Lupe Martínez desató una doble cara poblana

Hoy una doble cara poblana se hizo presente en las gradas del Cuauhtémoc.
 Hoy una doble cara poblana se hizo presente en las gradas del Cuauhtémoc.

Bruno Valencia | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Estadio Cuauhtémoc. 23 de Marzo de 2008

  • El grave error del portero provocó que la gente se le volteara

Hoy una doble cara poblana se hizo presente en las gradas del Cuauhtémoc.

Ejemplos se contaron por decenas. Dentro del campo, un equipo de La Franja que al igual que contra Santos tuvo que verse abajo 0-2 en el marcador para mostrar otra cara, reaccionar y usar un potencial ofensivo que en esta ocasión no le alcanzó para empatarle al San Luís; pero los ejemplos más llamativos se vieron fuera del campo.

El accidente (osote) de Guadalupe Martínez fue un terrible error de concentración, tal vez hasta de capacidad técnica, pero también fue vergozosa la forma en la que una gran cantidad de afición insultó al portero poblano, haciendo mofa de su desgracia como si en la vida nunca hubiesen cometido una falla o peor aún, recordando que cuando la cometieron, sus supuestos allegados se las recordaron hasta el hartazgo condicionándolos para actuar de esa manera.

La semana pasada Martínez salió del campo conmocionado y coreado por la pequeña barra que viajó hasta el Estadio Universitario de Monterrey. Apenas ayer declaraba que era mejor recibir un golpe que un gol y que en Puebla ya lo habían descalabrado pero hoy en un instante se convirtió en el blanco de las críticas.

En Puebla sucede un fenómeno muy interesante, la mayoría de la gente tiene doble playera. Cuando visitan el Cuauhtémoc equipos grandes, las mismas personas que festejaron el ascenso del Puebla son las que pintan de amarillo, rojo, azul o dorado las gradas del estadio poblano.

La doble cara está presente en todos lados, desde las edecanes contratadas que sonríen para presentar una marca mientras tienen una cámara enfrente y cuando se apaga se avergüenzan de ella.  Hasta en quien otorgó un brazalete para que un niño menor a 8 años fuese acreditado como vendedor de algodones de azúcar y solitario en medio de 30 mil personas buscara ganarse unos pesos.

También presente en una zona de prensa donde unos que rara vez se paran por ahí evitaban ser desalojados por la policía local argumentando tener 3 gafetes y que eso les daba derecho a tener 3 invitados.

El Puebla F.C. es uno de los cinco campeonísimos del futbol mexicano pero que a la vez cuenta con dos descensos en su historial y ni siquiera tiene un lugar propio donde entrenar porque el estadio es del Gobierno Estatal.

Puebla tiene un estadio dos veces mundialista que no tiene ni siquiera asientos decentes para la banca de los jugadores y del que gradas enteras de cemento se están cayendo.

Puebla tiene una afición que la semana pasada gritó "sí se puede" y hoy se abucheó a si misma; en general una doble cara que permea varios ámbitos del contexto futbolero de la ciudad.

[mt][foto: B.Valencia/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×