Monarcas cambió de cara con Tena, pero no pasó del empate con el Necaxa

El Morelia estuvo cerca de un nuevo triunfo, pero al final no pudo romper el cero y terminó empatando 0-0 ante un precavido Necaxa, en duelo correspondiente a la Jornada 11 del Clausura 2008 del...
El Morelia estuvo cerca de un nuevo triunfo, pero al final no pudo romper el cero y terminó empatando 0-0 ante un precavido Necaxa, en duelo correspondiente a la Jornada 11 del Clausura 2008 del futbol mexicano.
 El Morelia estuvo cerca de un nuevo triunfo, pero al final no pudo romper el cero y terminó empatando 0-0 ante un precavido Necaxa, en duelo correspondiente a la Jornada 11 del Clausura 2008 del futbol mexicano.

Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPOEstadio Morelos, 22 de Marzo de 2008 ante una buena entrada

  • Dos balones a los postes por parte del Morelia
  • Necaxa llegó a siete empates en el torneo

El Morelia estuvo cerca de un nuevo triunfo, pero al final no pudo romper el cero y terminó empatando 0-0 ante un precavido Necaxa, en duelo correspondiente a la Jornada 11 del Clausura 2008 del futbol mexicano.

Este partido marcó el regreso de Luis Fernando Tena al banco moreliano, el cual había dejado hace más de 7 años, en el 2001. Tena vuelve al equipo que hizo Campeón en el ya lejano Invierno 2000.

Luego de una primera parte equilibrada, la segunda mitad le perteneció de principio a fin a los Monarcas, pero la numerosa zaga necaxista, así como los postes del arco de Ortiz impidieron que los de Tena se llevaran los tres puntos en este duelo. Al final, todo terminó en un empate sin goles.

Con este resultado, ambos equipos llegan a 13 puntos, con la diferencia de que el Necaxa tiene mejor diferencia de goles que su rival de esta noche, por lo que se encuentra más arriba en el Grupo 3 de la competencia.

EL PARTIDO

El regreso de Luis Fernando Tena causaba expectación. Luego de poco más de 7 años, el único técnico que ha hecho Campeón al Morelia volvió al banquillo. Su primera alineación contó con el regreso al once titular del colombiano Aldo Leao, la reaparición de Landín, quien no había jugado por estar con la Selección Mexicana Sub-23, además de la incorporación de Jaime Durán por izquierda.

Cuando el juego apenas sumaba un par de minutos, Luis Ángel Landín sacó un buen tiro de fuera del área que se fue muy cerca. Más que buscar el arco, este disparo del delantero monarca buscaba acabar con el fantasma de la terrible noche en Carson, en la que el Tri Sub-23 perdió su pase a los Olímpicos.

Para el minuto 9 ya eran tres los corners que Morelia había generado, en cambio, el Necaxa no había podido inquietar a Moisés Muñoz.

Al minuto 13, una pared entre Aldo Leao Ramírez y Omar Trujillo dejó solo dentro del área al segundo, pero el zaguero fue bien cubierto, el balón se le alargó para terminar en manos de Omar Ortiz, quien alcanzó a ser levemente presionado por Ever Guzmán.

Cuando corría el minuto 19, la pimera llegada de Necaxa llegó. Por izquierda, Carlos Hurtado tuvo un par de chances de disparar desde las inmediaciones del área purépecha, pero en ambas la zaga se cruzó de buna forma para impedir que la jugada llegara a más.

El partido era dominado por el Morelia, pero no con la fuerza que su nuevo técnico hubiera deseado, ya que, a pesar de tener la pelota en su poder, los jugadores monarcas no lograban conectarse adecuadamente al frente.

Cuando el Necaxa se dio cuenta de que el dominio rival no era tan intenso, decidió buscar la meta de enfrente, logrando meter en ciertos aprietos a los zagueros locales, pero sin poder superarlos con claridad. Antes del final de la primera parte, Barbosa tuvo que dejar el campo con un corte en la cabeza provocado por un choque con su compañero Quatrocchi.

El inicio del segundo lapso trajo consigo la salida de un Landín que se fue abucheado por lo ocurrido en Carson hace unos días, dejando su puesto a Gabriel Choy. El argentino pronto logró inquietar a la zaga hidrocálida con un par de jugadas dentro del área que terminaron en manos del arquero Ortiz.

En la segunda mitad, el partido tomó buen ritmo. Ambos cuadros adoptaron posturas un tanto menos defensivas que en los primeros 45 minutos, lo que permitió que el juego entregara más emociones a la tribuna. Sin embargo, todo se quedaba en buenas intenciones y no en tiros a gol.

En una de las pocas jugadas en las que tuvo el balón al frente, Rodallega recibió una dura falta en el tobillo izquierdo por parte de Mauricio Romero. Al momento de la infracción, el pie del colombiano se encontraba justo sobre la línea del área grande, por lo que el árbitro debió haber marcado una pena máxima a favor de los rojiblancos.

El partido transcurría bajo cierta calma, pero al 74'; todo cambió. Primero, Aldo Leao se zafó la marca rival y sacó un balazo de derecha que dejó viendo visiones a Omar Ortiz, pero que terminó estrellándose con fuerza en el travesaño visitante; poco después, en el contragolpe de esa jugada, Alonso Solis, nuevo jugador necaxista, estuvo cerca de sorprender a Moisés Muñoz con un tiro suave que buscaba el poste izquierdo y que terminó yéndose por un lado.

Al 76';, parecía que el el rumbo del encuentro cambiaría, ya que Gabriel Choy mandó el balón al fondo de las redes, sin embargo, un fuera de lugar en la jugada previa provocó la anulación del tanto.

El vendaval monarca llegó sobre la recta final del juego. En los últimos minutos, Aldo Leao tomó la  batuta de su equipo y lo empujó hacia la meta necaxista, logrando generar varias oportunidades para ganar el partido. En la más cercana, Ignacio Carrasco sacó un disparo de zurda que tras desviarse en un rival se elevó y terminó pegando en el ángulo superior izquierdo del marco de Ortiz.

Antes del silbatazo final, una jugada polémica más se dio en el juego, pero esta vez fue dentro del área hidrocálida. Aldrete controló la pelota, y al intentar jalarla para quitarse a Luis Francisco García, éste la tocó con la mano, logrando evitar el peligro contra su meta, pero el árbitro, bien colocado, decidió que esto tampoco debía llegar a los once pasos.

ARBITRAJE

Malo de Germán Arredondo. Anuló bien un gol de Morelia por fuera de lugar, pero hubo dos jugadas que debieron calificarse como penal, pero el silbante no cobró ninguna. En los minutos finales, Necaxa se excedió en la fuerza de sus faltas, cosa que Arredondo no castigó con tarjetas amarillas.

[mt][Foto: M. Venegas/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×