Pumas 1 - 0 Morelia

PALENCIA LE DEVOLVIÓ EL ALMA A UNOS APAGADOS PUMAS
PALENCIA LE DEVOLVIÓ EL ALMA A UNOS APAGADOS PUMAS
 PALENCIA LE DEVOLVIÓ EL ALMA A UNOS APAGADOS PUMAS

PALENCIA LE DEVOLVIÓ EL ALMA A UNOS APAGADOS PUMAS

Fernando Ruiz Moffat | MEDIOTIEMPOEstadio Olímpico de CU, domingo 9 de Marzo, ante una buena entrada

  • Palencia se reencontró con el gol siete meses después
  • Pumas escala posiciones y se pone en zona de Liguilla

Este domingo en el estadio Olímpico Universitario, se hizo muy evidente que un Pumas sin Leandro es como un equipo sin alma. No fue difícil recordar cómo en el segundo partido de la Final frente a Atlante, el equipo fue uno con el brasileño y otro sin él. Frente a Morelia, el mediocampista salió lesionado apenas al minuto 20 de la primera mitad, y fue ahí cuando de verdad el partido se tornó gris.

El duelo era muy importante para ambos equipos. Morelia llegó con cuatro victorias y cuatro derrotas, y en plena caída en el torneo. Para Pumas el panorama no era diferente, tres victorias apenas brillaban en las estadísticas, pero a diferencia de Morelia, el sabor en el equipo universitario era más de mejoría que de crisis.

Al final, con la victoria Pumas llegó a 13 puntos y se coloca momentáneamente como sexto general y tercero del G1, apenas un punto abajo del puntero del sector Toluca, en plena zona de Liguilla. Los felinos aún esperan los resultados de Cruz Azul, Atlas y Puebla que podrían desbancarlo con una victoria.

En tanto, Morelia se quedó con 12 unidades en el quinto lugar del durísimo G3, sólo un punto menos que Pumas pero con la diferencia que en su sector el líder es Chivas y tiene 19.

EL PARTIDO

Pumas salió desde el círculo central, con una velocidad que hizo sospechar que querían comerse el partido a puños. La presión comenzó desde el inicio con unos campo y a generar presión en el territorio rival.

Así llegó la primera jugada clara entre Tiago y Ricardo Martínez, que no pasó a mayores por la intervención de Sergio Bernal. El juego se trabó en la media cancha, con llegadas esporádicas de ambos equipos que difícilmente llegaban a las áreas. De nuevo, los errores se apoderaron del partido.

Pumas tenía chispazos de buen juego, como aquel en el que Leandro entró con peligro al área de Monarcas y fue desarmado del balón. La barrida del defensa michoacano dejó a Leandro cimbrado en el piso y con una evidente molestia en el tobillo derecho. Fue el final del armador de Pumas.

La entrada de Jehu Chiapas por el lesionado no dio muestras de hacer que el equipo funcionara igual, pero Chiapas fue asentándose en el campo y cumpliendo sin la brillantez de su antecesor. Aún así, Íñiguez consiguió armar una gran jugada y filtrar un pase dentro del área para Solari, quien no pudo aprovechar la más clara de su equipo hasta ese momento pues su disparo se fue apenas alto.

De ahí, el partido cayó en un letargo muy evidente. Pumas no tenía por dónde y dejaba terreno libre a un rival que tampoco conseguía concretar jugadas de peligro. De nuevo la media cancha fue la zona del enredo. Pocas llegadas al área y prácticamente ninguna de peligro.

El segundo tiempo fue muy similar en su inicio, no se veía por dónde cualquiera de los dos equipos podría armar una jugada de peligro. Morelia tomó la batuta, pero con mucha ligereza y por poco tiempo.Fue así que, con un cambio bien visto por Ferretti, metiendo  un delantero por un medio defensivo, las cosas cambiaron. Palencia entró por Gerardo Espinoza en medio de una ovación por parte de su afición, y refrescó por lo menos, el ímpetu del ataque universitario con una mayor insistencia y con su característica fuerza.

En una de las insistencias de Pumas, al cobrar un corner Sambueza levantó una pelota al centro del área y Palencia se encargó de mandarla al fondo de las

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×