Los Rayos acabaron con invicto de Chivas... ¡Qué semanita!

Necaxa acabó con el invicto del aún Superlíder Chivas de Guadalajara al vencerlo 1-0 en un Estadio Victoria repleto y con mayoría de aficionados del Rebaño.
Necaxa acabó con el invicto del aún Superlíder Chivas de Guadalajara al vencerlo 1-0 en un Estadio Victoria repleto y con mayoría de aficionados del Rebaño.
 Necaxa acabó con el invicto del aún Superlíder Chivas de Guadalajara al vencerlo 1-0 en un Estadio Victoria repleto y con mayoría de aficionados del Rebaño.

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOEstadio Victoria, 30 de Marzo de 2008 ante un lleno

  • Un gol al 10’ de Quatrocchi acabó decidiendo el partido
  • Chivas presionó todo el segundo tiempo, pero no tuvo ideas para rematar con claridad

Necaxa acabó con el invicto del aún Superlíder Chivas de Guadalajara al vencerlo 1-0 en un Estadio Victoria repleto y con mayoría de aficionados del Rebaño.

El duelo tuvo un buen inicio necaxista, pero por ahí del minuto 20 Chivas fue emparejando y ya para el segundo tiempo fue un total dominador de la pelota. Los Rayos se replegaron en el complemento para buscar contragolpear. El Rebaño jugó 24 minutos con un hombre más, pero con la ventaja, el local se acomodó sacrificando un hombre de ataque y dejando el resto del equipo bien plantado atrás.

El equipo dirigido por Salvador Reyes tuvo así el mérito de ser el primero en vencer a los tapatíos en este torneo y con 16 puntos se acerca un poco en el cuarto puesto del dificilísimo Grupo 3, donde luce casi imposible acceder directo a la Liguilla, pero queda la viable opción del Repechaje.

En tanto, Chivas pierde el invicto y cierra una semana negra en la que perdieron en casa del Cúcuta quedando con un pie fuera de la Copa Santander Libertadores, y sufrieron su primera derrota en el torneo local. Sin duda, uno de los factores para que Chivas no esté logrando la profundidad de las primeras fechas es el cansancio lógico luego de tanta actividad. Así, el Rebaño se queda con 25 puntos en la cima del torneo y del Grupo 3, escoltado aún por San Luis que también perdió y tiene 22 unidades.

EL PARTIDO

Necaxa arrancó bastante bien el duelo, lograron meter a Chivas en su terreno en los primeros minutos y acapararon la pelota con buen trabajo en el medio campo. No había mucha profundidad, pero un tiro de esquina le permitió a los Rayos abrir el marcador.

Fue al minuto 10 cuando Ángel Reyna cobró un corner por derecha, hubo una confusión en la marca del "Maza" y Reynoso, por lo que Quatrocchi se levantó sin oposición frente al arco y remató picado y al rincón a la derecha de Michel para el 1-0.

El partido fue cambiando poco a poco, Chivas se asentó en el terreno y para el minuto 20 ya equilibraba y conseguía jugar más cerca del área rival. El duelo se caracterizaba por dos defensas muy bien plantadas, por lo que rematar en el área era una labor dificilísima para ambos equipos.

Por ello, el primer disparo más o menos peligroso del Rebaño llegó hasta el minuto 36’ cuando Ramón Morales le pegó de fuera del área raso y potente, pero a metro y medio del arco a la derecha de Ortiz.

Para la segunda parte Chivas salió con todo. Efraín Flores hizo dos cambios ofensivos e inesperados al sacar a Ramón Morales y Héctor Reynoso para el ingreso de Alberto Medina y Omar Arellano.

Así el Rebaño se hizo del control del juego, pero con la complacencia de Necaxa que se protegió en propio terreno y buscó algún contragolpe, a sabiendas de que si jugaban más adelante, sería muy difícil contener al Superlíder.

Comenzó entonces una lucha del Guadalajara por abrir a la zaga necaxista, pero al igual que el jueves en casa del Cúcuta, les faltaron ideas y acabaron sin tener opciones de gol claras, a pesar de tener muchos arribos y un control total de la pelota.

Las acciones que lucían más peligrosas acaban siendo confusas y angustiantes en el área necaxista, pero sin remate a puerta, como al 56’, cuando entre rebotes y un fuera de lugar, todo el supuesto peligro quedó en un balón parado a favor de los Rayos.

Al 59’ llegó una jugada polémica cuando Sergio Ávila entró al área por la izquierda y se topó con un choque entre carga y caballazo de un defensor. La acción lucía obstrucción en el borde del área pero el árbitro no marcó nada y por las reclamaciones, acabó amonestando a Omar Bravo.

Esa acción aceleró el juego y puso nervioso al silbante, pues no supo frenar de buena forma un aumento en los roces en tres cuartos de cancha cuando Chivas quería buscaba a los linderos del área. Vino primero una falta en la que se trabaron Báez y Galindo que el árbitro marcó como amarilla para el necaxista e inmediatamente en esa misma banda, una patada de Reyna que le costó la segunda amarilla y por ende la expulsión.

El mayor problema del juez era que no podía controlar los reclamos y su actitud acabó siendo un tanto desquiciante para los jugadores.

Chivas repitió la misma historia todo el resto del partido y aunque acabó provocando alaridos de tensión entre la multitud, nunca pudo sacar un remate claro a puerta, quedándose siempre la jugada, un pase antes de ser realmente peligroso.

Chava Reyes fue acomodando a su equipo tras la expulsión, metiendo a Juanito de la Cruz y Óscar Zea en lugar de Barbosa y Rodallega, con lo que dejó solo en punta a Castillo, que había entrado un poco antes. Los locales tuvieron el orden y la atención para romper todos los embates del Superlíder, destacando la gran actuación de los centrales, muy atentos en la marca sobre Omar Bravo y evitando quedar mal parados con la velocidad de Ávila y Santana.

Aunque los Rayos prácticamente no atacaron en la última media hora de juego, al 92’ Alejandro Castillo tuvo una opción al arrancar solo desde el medio campo, pero ya llegó sin fuerza al borde del área y disparó sin fuerza y chorreado.

ARBITRAJE

Regular de Fabián Delgado Horcasitas, quien al sentir presión acabó con una actitud un tanto provocadora con los jugadores. Queda la duda en una acción sobre Ávila en el borde del área, que al menos era obstrucción. El que si se pasó fue su Cuarto Árbitro el joven Ricardo Arellano quien se refirió de forma burlona y provocativa al técnico de Necaxa Salvador Reyes, expulsándolo de forma exagerada y luego contestándole de fea manera y con una sonrisita burlona totalmente inadecuada.

[mt][foto: M.Venegas/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×