Atlante 1 - 1 Chivas

CAMPEÓN Y SUPERLÍDER DIVIDIERON PUNTOS EN CANCÚN
 CAMPEÓN Y SUPERLÍDER DIVIDIERON PUNTOS EN CANCÚN

CAMPEÓN Y SUPERLÍDER DIVIDIERON PUNTOS EN CANCÚN

Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPOEstadio Andrés Quitana Roo, 5 de Abril de 2008

  • Mustafá abrió el marcador; Santana igualó
  • Atlante, 9 juegos sin ganar; Chivas seguirá en la punta

En un partido del que se esperaba mucho más, las Chivas anotaron a cinco minutos del final y rescataron un empate 1-1 ante el Atlante, en duelo correspondiente a la Jornada 13 del Clausura 2008.

Luego de 45 minutos donde no pasó nada, el zaguero Muñoz Mustafá abrió el marcador al minuto 57, y cuando parecía que los Potros volverían a la senda del triunfo tras ocho juegos de no hacerlo, Sergio Santana se adelantó al mismo Muñoz y marcó de cabeza el tanto de la igualada definitiva.

Con este resultado, las Chivas se mantendrán en el liderato general de la competencia con 26 puntos, mientras que los azulgranas apenas alcanzaron las 12 unidades, muy lejos de los líderes de su grupo.

EL PARTIDO

En los primeros minutos del partido más atractivo de la Jornada 13 hubo más faltas que futbol. Al arranque del juego, tanto Atlante como Chivas mostraron pocas ideas al frente, situación que derivó en mucho tránsito del balón por el medio campo.

Con una alineación renovada con respecto a la de la fecha anterior, el Rebaño intentó apoderarse del esférico y al minuto 10 generaron la jugada más peligrosa del primer lapso. Un contragolpe, que fue iniciado y terminado por Sergio Ávila, estuvo a punto de culminar en las redes atlantistas, pero Federico Vilar no se venció ante un tiro del "Gaucho" y mandó el balón a corner.

Del otro lado de la cancha se encontraba Luis Michel, quien, sin mayor apuro, pasó 45 minutos sin tener que intervenir en una sola jugada peligrosa, ya que el ataque azulgrana parecía ausente. En gran parte, el motivo de esta ausencia se debió al poco entendimiento entre Toledo y Pereyra, mediocampistas azulgranas, con Mauricio Romero, atacante que antes de este cotejo apenas sumaba 67 minutos con los Potros en este torneo.

Las imprecisiones se apoderaron del juego. Los pases importantes, los decisivos, nunca encontraron a su destinatario, y sólo unos cuantos destellos del cuadro visitante lograron quitarle la monotonía a un flojo primer tiempo.

Al comienzo de la parte complementaria, Chivas estuvo a punto de poner en acción el marcador. Fuera del área azulgrana, Omar Esparza prendió un balón como venía y la puso en la base del poste izquierdo del arco de Vilar, quien sólo alcanzó a ver cómo la pelota no entraba por escasos centímetros.

Para la segunda parte, el Atlante salió con otra actitud. El Profe Cruz exigió a sus jugadores que presionaran con mayor intensidad en el medio campo, lo que les permitió recuperar el balón más lejos de su arco. Hacia adelante, las imprecisiones no cesaban, pero al menos ya no daban tantas ventajas a los mediocampistas tapatíos.

Esta nueva postura de los Potros pronto trajo dividendos. En una jugada apretada, el árbitro dictaminó que, al querer sacarle la pelota a Pereyra, el "Maza" tocó el balón para la ubicación de Michel, quien, sin pensarlo, tomó el esférico con las manos, lo que provocó un tiro libre indirecto dentro del área rojiblanca. Desde ahí, Muñoz Mustafá fue el encargado, con un potente disparo, de superar a la nutrida barrera chiva que se encontraba sobre la línea de meta, para el 1-0.

La desconcentración de Luis Michel duró un par de minutos más y el Atlante, luego de una mala salida del arquero chiva, estuvo a punto de ampliar la ventaja, pero José María Cárdenas no tiró a tiempo, dejando ir una clara de gol.

La respuesta del Superlíder no se hizo esperar, y desde la banca Efraín Flores mandó al terreno de juego a Santana, Morales y un poco más tarde a Medina, en busca de revertir la difícil situación del Rebaño. El ingreso de estos tres hombres tardó en surtir efecto, pues el Atlante ya se había decidido por meterse atrás a defender la ventaja, dejando solo al frente al venezolano Daniel Arismendi, quien entró en lugar de un inédito Romero.

Fue en la recta final del cotejo cuando la meta del conjunto local se vio más abrumada, tanto que, al 80';, Omar Bravo quedó solo por derecha y aprovechando un trazo proveniente del otro sector del área, se estiró para conseguir el ansiado tanto del empate, pero el delantero tuvo que detener el festejo de su gol 100 con las Chivas, ya que el silbante decretó que ese tanto había sido marcado en fuera de lugar.

Al 82';, el área azulgrana sufrió un peligroso embate que se convirtió en un aviso de lo que luego pasaría. Tras un gran pase del "Maza" Rodríguez, Ramón Morales llegó hasta línea de fondo, desde donde sacó un centro retrasado para Santana, pero el delantero abanicó con la zurda y el rebote cayó en los pies de Bravo, quien tiró de media vuelta al pecho de un defensor potro. Minutos más tarde, al 85';, las modificaciones hechas por el estratega Flores se encargaron de igualar el partido. Por derecha, Alberto Medina se acercó al área local, desde donde sacó un centro medido para Santana, quien se elevó más que su marcador -Muñoz Mustafá- y de cabeza la mandó al fondo de las redes azulgranas para el 1-1 definitivo.

Los minutos finales del encuentro se llenaron de intensidad, pero nada más ocurrió en este duelo en Cancún.

ARBITRAJE

Regular de Manuel Glower. El slibante inició y terminó el encuentro midiendo con la misma vara. Siempre que amonestó a algún jugador lo hizo correctamente. En las dos jugadas más relevantes del juego decidió bien una, dándole al Atlante un tiro libre indirecto que poco después se convertiría en el gol azulgrana, pero en la otra se equivocó, ya que anuló un gol legítimo de Omar Bravo.

[mt][Foto: J. Reyes/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×