota con la vista y mucha angustia.

Ante lo cerrado de los espacios y la buena marca felina, los regios fueron encontrando en las jugadas a balón parado el arma para tener jugadas de gol. Al 30’ olfatearon el empate con un buen tiro libre de Luis Pérez que tras un efecto impresionante, pegó en el travesaño justo en la intersección con el poste a la izquierda de Cirilo. El rebote le quedó a Meza pero cuando podía sentenciar ante arco abierto, voló la pelota.

Al 43’ fue la segunda llamada para los Rayados cuando el "Chícharo" entró al área solo por derecha, y en lugar de disparar ante Saucedo, intentó tocar para Suazo, quien con un defensa encima, ya tuvo que rematar muy apurado y mandó la pelota por encima.

Sin embargo, el esfuerzo rayado tendría premio justo antes de que el árbitro decretara el final del primer tiempo. Fue un tiro libre metro y medio fuera del área provocado por un innecesario caballazo de Cubero sobre Suazo, Luis Pérez cobró al palo del portero y a media altura, Cirilo se tapó con su propia barrera y cuando intentó reaccionar fue demasiado tarde y la pelota se coló pegada al metal significando el 1-1 al 45’.

Para la parte complementaria nuevamente Tigres le ganó los momentos al local. El peso de la táctica fija siguió siendo la clave del encuentro y el férreo parado táctico de Lapuente, mantuvo anulado al equipo de La Volpe. De entrada, los felinos mandaron a la cancha al "Kikín" en lugar de Cubero, solucionando dos problemas, primero la calentura del argentino que siempre trae riesgo de tarjetas y segundo, confundiendo la salida rayada por izquierda, con la presión que siempre ejerce Fonseca.

Así, al 54’ en un tiro libre desde el callejón izquierdo del área, Lucas Lobos metió un tiro centro con dirección y efecto hacia el arco; Christian Martínez se atoró y cuando quiso ir por la pelota, ya Rivas la estaba cabeceando a las redes a medio metro de la línea de gol para el 1-2.

Vinieron entonces los ajustes; curioso pero primero Lapuente refrescó su ataque sacando a Lobos para meter a Marino. Luego fue La Volpe quien lanzó a su equipo con todo al frente, entraron Carlos Ochoa y Jared Borgetti por el "Chícharo" y De Pinho entre el 60’ y el 65’, con lo que los Rayados jugaban con 3 delanteros , pero antes de que pudieran hacer pesar estos movimientos, Tigres les anotó nuevamente.

Fue otra jugada a balón parado, ahora un corner cobrado por Marino desde la derecha en el que la pelota techó al primer contingente de defensores y atacantes, cayéndole en la cabeza a Rivas que estaba totalmente solo para sacar un excelente remate de cabeza, cerca del ángulo a la derecha de Martínez para el 1-3.

Parecía que el partido estaba decidido, pero Monterrey se lanzó con todo por el empate y el cierre fue formidable, además de polémico. Primero vino el descuento del Monterrey en el primer error grave de marca de los Tigres en el partido. Carlos Ochoa se plantó en el callejón derecho del área, fintó y centró con la zurda hacia la cabeza de Borgetti quien increíblemente estaba solo para rematar de cabeza, mientras cuatro Tigres papaban moscas delante de él. Fue el 3-2.

Luego vino la dificultad para la terna arbitral. Primero, al 88’ un balón largo fue rozado con la cabeza en el camino y le cayó a Jesús Arellano para definir ante Cirilo, pero se había marcado un fuera de juego. Si la pelota la rozó el de Moterrey está bien marcada la posición adelantada, pero si fue el defensor, no debió anularse la acción; hay que decir que era una jugada muy difícil.

Pero al tiempo de compensación, al 92’ Borgetti se levantó en un corner, ganó entre dos marcadores y cabeceó anotando lo que todo el estadio festejaba como el gol del empate y al que incluso los jugadores de Tigres ya se habían resignado, pero Paul Delgadillo marcó una falta realmente apretada, en una acción que parecía parte del forcejeo normal en el área.

ARBITRAJE

Irregular de Paul Delgadillo que se fue descomponiendo con el paso del tiempo. Todo iba bien pero de repente le dio por ponerse rigorista y los jugadores le comenzaron a inventar algunas infracciones. Estuvo bien al no marcar como penal un clavado de De Pinho tras forcejeo en el área, pero luego realmente queda la duda en dos jugadas de gol anuladas a los locales en el cierre del juego; sobre todo la segunda en la que no parece existir falta de Borgetti.

[mt][foto: E.Quintana/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×